Máxima de Holanda con sus hijas

Sus hermanas cuentan además cómo viven la crisis del coronavirus

Amalia, hija de Máxima y Guillermo de Holanda, revela sus planes de futuro

La heredera al trono, de 17 años, está a punto de hacer los exámenes finales que pondrán fin a su etapa escolar

por M. J. Somoza

Esta misma semana, durante la celebración del Día del Rey, se pudo comprobar una vez más el gran cambio que han dado Amalia, Alexia y Ariane, las hijas de los reyes Máxima y Guillermo de Holanda. No se prodigan en demasiados eventos públicos, pero en esta ocasión tan significativa acompañaron a sus padres en la celebración de las iniciativas que marcaron el 54 aniversario del Monarca. Ya adolescentes, demostraron que tienen un estilo propio y personal que las acerca a la elegancia y carisma de su madre, una espontaneidad y naturalidad que, a juzgar por sus gestos durante algunos juegos que se emitieron de manera virtual, también han heredado. Ha sido además en esta jornada en la que las tres han conversado con la prensa, como informa HLN, para contar algunos de sus planes de futuro y explicar cómo están viviendo la situación de emergencia sanitaria generada por la pandemia.

Así es Alexia de Holanda, la 'princesa rebelde' que compartirá internado con Leonor

¿Tras los pasos de Elisabeth de Bélgica? La carta que podría cambiar el futuro de Amalia de Holanda

VER GALERÍA

La Heredera, Amalia, tiene ya 17 años y empieza a plantearse lo que quiere hacer en su futuro más inmediato, aunque por ahora está centrada en los exámenes con los que finalizará su formación académica. La pena es que las pruebas comienzan el 17 de mayo, día del cumpleaños de su madre. “Casi como si lo hubieran planeado a propósito. Es una pena porque antes o después no podré participar en las festividades que habrá. Lo celebraremos más tarde”. Tiene claro que una vez que termine sus estudios, quiere seguir aprendiendo aunque antes se tomará un tiempo de descanso en el que todavía no está muy definido lo que quiere hacer. “Viajar un poco por el mundo, hacer cosas que quizás no pueda hacer en veinte años. Por ejemplo, las prácticas que se llevan a cabo en empresas muy interesantes, pero aún no está claro”. Su madre apunta en este sentido que dependerá de cómo esté la situación sanitaria.

VER GALERÍA

El caso de su hermana Alexia, de 15 años, es distinto pues su futuro no está predestinado hacia el trono. “Por supuesto que tengo la libertad de elegir en lo que quiero convertirme cuando sea mayor. No lo sé todavía, pero me gusta que pueda hacer algo que se adapte a mis propios intereses” apuntó. Alexia estudiará el próximo curso en el mismo internado galés al que asistirá la princesa Leonor. Las tres, también Ariane, de 14 años, explicaron que la situación actual les impide hacer muchas cosas que echan de menos. “Disfruto de los amigos que me rodean, aunque a veces es difícil debido a la crisis del coronavirus” dice Alexia. “Cosas de las que realmente no te dabas cuenta antes del coronavirus de lo divertidas que eran. Ir de compras, sentarse en una terraza... " explica.

¿Cómo llevan la crisis del coronavirus?

Su hermana Ariane añade: “Al principio pensé: bueno, no iré al colegio por un tiempo. Después de eso echas de menos a la gente, es una lástima que no puedas ir al cine y encontrarte con alguien”. Las hijas de los Reyes participaron en un recorrido virtual por el circuito de Zandvoort, donde Amalia demostró su habilidad al volante -ganó la carrera-. “Tuve una lección de conducción. Las demás han sido canceladas”, dijo la princesa.

Loading the player...

Su personalidad, sus aficiones... Así es Amalia de Holanda que cumple 17 años

Los profesores aseguran que Amalia es una estudiante muy aplicada y tiene una buenísima relación con sus compañeros de clase. A la joven princesa le encanta la moda, pasión que comparte con sus hermanas Alexia y Ariane y ha recibido ya una comunicación en la que se le informa que está registrada para el servicio militar, como todas las chicas del país nacidas en 2003. No todo han sido cosas positivas sin embargo en su vida, pues ha sufrido de cerca lo que supone ser acosada. Su acosador, Wouter G., un hombre de 32 años y un pasado como militar que había desarrollado una obsesión por la Familia Real y en particular por la princesa heredera, ingresó el pasado año en la cárcel tras ser condenado a tres meses de prisión incondicional y tratamiento psiquiátrico obligatorio de hasta cuatro años por las amenazas que lanzó a la princesa heredera a través de las redes sociales.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie