máxima entrevista

Con motivo de su 50 cumpleaños

La reina Máxima, en su entrevista más reveladora: de la muerte de su hermana a las polémicas que la han rodeado

La consorte ha abierto las puertas de su Palacio en La Haya para confesar detalles sobre su vida privada y aclarar las controversias que empañaron su reinado

por Raquel Barahona

La reina Máxima de los Países Bajos ha celebrado este lunes 17 de mayo su 50 cumpleaños acompañada por su familia y en un momento delicado para la Corona holandesa, ya que su imagen pública se ha visto levemente deteriorada. Con motivo de su aniversario, la esposa del rey Guillermo Alejandro, concedió anoche una entrevista televisiva inédita retransmitida en el canal nacional NPO 1 y que fue seguida por más de 3,2 millones de espectadores, convirtiéndose en el programa más visto de la noche. El escenario escogido fue su despacho en el Palacio Huis ten Bosch, residencia oficial del monarca y su familia en La Haya. En una sala con grandes ventanales al jardín y sentados alrededor de una mesa redonda, la argentina compartió una reveladora conversación con el periodista y presentador de televisión Matthijs van Nieuwkerk. A lo largo de la entrevista, la reina Máxima trató diversos temas sobre su vida privada como la pérdida inesperada de su hermana pequeña Inés, la relación con sus hijas y su futuro papel en la monarquía holandesa, su matrimonio con el monarca y la polémica generada por algunas controvertidas actividades de la Familia Real.

VER GALERÍA

Su gran pérdida

El 7 de junio de 2018 es un día que Máxima nunca podrá olvidar ya que la vida le atestó uno de los golpes más duros. Su hermana pequeña, Inés Zorreguieta, fue encontrada sin vida en su apartamento de Buenos Aires a la edad de 33 años. Según informaron las autoridades policiales, la muerte de la joven respondía a un suicidio que dejaba a sus padres, a sus dos hermanas y al resto de la familia destrozados. La reina Máxima tenía predilección por Inés por lo que su pérdida inesperada fue uno de los momentos más dolorosos para ella. En la entrevista del lunes reconoció que en ocasiones se ha preguntado si podría haber hecho algo más para ayudar a su hermana pequeña. "Intentamos guiarla lo mejor que pudimos, pero la realidad es que no somos profesionales", explicaba, dando a entender el gran esfuerzo que hizo su familia.

VER GALERÍA

- La reina Máxima cumple medio siglo: cincuenta apuntes y curiosidades para una vida extraordinaria

"No estuvo bien los siete u ocho últimos años de su vida, pero no sabíamos cómo ayudarla. Padecía una depresión y un trastorno de la personalidad, y creyó que era la única salida, cuando tenía tanto talento y no podía verlo", confesaba. Después de vivir esta trágica experiencia familiar, la Reina está muy concienciada sobre la importancia de detectar y tratar cualquier problema de salud mental a tiempo. "Cuando alguien se suicida, no solo hay tristeza y frustación, sino también miedo y vergüenza. Hay todo tipo de cosas involucradas por lo que es un poco más complicado que una muerte normal", indicó a lo que añadió que "todavía hay mucho por hacer" para ayudar a la gente que se encuentra en un momento tan complicado. Aun así, Máxima ahora es capaz de recordar a su hermana con una sonrisa aunque reconoce que para eso hicieron falta "algunos años". 

El futuro de la Corona

Debido a la creciente popularidad que están teniendo sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane, la reina Máxima aprovechó su entrevista con Matthijs van Nieuwkerk para explicar algunos detalles de su relación y de sus planes futuros. Amalia (17), la mayor de las hermanas y la futura heredera al trono, es la más semejante a su madre en cuanto a estilo y actitud en los actos públicos. Por ello, la consorte no tiene dudas respecto al papel que ejercerá en un futuro en la Corona holandesa: "Creo que puede manejarlo muy bien". La Princesa se encuentra ante un reto muy importante que conlleva algunos esfuerzos, pero su madre, muy orgullosa, reconoce que "lo está haciendo muy bien y es muy responsable". "Estoy segura de que encontrará su camino y despertará pasiones", confesaba en relación al rol de Amalia como futura Reina de la nación que, a pesar de los desafíos que puedan aparecer, asume que se está preparando para dar lo mejor al servicio de la monarquía. Aun así, Máxima no tiene prisa y no quiere correr, quiere disfrutar de la juventud de su hija mayor. "No la veo como una futura Reina, todavía la veo como mi bebé", decía en un tono melancólico.  

VER GALERÍA

Las dispares personalidades de sus hijas

 Respecto a Alexia (15), la mediana de las tres, se dio a conocer la noticia de que seguiría los pasos de la princesa Leonor y escogía el UWc Atlantic College de Gales, en Reino Unido, para realizar sus estudios de bachillerato. Su marcha de dos años de Palacio supone un gran salto en su formación académica y personal que ha estado siempre apoyada por sus padres. Ante la pregunta del presentador sobre cuáles habrían sido los motivos de que la joven decidiera abandonar su hogar, Máxima lo tenía claro. "Tiene esa curiosidad y quiere decubrir cosas nuevas y conocer gente", declaraba a lo que añadía que también es seguro que Alexia volverá después de su paso por gales a Holanda para seguir estudiando en su país natal.

- ¡Cómo han crecido! Los 'miniroyals' se hacen mayores

También tuvo palabras de cariño y admiración hacia su hija pequeña, Ariane (14) de la que resaltó que "es increíblemente dulce, es etérea, muy femenina y, al mismo tiempo, muy poderosa". En su charla televisiva afirmó que "le está yendo muy bien en la escuela" y que sigue asombrada por la "cantidad increíble de talentos" que tiene la joven. Ariane es la que presenta una actitud más tímida en los actos públicos y es que, las tres hermanas, tienes personalidades muy distintas entre ellas a pesar de llevarse muy poca diferencia de edad. "Es increíble ver cómo tres hijas nacidas en 3 años y medio pueden ser tan diferentes", reconocía Máxima a lo que añadía que tanto ella como su esposo, el rey Guillermo Alejandro, se esfuerzan a diario por educarlas y que se conviertan en "mujeres fuertes". "Se aprende de los errores, pero al mismo tiempo tenemos que darles cierta seguridad para que esos errores no sean demasiado grandes", reflexionaba a lo que añadía que "ese equilibrio es muy importante". 

VER GALERÍA

Los desaciertos de la Familia Real

Uno de los temas más controvertidos que se esperaba que saliera a la luz a lo largo de la entrevista del lunes fue el de las polémicas vacaciones del año pasado de la Familia Real holandesa en Grecia, saltándose las recomendaciones de no viajar fuera de los Países Bajos. Máxima calificó su viaje de "error de juicio que pareció poco solidario" a lo que añadía que los desplazamientos en ese momento todavía estaban permitidos y que su intención era seguir trabajando para la nación desde la villa familiar de Kranidi, en el Peloponeso. "Me duele en el corazón", confesaba Máxima abiertamente al ser consciente de cuánto significó ese viaje para su pueblo. A pesar de que regresaron a los pocos días después de una oleada de críticas y pidieron perdón a través de un vídeo, el tema sigue siendo un gran problema para la monarquía, por el cual perdieron parte de la admiración de su pueblo. 

Aunque la Reina ha asumido en la entrevista que no suele centrarse en los datos sobre su popularidad, ha querido también dar explicaciones sobre el debate público que se dio cuando la Familia Real adquirió en plena crisis sanitaria un yate de lujo cuyo coste ascendió a los dos millones de euros. Máxima asumió que, aunque su labor como Reyes trasciende y todo "es visto y comentado", la compra de la embarcación no debería infravalorar el trabajo y el servicio de su esposo, Guillermo Alejandro con los Países Bajos. "El Rey lo deseaba de veras y creo que se lo merecía", confesaba Máxima finalizando sus declaraciones al respecto.

VER GALERÍA

- Hace justo dos años, Máxima y sus hijas conquistaron Sevilla con trajes de flamenca

El rey Guillermo Alejandro, un vínculo extraordinario

Es precisamente su relación con el monarca con lo que la Reina finalizó su conversación con el periodista Matthijs van Nieuwkerk. En febrero de 2002 contrajeron matrimonio y desde entonces se han mostrado unidos, cómplices y felices con la vida conyugal, su reinado y su papel como padres. Tanto es así que Máxima lo define como su "ancla" y aseguró que, actualmente, se encuentran en un gran momento en el que disfrutan mucho junto a sus hijas. "Me mantiene alerta y me empuja para que haga mi trabajo. Pero al mismo tiempo me abraza. Creo que esa combinación es fantástica", explicaba con una amplia sonrisa en su rostro. De hecho, quiso remarcar que el rey Guillermo Alejandro es "muy buen padre" y que su gran sentido del humor hace muy fácil la resolución de ciertos problemas. 

Antes de que se conocieran en 1999 en la Feria de Sevilla, la reina Máxima ha reconocido que tenía serias dudas sobre si encontraría el amor y que no esperaba casarse. "Fue muy difícil para mí conocer a una persona que estuviera tan enamorada como yo", reconocía la argentina a lo que añadía la divertida anécdota en que una amiga suya le echó las cartas del tarot y le confesó que "conocería a un hombre muy especial". Y así fue, a pesar de que en su primer encuentro en territorio español pensó que se trataba de un paparazzi por la forma en la que la miraba y de que para ella el trabajo y las aficiones eran lo más importante en ese entonces, el rey Guillermo Alejandro sigue siendo su máximo apoyo y su fuerza después de 19 años de matrimonio.

Loading the player...

Haz click para ver ‘El Armario de Máxima de Holanda’, un formato que desglosa al detalle las claves de su estilo actual y a lo largo de los años. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie