Entrena tu rostro

Tu cara también necesita un 'entrenador personal'

Las técnicas faciales de moda para mantener el rostro en su mejor versión y evitar así imperfecciones

por Gtresonline

El rostro, como el resto de las diferentes zonas del cuerpo, está formado por músculos -más de 50 en total- que necesitan ser ejercitados para estar en plena forma. A pesar de que a lo largo del día realizamos multitud de gestos y expresiones con la cara, no son suficientes como para poder decir que la estamos 'entrenando'. Para evitar la piel descolgada, arrugas e imperfecciones existen sencillos ejercicios que se pueden practicar desde la comodidad de nuestro hogar. 'Celebrities' como Meghan Markle, Cindy Crawford o Madonna llevan años apostando por estas técnicas que prometen terminar con la flacidez facial como un remedio natural contra el envejecimiento.

En Hola.com ya comentamos los beneficios del Yoga Facial sobre nuestra piel. Entre sus capacidades se encuentran las de oxigenar los tejidos, fortalecer la musculatura, activar el riego sanguíneo, eliminar las tensiones faciales y hacer frente al descolgamiento. Recientemente, a esta modalidad de entrenamiento se le han sumado otras que han acabado convertidas en tendencias del 'fitness facial'.

'Kobido'

Nacido en Japón, el Kobido es una técnica ancestral popularmente conocida como el 'lifting sin cirujía' por la luminosidad que aporta y sus resultados a nivel de tonificación de la epidermis. Partiendo de unos movimientos lentos y rápidos, con diferente intensidad, se trabaja el conjunto de los músculos, no solo de la cara, sino también del cuello, hombros y el área superior al pecho. La consecuencia de este proceso es un rostro visiblemente mejorado y mucho más oxigenado. En algunos casos, la experiencia está acompañada del uso de aceites esenciales, con diferentes aromas, que resultan perfectos para despedirse del estrés y conectar con uno mismo. 

'Face Rolling'

Popularmente conocido como 'los rodillos faciales', el 'face rolling' llegó desde Asia, concretamente, se cree que es original de Corea. Detrás de estos rodillos, que pueden estar fabricados con diversos materiales entre los que se encuentran el jade y el platino, se esconde todo un ritual para el cuidado de la piel del rostro. El más extendido, el de jade, se diseñó con el objetivo de mejorar la apariencia de ojeras y bolsas, minimizando la hinchazón gracias a esta piedra fría, y de reducir las líneas de expresión. La composición, la temperatura y los movimientos que se deben realizar con estos aparatos ejercitan, de forma delicada, la musculatura interior.

'Shiatsu'

Además de la sensación de relajación y rejuvenecimiento del rostro, el masaje facial Shiatsu, es una de las mejores técnicas para dejar atrás el estrés. Consiste en realizar desplazamientos circulares con los dedos, presionando ligeramente ciertas áreas cercanas a la zona central de la cara durante algunos minutos. Finalmente, la piel queda más iluminada, con mejor tono, y sin aspecto fatigado.

Y el más sencillo de realizar en casa es... ¡el pilates facial!

Frente a las propuestas que requieren aparatología, inyecciones o cirujía estética, el pilates facial propone sencillos ejercicios que estiran y levantan los músculos de la cara. Cada uno de estos movimientos consigue entrenar y fortalecer áreas concretas. Así crece el riego sanguíneo en los músculos del rostro y se rellenan, de forma natural, las zonas que se trabajen. Entre los puntos fuertes de esta modalidad, destaca su capacidad para hacer visibles los resultados en las primeras sesiones, ya sean breves o de larga duración.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie