Charlene

Charlene eclipsa con un look sin precedentes en la gran noche de Mónaco

La princesa de Mónaco se saltó las normas de etiqueta apostando por un elegante conjunto de inspiración masculina

por Mara Mariño

Además de los actos en el patio del Palacio de los Príncipes que tuvieron lugar el miércoles por la tarde, el plato fuerte del Día Nacional de Mónaco, que tiene lugar el 19 de noviembre, sería la gala. La velada es la cita más esperada para los seguidores de la realeza monegasca, ya que los miembros de la familia aprovechan para sacar sus mejores vestidos de fiesta, lo que se traduce en una noche de glamour. Y aunque normalmente los diseños largos son los que se llevan todas las miradas, en esta ocasión, una de las royals ha eclipsado al resto de invitadas con su elección más sorprendente. Si para las citas de este estilo, donde la etiqueta es la más elegante, se suele esperar que en el look no falte un modelo hasta los pies, Charlene de Mónaco le ha llevado la contraria a las normas de estilo, apostando por un esmoquin.

El look que eligió la Princesa no es otro que el que suelen llevar los hombres a este tipo de ceremonias, tal y como se pudo comprobar a su llegada. Sin embargo, al tratarse de una gala real, las normas de vestimenta dictan que los invitados deben llevar uniforme, el conjunto que escogió su marido, Alberto de Mónaco -quien horas antes, se vistió a juego con uno de sus mellizos, el pequeño Jacques-. Para la fiesta nocturna, Charlene hizo su apuesta más arriesgada con un esmoquin negro con las solapas satinadas. Por debajo, una minimalista camisa blanca de cuello italiano. Y, como toque final, unos stilettos negros remataron la mezcla, haciendo juego con una cartera de mano.

No faltó en su estilismo el guiño a Mónaco, ya que era el país el homenajeado de la gala, por lo que Charlene añadió una banda con los colores de la bandera, el elemento que le sumaba puntos de impacto a su estilismo. Y ya que era el rojo del ceremonial complemento el que aportaba el toque de vitalidad, la princesa de Mónaco añadió joyas -una pulsera y unos pendientes XL- que mantuvieran el espíritu del día nacional con piedras preciosas rojizas y transparentes. Hasta en su beauty look se vio reflejado el día del Principado, ya que se decantó por una tonalidad escarlata para su pintalabios. Un maquillaje que llamaba especialmente la atención gracias al peinado recogido.

Haz click para ver el documental de Charlene de Mónaco, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie