portada-amanda

Después de romper su compromiso, Amanda Bynes está embarazada de su primer hijo

Ha sido su exprometido el que lo ha anunciado con una publicación de una ecografía

por Gtresonline

Amanda Bynes era una de las grandes estrellas emergentes de los 2000. La joven estadounidense, bajo la tutela de la compañía Disney, protagonizó cintas juveniles como Ella es el chico o Lo que una chica quiere. Cuando su estela parecía inagotable, malas decisiones en su vida la llevaron a una espiral autodestructiva de abusos de sustancias y problemas de salud mental. Ella misma dejó claro al inicio del 2020 que llevaba un año limpia, junto a la ayuda y la compañía de su novio, Paul Michael. A esta buena noticia le siguió el anuncio de su compromiso, pero el pasado 10 de marzo parecía que todo se truncaba entre ellos, cuando la exactriz borraba todas las imágenes con su pareja, poniendo fin a una futura boda. Una semana más tarde, todo da un giro de 180º, ya que Michael ha compartido con sus seguidores una emotiva publicación con una captura de pantalla donde se veía una ecografía con el nombre de Bynes. 

VER GALERÍA

"Bebé haciéndose", escribió el joven junto a la imagen que horas después ha eliminado de su perfil. Por su parte, Amanda Bynes no se ha pronunciado al respecto de esta maternidad. Sería el primer hijo de la joven, que a sus 33 años ha pasado la mitad de su vida en un infierno a consecuencia de sus adicciones. Su relación con Paul Michael también ha tenido una serie de altibajos que acabaron en la cancelación de su compromiso, aunque él publicara hace siete días una imagen de ambos acompañando al texto "mi amor", donde se veían sus manos entrelazadas con sus respectivos anillos de compromiso. 

Pese a sus éxitos, en el 2010 Amanda Bynes decidió dejar de lado de la interpretación. Ya eran varios los años que había convivido con las adicciones, lo que le llevó a ser detenida en numerosas ocasiones por consumo o posesión. "Sé que 24 años es una edad muy joven para retirarse, pero tienen la primicia, me he retirado. Ser actriz no es tan divertido como parece. Si ya no amo algo, lo dejo de hacer. Ya no amo actuar, por eso he dejado de hacerlo", aseguró en su despedida. 

VER GALERÍA

Junto a esta nueva vida, siguieron años de infierno. Ella misma aseguró que hasta el 2019 había seguido ligada a los malos hábitos. Todo ello unido a un cambio físico evidente. Nada queda del rostro angelical de la chica Disney. Teñida de morena y con un extravagante tatuaje en su mejilla izquierda, donde tiene dibujado un corazón. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie