‘Living’ como... Alejandra de Rojas

‘La belleza de las cosas reside en la sencillez con la que las observamos’

HOLIVING 28 Living como Alejandra de Rojas

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Mi mesa del mes, inspiración portuguesa

Siento un vínculo especial con Portugal porque toda mi familia materna tiene sus raíces en el país luso. Recuerdo los viajes con mi madre a Lisboa donde recorríamos las tiendas de cerámica y comprábamos manteles, loza y coloridos vasos para la casa. No faltaban en nuestra maleta los famosos gallos de Barcelos, un símbolo indiscutible del país vecino que, dicen, da buena suerte.

“Recuerdo los viajes con mi madre a Lisboa donde recorríamos las tiendas de cerámica y comprábamos manteles, loza y vasos para la casa”
HOLIVING 28 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
HOLiving28 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Aires lusos: arriba, retrato junto a mi madre, de pequeña, en su coqueta casa de campo decorada con azulejos portugueses. Sobre estas líneas, a la derecha, detalle de la mesa con loza típica portuguesa, gallos en todos los tamaños y mantel de PlaceMatFab. A la izquierda, los típicos gallos de Barcelo que representan la justicia y la libertad y que fueron inspirados por un gallego.

Mi propuesta para este mes de marzo es una mesa en tonos azules y blancos, los colores que predominan en los reputados azulejos portugueses y con los que mi madre decoraba su pequeña casa en el campo. Aperitivos a la española y, como plato principal, una ensalada de feijäo frade, la judía típica portuguesa, con huevo y atún. ¿De postre? Los famosos pastéis de Belém que sirvo con canela.

HOLIVING 28 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
HOLIVING 28 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
En blanco y azul: arriba, vista general de la mesa puesta en el jardín con flores de Floreale; mantel y servilletas de PlaceMatFab, y loza adquirida en Portugal. Yo llevo jersey de Maria de la Orden y pantalones de Eve Denim. Sobre estas líneas, el aperitivo, colocado sobre una tabla de cortar de madera y azulejos portugueses. A la derecha, paños con motivos de gallos de Los Encajeros.

El medidor de pared de mi hijo Pepe

Recuerdo que de pequeña había una puerta en casa donde mis padres marcaban con la fecha una línea según yo iba creciendo. Para no perder la tradición, le he comprado a Pepe un medidor de pared con soporte de madera e ilustraciones de animales hechos entre París y el sur de Francia de Cotton Bird. Un maravilloso recuerdo que, sin duda, apreciará pasados los años.

“De pequeña había una puerta en casa donde mis padres marcaban con la fecha una línea según yo iba creciendo”
HOLIVING 28 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
HOLIVING28 Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Un rincón del cuarto de Pepe con papel de pared, alfombra y cortinas de Piccolo Mondo y el medidor ilustrado con animales de Cotton Bird. Sobre estas líneas, el medidor personalizado con su nombre.

Amapolas en Octubre, la librería donde compro mis libros

Para mí es todo un placer pasar las horas en una librería rebuscando entre sus estanterías alguna novela o libro que me inspire. Hay algo de romántico en ello y el tiempo se detiene. Amapolas en Octubre no es solo una librería, sino un refugio donde el espacio invita a soñar.

Librería Amapolas en octubre©Alejandra de Rojas
HOLIVING 28 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Arriba, vista parcial de la librería Amapolas en Octubre, donde una se siente como en casa. Sobre estas líneas, un coqueto rincón de la misma.

Aquí encuentro ensayos, libros dedicados y novelas de todo tipo.

Escritores como Alberto Vázquez Figueroa o Carmen Posadas están entre su clientela. Todo un referente para los que amamos la buena lectura (para más info: libreriaamapolasenoctubre.com).

El look perfecto para esta primavera

HOLIVING28 Living como Alejandra de Rojas©TONI SORVENT
Verde y floral: sobre estas líneas, sentada en el nuevo restaurante de comida asiática, Mítiko, con conjunto de seda Liberty de Maria de la Orden, camiseta de Massimo Dutti, pendientes de Otiumberg y sombrero modelo Capri de Cayumas.

Marzo es la antesala de la primavera e invita a soñar con looks más relajados llenos de coloridas flores y texturas fluidas. Los días se alargan y me apetece abandonar las tonalidades más neutras del invierno. Para un almuerzo relajado en la ciudad escojo un pantalón de seda de flores a juego con el top, que combino con un capazo y un original sombrero que le da un toque más atrevido.

HOLIVING 28 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas/Toni Sorvent
Sobre estas líneas, capazo de Box San Sebastián y detalle del sombrero de fibras naturales. A la derecha, un primer plano con la pared empapelada del restaurante Mítiko como marco.

Las sillas de Manuel

Cuando quiero buscar algo especial para mi casa siempre recurro a @lassillasdemanuel. En este taller donde las piezas se hacen de forma artesanal, encuentro mobiliario exclusivo que puedo personalizar a medida. Desde una cómoda en bambú hasta cabeceros, bancos y sillas de lo más espectaculares.

HOLIVING 28 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
HOLIVING 28 Living como Alejandra de Rojas©@lassillasdemanuel
Sobre estas líneas, sillón modelo Barrel en madera maciza de haya imitando a bambú años 50. A la derecha, otomana en madera maciza de haya imitando a bambú años 50 y, arriba, retrato de Manuel, el alma de Las Sillas de Manuel.

Un paraíso llamado Hacienda Montezuma

HOLIVING 28 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Momentos de placer: sobre estas líneas, disfrutando de un agua de coco en el bar improvisado cerca del lago.

Al norte de Costa Rica y en plena naturaleza se encuentra Hacienda Montezuma, una casa transformada en hotel regentada por Floriana Acosta y su familia donde cada huésped es tratado con mimo. A diario paseaba por bosques primarios donde habitan todo tipo de aves y mamíferos salvajes, nadaba en el lago o ayudaba a los sabaneros, los vaqueros de la zona, a mover el ganado a caballo.

“Su cocina es de lo más variada: cada día me sorprendían con un plato típico como el picadillo de papaya verde”
HOLIVING 28 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
HOLIVING28 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Arriba, detalle de uno de mis rincones favoritos de la hacienda, donde la decoración guarda equilibrio con el entorno. Sobre estas líneas, a la izquierda, unas alpacas revestidas para disfrutar de un buen pícnic; a la derecha, mi cuarto en Haciendo Montezuma.

La gastronomía es de lo más variada y cada día me sorprendían con un plato típico como el picadillo de papaya verde, los chips de malanga o el pejivalle con mayonesa picante. Un lugar donde lo único que pierde una es la noción del tiempo (para más info: hello@beetlecolective.com / travel@plansouthamerica.com).

“A diario, paseaba por bosques primarios, nadaba en el lago o ayudaba a los sabaneros, los vaqueros de la zona, a mover el ganado a caballo”
HOLIVING 28 Living como Alejandra de Rojas©Alejandra de Rojas
Vestida de Bo Star Swimwear y rodeada de los sabaneros, los vaqueros de la zona, sobre sus caballos Cuarto de Milla y con sombreros típicos.