pareja

Estos son los motivos de estrés más frecuentes en una relación de pareja

Los celos o el miedo a la ruptura son algunos de los motivos que más ansiedad generan en una relación sentimental

por Gtresonline

Vivimos en un mundo frenético, con sobreinformación, largas jornadas de trabajo y dificultades para conciliar las diferentes parcelas de nuestra vida. Un mundo que ha provocado que cada día sean más y más los casos de estrés, palabra tan a la orden del día que se quizá, de tanto usarse, se esté desgastando, en el sentido de que no se le da la importancia que realmente tiene. Todos hemos atravesado etapas más o menos estresantes,  pero, ojo, que este problema tiene consecuencias negativas tanto emocionales como físicas.

Tendemos a pensar, por otro lado, que el trabajo es el principal foco de estrés para una persona, pero nada más lejos de la realidad. Si bien es un factor importante, la maternidad, la vida social o la pareja son otros campos susceptibles de generar estados de ansiedad igualmente. Los expertos de los centros Nascia, especializados, precisamente, en tratamientos frente al estrés, determinan que, según su experiencia con pacientes durante años, estos son los cinco principales motivos de estrés dentro de una relación sentimental:

Celos

Cuando hablamos de celos, el estrés se dispara a unos niveles que pueden resultar fuente de crisis de ansiedad. La falta de confianza, ya sea en uno mismo o en la otra persona, genera una inseguridad que les lleva al estrés más absoluto. Tener pensamientos negativos ante una posible infidelidad está a la orden del día en seis de cada diez parejas.

Miedo a la ruptura

Como segunda causa más habitual del estrés en pareja se encuentra el miedo a una ruptura. Significa sentir una angustia que desemboca en pensamientos adversos recurrentes. Y es que el miedo es una fuente de estrés que pone al cuerpo en alerta, y enfrentarse a una posible ruptura de la relación  supone un momento doloroso de mucha tensión además de temor.

Convivencia

La convivencia también pone a prueba la paciencia y el estrés de las parejas. Ocho de cada diez pacientes afirman encontrar siempre alguna costumbre en su compañero o compañera que les genera tensión. Colocar los vasos y los platos de una determinada manera, dejar subida la tapa del inodoro, no recoger las gotas de agua que caen en el espejo o encimera del lavabo… En resumen, tensión acumulada y discusión garantizada.

Puntualidad

La cuarta causa que más estresa en pareja es la puntualidad. Los retrasos en las citas pero también cuando tienen que salir juntos de casa. El tiempo que cada uno tarda en vestirse o asearse, más cuando hay que compartir baño, acumula tensión.

Conciliación

Finalmente el estrés que produce la dificultad para conciliar horarios laborales y familiares se sitúa como una de las mayores preocupaciones para las parejas con hijos. Colegios, actividades extraescolares, trabajo… y el poco tiempo que les queda para disfrutar como pareja sin más preocupaciones es un factor desestabilizador.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie