rosa

Rosa López, ‘feliz’ con su nueva vida

La cantante está a punto de lanzar su octavo álbum mientras graba los episodios de su nuevo docu-reality

por Gtresonline

Con una vida llena de nuevos proyectos, Rosa López recupera poco a poco la ilusión. Así puede verse a la ganadora de la primera edición de Operación Triunfo en las redes sociales: feliz. A un mes de que su octavo álbum de estudio, Kairós, vea la luz, Rosa no puede evitar contener la emoción con la que está viviendo la grabación de su nuevo proyecto. Un docu-reality que podría empezar a emitirse en los próximos meses en el canal de televisión Ten, bajo el nombre de Soy Rosa.

En él, López abre las puertas de su vida como nunca antes lo había hecho. Sus días en el estudio, sus rutinas de entrenamiento, la alimentación que lleva, la relación que tiene con su perrita Lola, con los medios de comunicación… La cantante, que mañana 1 de junio estrenará en exclusiva para la cadena del Grupo Secuoya el videoclip de su single Ahora pienso en mí, “empieza de cero” en este nuevo plano de su vida en el que demuestra una vez más, que la suya, es toda una “historia de superación”.  

Cuando terminó la primera edición de Operación Triunfo hace 15 años, Rosa López no solo consiguió llevarse a casa el primer premio del concurso y la posibilidad de alcanzar la gloria en Eurovisión, sino también el cariño de todo un país que, durante meses, vio cómo una joven de 19 años y orígenes humildes sacaba lo mejor de sí misma y estaba dispuesta a compartir con el mundo el enorme talento que escondía su voz.

Aquella niña que consiguió ganar con sus canciones siete discos de platino y cuatro discos de oro, que soñaba en convertirse en una cantante de soul "negra”, fue poco a poco apagándose hasta llegar al punto de plantearse abandonar la música: “No era feliz”. La muerte de su padre fue un duro golpe para la cantante, que llegó incluso a plantearse abandonar su sueño. Sin embargo, tal y como confesaba en el programa de Bertín Osborne, Mi casa es la tuya, decidió seguir adelante por él. “Mi padre luchó tanto por mí que no me perdonaba pensar en abandonar”, explicaba durante la entrevista.

Quedar finalista en Tu cara me suena ayudó a Rosa a recuperar la ilusión. “El programa me ha ayudado y me ha hecho crecer muchísimo, tanto a nivel profesional como personal”, explicaba hace unos meses.

El éxito que está teniendo el primer single de su nuevo disco, sumado a la ilusión con la que Rosa está grabando el documental, ha conseguido que la artista recupere la alegría por la música y vuelva a ser aquella joven que enamoró a toda una generación en el ‘talent show’ de Televisión Española.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie