Príncipe Harry y Meghan Markle

'The me you can't see: A path forward'

El príncipe Harry y Zak, el hijo de Robin Williams, unidos por una traumática experiencia

Han charlado sobre el duelo en un episodio adicional de la serie documental junto con Oprah Winfrey y Glenn Close

por Raquel Barahona

El príncipe Harry y Oprah Winfrey han vuelto a unirse para el nuevo episodio adicional de la serie documental sobre salud mental en la que ellos, y otros rostros mundialmente conocidos, participaron para dar su testimonio acerca de los problemas psicológicos. Este viernes se emitía The me you can't see: A path forward (Lo que no puedes ver de mí: El camino a seguir), en el que el duque de Sussex y la presentadora hicieron un balance sobre su programa y la importancia de ver más allá y establecer la ruta correcta para seguir mejorando y dando visibilidad a la salud mental. En formato de videoconferencia, se reunieron con distintos artistas del mundo de la interpretación para seguir adentrándose en sus historias personales. Glenn Close o Zachary Williams (37) han sido alguno de los invitados a esta charla de orientación para encontrar el bienestar. Este último, más conocido como Zak, es hijo del actor Robin Williams y tuvo una conexión conmovedora con el príncipe Harry.

VER GALERÍA

- El príncipe Harry considera que la historia de su madre se estaba repitiendo con Meghan

Aunque pueden parecer personas muy distintas, ambos están unidos por un fuerte sentimiento: el duelo. Tanto Harry como Zak vivieron la traumática experiencia de perder a un progenitor. El actor estadounidense, Robin Williams, ganador de un Óscar y cinco Globos de Oro, se quitó la vida en 2014 después de sufrir una depresión y demencia. Por aquel entonces, su hijo Zak tenía 31 años y sufrió las duras consecuencias de la muerte de un ser tan querido, tal y como él reconocía ante la pregunta del príncipe Harry. "Fue muy difícil separar el proceso inicial del duelo en privado al de compartirlo con el público, tanto estadounidense como con el resto del mundo", confesaba a lo que añadía que el hecho de que la muerte de su padre fuera una gran conmoción a nivel mundial, todavía fue más duro para él. "Fue un desafío. Estuve muy desequilibrado emocionalmente y me sentí vulnerable y expuesto cuando todavía no estaba preparado para sentirme así", explicaba a Harry, Oprah y al resto de invitados a la conversación

Fue un año y medio después del suicidio de su padre cuando Zak se dio cuenta de que había gestionado mal el proceso del duelo. "No reconocí que necesitaba llorar en privado", reconocía, aunque ser capaz de detectar el problema es lo más importante para seguir adelante y él, tiempo más tarde, asumió que no debía actuar de la misma manera en público que en su entorno más íntimo. Esto fue exactamente lo que vivió el príncipe Harry cuando su madre, la princesa Diana, falleció en 1997 de manera repentina al sufrir un grave accidente de coche. Con tan solo 12 años tuvo que asumir esa traumática experiencia siendo, además, miembro de la familia real inglesa, lo que le exigía mostrarse de una determinada manera.

"Tenemos mucha experiencia compartida cuando hablas de este tema. Cuando ves a tanta gente en todo el mundo llorando por alguien sientes que conocen a esa persona mejor que tú, por lo que no puedes llorar por ti mismo", confesaba el Príncipe. "¿Cómo pueden mostrar más, cómo lloran más por alguien que es mi madre y yo no puedo hacerlo?", finalizaba. Fue precisamente en su serie junto a Oprah, The me you can't see, donde habló sobre la dificultad que vivió para expresar sus sentimientos y liberarse de la culpa y el peso del duelo porque "le ponía triste"

VER GALERÍA

- El durísimo reproche del príncipe Harry a su padre: 'Que hayas sufrido no significa que tus hijos tengan que sufrir'

Pero la dolorosa pérdida de sus padres no es lo único que une a Zachary y a Harry; ambos están totalmente involucrados en las causas sobre salud mental, motivo por el cual han coincidido en este documental. De hecho, Zak ha tenido numerosos gestos hacia su padre desde que este falleciera inesperadamente. El pasado 10 de octubre de 2020 contrajo matrimonio con Olivia June y lo hacía en una fecha que coincidía con el Día Mundial de la Salud Mental, después de que una profunda depresión causada por demencia con cuerpos de Lewy, una enfermedad degenerativa, llevara al protagonista de El indomable Will Hunting a quitarse la vida. "Me automedicaba hasta el punto de no querer sentir nada, pero descubrí que la experiencia más curativa para mí fue comprometerme para trabajar en las causas de la salud mental”, confesaba en una entrevista para 18percent. Lo mismo que también ayudó al príncipe Harry a superar los problemas derivados de la muerte de su madre.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie