Vestido de novia sostenible de Laura Escribano

Sigue los consejos de ¡HOLA! Novias para ser una novia sostenible con mucho estilo

Los mejores trucos de las expertas sobre la tendencia del momento

por Estrella Albendea

Es un hecho: las nuevas generaciones buscan inspiración y propuestas entre la moda nupcial más sostenible. Cada vez son más las prometidas que tienen como referencia a los ateliers que comparten esta filosofía por el cuidado del medio ambiente. Así nos lo confirman diseñadoras como Laura Escribano, que han hecho de lo ecológico parte de su propuesta de valores: “la demanda ha crecido a raíz de la pandemia. La pandemia mundial ha provocado un cambio significativo de mentalidad en este aspecto. Como consecuencia, tenemos mayor conciencia medioambiental y también es cierto que las generaciones más jóvenes que se van casando llegan con esos ideales o valores muchísimo más intrínsecos”.

- Seis looks de novia sostenibles que te encantarán, sea cual sea tu estilo

Con ella coincide Isabel Zapardiez, la firma de referencia que explica que desde diferentes sensibilidades llegan peticiones de sus novias, como una apuesta por lo local. “Cada vez es más frecuente que nos pregunten por el origen de los tejidos, se seleccionen determinados materiales y se quieran asegurar de que lo confeccionamos todo localmente, aunque al ser un taller artesano lo dan por su puesto. Lo que sí se ha generalizado mucho es buscar el aprovechamiento del vestido de novia, dándole un nuevo contenido: no como prenda de un solo uso, sino reutilizable en la vida cotidiana”, confirma.

Pilares fundamentales para las novias ‘eco’

Distinguir el latido de la tendencia del momento y entender que no se trata de algo pasajero, sino de una solicitud de vital importancia para numerosas prometidas es deber de las firmas del sector nupcial. Indica Laura Escribano que en un futuro próximo serán tres los pilares imprescindibles para esas novias con filosofía ‘eco’. “Reutilizar el vestido después de la boda. En este sentido tengo muchas novias, casi el 50% de las clientas, que preguntan por este servicio de transformación después de la boda. El llamado Restyling Vintage. Es decir, reutilizar vestidos de las madres o abuelas. Está teniendo gran éxito en el atelier. Es una recuperación textil sin necesidad de volver a emplear nuevos materiales, damos una vuelta a esas prendas con mucha creatividad y artesanía de patronaje y confección. Y por último, trabajar con tejido recuperado basado en tejido antiguo de calidad”, defiende.

- 'Green deco', todo sobre la tendencia sostenible que promete arrasar en las bodas

Estos conceptos se entienden como relevantes porque, tal y como recuerda la wedding planner Marta Cubero, de Nature Elements Eco Wedding Planner, el look nupcial es de los menos sostenibles del armario. “Sucede por las cantidades de recursos que se invierten en el vestido de un solo día. El mercado nupcial de vestidos de novias está experimentando este cambio hacia sus orígenes, el slow fashion. La oferta de marcas de vestidos de novia sostenibles está in crescendo”, explica.

Paso a paso de las expertas 

Precisamente porque son cada vez más las opciones disponibles en el mercado, es importante distinguir todo aquello que debe tener en cuenta una novia sostenible. La producción local y las condiciones de quienes fabrican esas prendas es imprescindible, pero hay otros factores que cuentan, apuntan desde Isabel Zapardiez: “el tipo de tejido, el tipo de confección para que las prendas sean duraderas… Entrando en el look en sí, en estos casos seleccionamos todos tejidos y los materiales idóneas; hemos realizado confecciones íntegramente en algodones ecológicos —también en el forro interior— y, por ejemplo, botones de madera, en looks sostenibles y espectaculares”. 

- Organiza tu boda sostenible con nuestra guía ilustrada y los consejos de las expertas

Para Laura Escribano, las prometidas también tienen el deber de investigar a fondo la filosofía de las empresas, para saber qué se está favoreciendo exactamente. “Con esto, la novia está eligiendo, potenciando e incluso apoyando a una empresa que está creando esos valores y al unirse como novia, hace que crezca y sea más fuerte”, sostiene. 

En esta línea se encuentra el consejo de Marta Cubero, que apuesta por un look analizado al completo, desde los complementos, que deben ser de origen local y artesano, hasta el maquillaje vegano. “Siendo la industria de la moda una de las más contaminantes del planeta, la opción más sostenible para tu vestido de novia es lucir un vestido que haya sido donado a proyectos, como el de bridesdogood o comprar uno de segunda mano”, indica. Apuesta, además, por la utilización de partes del vestido nupcial de algún familiar para crear una nueva versión. “Una novia sostenible y ética se fijará en escoger un maquillaje vegano y cruelty free. Un cosmético vegano es un producto que no contiene ingredientes de origen animal ni derivados. Un cosmético cruelty free es un producto que no ha sido probado en animales”, manifiesta.

- 11 firmas sostenibles que toda invitada perfecta debe conocer (y probar)

Diseño sostenible

Dar forma a piezas dentro del marco del diseño sostenible supone incorporar al ADN de la firma todos esos valores ‘eco’. Así lo cree Isabel Zapardiez: “El grueso de nuestra actividad es a escala local. Hacemos una selección de tejidos de empresas acordes a nuestra filosofía, buscamos el aprovechamiento de los materiales, la duración de las prendas… apostamos por este camino, pero hay tantas implicaciones a tener en cuenta, porque para ser 100% sostenibles todos debemos evolucionar”.

- Anillos de compromiso sostenibles o cómo decir 'sí, quiero' cuidando del planeta

En esa línea de creación responsable, Marta Cubero confía en la economía circular, porque recurre a materiales ecológicos y a prácticas más estudiadas. “Estas firmas trabajan bajo demanda de sus clientas, evitan generar stock innecesario de distintos modelos y utilizan restos textiles para producir nuevos tejidos y así limitar los desechos”, apunta. A ello Laura Escribano suma la ventaja de trabajar en Madrid, donde se producen sus creaciones, lo cual favorece el enriquecimiento local; el hecho de trabajar bajo criterios laborales justos y, además: “Intentamos que todo el tejido sea de una manufactura europea con un control de calidad y exigimos que nuestros proveedores certifiquen que están trabajando en unas buenas condiciones. No trabajamos nunca con tejidos con tinciones o coloraciones que sean muy agresivas. El tinte es de lo más agresivo en la industria textil”.

El último de los grandes consejos de las expertas no es otro que evitar el consumo más acelerado e innecesario. “Buscar diseños y complementos versátiles, diferentes e innovadores que no les limiten únicamente al día de su boda. Lo ideal es que sea un diseño con el que puedan plantearse diferentes versiones de un mismo vestido”, recomienda Marta. Y tener, así, dos looks sostenibles en uno.

- De las joyas al catering: todo lo que necesitas para organizar una boda sostenible

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie