Lucía Bosé

Las anécdotas más asombrosas de Lucía Bosé

La madre de Miguel Bosé, Paola Dominguín y Lucía Dominguín ha fallecido a los 89 años

por hola.com

Lucía Bosé nos ha dicho adiós a los 89 años. La matriarca del clan Bosé, que junto a Luis Miguel Dominguín, formó una de las sagas artísticas más importantes de nuestro país, siempre será recordada por su legado y por su fabulosa trayectoria personal y artística. Ahijada de Visconti, musa de Antonioni, Buñuel y De Santis; amiga de Picasso; diva del cine, poeta y pintora, Lucía Bosé fue una mujer adelantada a su tiempo. Su personalidad y carácter fueron demasiado modernos para la España de la posguerra. Característica siempre fue su melena azul y contaba orgullosa que fue su nieta Bimba Bosé quién le dijo que era el color que mejor le quedaba.  

VER GALERÍA

Nació en 1931 en Milán, empezó a trabajar como dependienta en una pastelería y de ahí dio el salto a la moda llegando a ser Miss Italia, un título que le abrió las puertas al mundo del cine en el que tantos éxitos ha cosechado. Además de la popularidad que tenía intrínseca al ser musa de Juan Antonio Bardem, Fellini o Buñuel, su vida personal pronto pasó al foco mediático gracias a su matrimonio con el torero Luis Miguel Dominguín. Juntos formaron una de las sagas artísticas más importantes de nuestro país y tuvieron tres hijos, Miguel Bosé, Paola Dominguín y Lucía Dominguín.

La actriz fue protagonista de una vida fascinante de la que se decidió hablar en primera persona en sus memorias,  Fragmentos de Lucia Bosé. Un libro a través del cual hace un viaje en el tiempo y cuenta todos los secretos de su matrimonio con Luis Miguel Dominguín, desvela cómo era su relación con Francisco Franco o la duquesa de Alba y habló del momento más duro que atravesó en lo personal: la pérdida de un cuarto hijo cuando el bebé tenía tan solo un mes de vida.

-Fallece Lucía Bosé a los 89 años

-El mensaje de despedida de Miguel Bosé desde México a su madre fallecida

-Lucía Bosé, matriarca de una gran saga de artistas

VER GALERÍA

El plantón a Franco y su primera comida con la Duquesa de Alba

Cuando conoció a Luis Miguel Dominguín "me pareció ese tipo de hombre fanfarrón, uno de los que siempre andan con capa y sombrero para impresionar. En resumen, un prepotente", aunque con el tiempo reconoce que se enamoró del torero al descubrir su lado más tierno. Nada más contraer matrimonio se le impuso una disciplina a la que poco o nada estaba acostumbrada. No podía llevar pantalones, se eligió a su peluquero y ni siquiera podía conducir un automóvil en la ciudad porque los españoles de la época lo habrían visto mal. "Para ser honesta, debo decir que todas estas limitaciones, al principio, las llevé mal. Y era normal porque yo, en Italia, había sido independiente desde los dieciocho años”, revela en una parte de su libro.

De ella se recuerdan muchas anécdotas como el día que casi da plantón a Francisco Franco. Ella no quería levantarse antes de las siete y media para presentarse frente a él, y pensó que su ausencia entre esa pequeña multitud no se notaría. En cambio, Franco se dio cuenta de inmediato y pidió que la misa no empezara hasta que no llegara Lucía. "Dominguín, avergonzado, entró como un cohete en nuestra habitación, me sacó fuera de la cama en camisón, me puso un abrigo y me llevó a la capilla a empujones”, recuerda la actriz. "Perdóneme, general ...", dijo el torero mientras todos miraban a la actriz. "Luego, durante la misa, de vez en cuando hacía palidecer al torero, abriéndome el abrigo deliberadamente para que se viera que iba en camisón", contaba con gracia.

VER GALERÍA

Nunca olvidó el primer almuerzo con la duquesa de Alba, porque cuando terminó de comer la paella, doña Cayetana preguntó en voz alta: "Y ahora, ¿qué hago con el plato?" Y todos, en coro, respondieron: "Tienes que llevarlo a la cocina". "Se levantó, llevó su plato a la cocina y de allí regresó con otro limpio para tomar la ensalada. Todos estábamos sorprendidos. La duquesa de Alba, acostumbrada a ser servida, se preparó la comida como todos nosotros", recordaba divertida la madre de Miguel Bosé. Y como estas un sinfín de anécdotas de la gran diva italiana, musa de Picasso, cuya vida merece ser contada.

Loading the player...

El motivo por el que Lucía Bosé tenía el pelo azul

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie