De cara al finde, es uno de los mejores desayunos o meriendas de los que disfrutar, y sin salir de casa. Te damos todas las claves para hacerlos en casa y que te salgan iguales (o mejor) que los de cualquier cafetería

Por

Es una de esas tradiciones que hemos implantado los españoles pero que gusta a todos los que vienen de fuera. Un buen chocolate a la taza con unos churros calentitos, crujientes y recién hechos para mojar es de los mayores placeres que hay en la vida, sobre todo para compartir. Y aunque no es un plan para repetir a menudo -por su gran cantidad de calorías-, sí lo puedes poner en práctica de vez en cuando y uno de los mejores momentos es, sin duda, el fin de semana ¡y sin moverte de casa!

Queremos contarte la fórmula magistral para preparar esta receta, considerada como 'fruta de sartén' en todos los recetarios de repostería tradicional, al tratarse de una fritura. Tan solo necesitas 4 ingredientes para hacer churros, y seguro que los tienes en la despensa -así que no te hace falta ni ir a la compra-: harina, agua, sal y aceite. El resto es tan sencillo como no dejar de amasar y tener un poco de maña para darle forma -y si tienes una churrrera, o una manga pastelera, ni eso-. Los consejos de experto te los damos nosotros y las dos recetas que necesitas también. Ahora, es tu turno.

Los mejores consejos de experto para hacer churros

  1. Para empezar, parece lógico, pero en este caso es vital: hay que seguir al pie de la letra la receta. Con las proporciones de los ingredientes exactas, es decir, puedes variar las cantidades para tener más o menos unidades de churros, pero las proporciones entre los ingredientes ha de mantenerse invariable.
  2. Además del paso a paso, que hay que seguir a pies juntillas también, respeta bien los tiempos que marca la receta.
  3. Es preferible tamizar la harina previamente en un recipiente grande, bien amplio -ya sabes, no es otra cosa que pasarla por un colador para hacerla más fina-.
  4. La masa debe quedar algo pegajosa cuando la amasemos, pero compacta. Para ello, lo mejor es untarse los dedos con un poco de aceite, que también te protegerá un poco del calor de la masa.
  5. Tienes que conseguir una masa completamente homogénea. De no ser así, se nos desharán los churros en cuanto los pongamos en la sartén.
  6. Para darle forma a los churros, si no disponemos de una churrera, lo mejor es meter la masa en una manga pastelera, que podemos elaborar de manera casera con una bolsa de congelado y un pequeño corte en uno de sus extremos.
  7. Cuando lo hagamos, es muy importante eliminar todo el aire para evitar que el aceite salte al freírlos.
  8. Lo mejor es utilizar aceite de oliva que, aunque es mucho más caro, le da un sabor delicioso a nuestros churros, debe estar muy caliente y no escatimes con la cantidad para que se doren de una manera uniforme.
  9. Durante la fritura -házla en una sartén o cazuela grande-, es muy importante ir dando vueltas a cada uno de nuestros churros, para que se doren por todos sus lados, se cueza bien el interior y consigas una textura crujiente en su exterior.
  10. Una vez fritos, los debemos colocar siempre sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. Después de unos minutos de reposo, ya estarán listos para comer, espolvoreando un poquito de azúcar por encima si se desea.

Nuestras recetas para el combo perfecto: chocolate con churros

Los churros, por sí solos, pueden disfrutarse perfectamente -hay a quien le gusta ponerles un poco de azúcar-. Es más, una de las formas más populares de comerlos -sobre todo en las verbenas, ¡que volverán!- es metidos en un cucurucho, pero nos decantamos por hacerlo en el marco de una de las meriendas más castizas, que es sentarse a disfrutarlos con una buena taza de chocolate caliente. Esta es la opción que nosotros elegimos para que hagas las dos cosas en casa siguiendo nuestras recetas.

Paso a paso: churros caseros

Te damos las cantidades exactas para conseguir una docena de churros caseros, de los clásicos, con un poco de azúcar y apenas ingredientes: agua, sal y harina.

VER RECETA

Paso a paso: chocolate caliente al estilo tradicional

En esta receta puedes elegir el chocolate que quieras (nosotros hemos preferido uno negro), coronarlo con nata montada o espolvoreando canela para un toque especiado.

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.