Aunque se pueden comprar ya hechos, verás lo satisfactorio que es secar en casa tus propios tomates. Sobre todo porque puedes aprovechar cuando encuentres unos buenos, secarlos, y utilizarlos en diferentes recetas cuando no sea época o no logres dar con unos tomates frescos de calidad

Por

Esta tradición nos llega de la cocina italiana, especialmente en regiones como Puglia en cuyos paisajes pueden verse montones de tomates secándose al sol. En España, en la zona de Alicante han adoptado esta técnica que también se aplica a las ñoras y ahora que es cuando el tomate empieza a estar en su mejor momento, es una buena ocasión para desecarlos y disfrutar de todo su esplendor. Los tomates secos los puedes incorporar en ensaladas, pastas, arroces, pizzas y en todo tipo de guisos, además de ser una magnífica guarnición para servir con carnes o pescados. En todos los casos nos ofrecen una destacada potencia aromática y un característico sabor. Ahora, en verano son perfectos en ensaladas y pastas donde dan mucho juego. 

Necesitas unos tomates ya maduros que después deben secarse al sol o en el horno, haciendo que pierdan su humedad y concentren su sabor, para posteriormente envasarlos herméticamente, con aceite de oliva y alguna hierba aromática u otros condimentos.

Pero aunque suene un poco complicado vamos a explicarte paso a paso cómo se realiza este proceso y verás que no tiene mucho misterio. Toma nota:

  1. Primero, a la hora de elegir los tomates, es recomendable escoger unos pequeños que no contengan excesiva cantidad de agua -nos valdrían hasta los ‘cherry’-. Los lavamos, los secamos y los cortamos en cuartos o en mitades, aunque también podríamos secarlos enteros.
  2. El siguiente paso es echarles sal y pimienta y ponerlos con las semillas hacia arriba encima de una rejilla, que pondremos al sol durante una semana, metiéndolos durante las noches para que no absorban humedad. Podemos taparlos con una red para que no se ensucien.
  3. Si decidimos secarlos en el horno -método menos recomendable porque los tomates se conservan menos tiempo- hay que ponerlos en una bandeja salpimentados y meterlos en el horno pre-calentado a 80 ºC dejando que se sequen entre 6 y 8 horas y dándoles la vuelta de vez en cuando durante este tiempo.
  4. Cuando tengamos los tomates secos, hay que introducirlos en recipientes de cristal esterilizados a los que añadiremos un diente de ajo y una guindilla -o la hierba aromática y/o condimento que prefiramos- y cubriremos con el aceite de oliva, para cerrarlos de forma hermética, asegurándonos de que no queda aire. Esperaremos entre 10 y 15 días antes de consumirlos.

Algunas recetas con tomates secos

Los puedes usar en todo tipo de platos. Es un ingrediente que aporta sabor, color y textura a infinidad de recetas. Te proponemos 5 maneras de emplearlos. Son perfectos con pastas, ensaladas, bocadillos, pizzas, guarniciones, cremas... ¡Elige incorporarlos como más te guste! Ve abriendo boca con esta muestra: 5 platos con tomates secos.

Paso a paso: ensalada de alubias, tomates secos y atún

El mundo de las ensaladas va mucho más allá de la lechuga como ingrediente base. Podemos convertir esta receta en un plato de lo más completo nutricionalmente añadiendo otros elementos como pasta, legumbres, conservas, etc. Aquí optamos por unas judías de la variedad canela, atún de lata, tomates secos y cebolla. Completa y muy saludable.

VER RECETA

Paso a paso: Hummus de judías blancas y tomate seco

Aunque el hummus más tradicional se hace con garbanzos, también podemos conseguir versiones deliciosas con otras legumbres. En esta receta, vamos a elegir unas judías blancas cocidas y les vamos a dar un toque especial con la incorporación de tomates secos. ¡Anímate a probarlo, es súper fácil de hacer!

VER RECETA

Paso a paso: pasta integral con tomates secos y piñones

Podemos decir que la pasta es de los ingredientes más versátiles que hay en el mundo. Aunque Italia es la cuna de las recetas elaboradas con pasta, en cualquier país encontramos este producto: con las salsas más variadas, en sopas, como guarnición, etc. En esta ocasión optamos por preparara unos sencillos macarrones integrales, que vamos a cocinar con tomates secos, piñones y un poco de nata.

VER RECETA

Paso a paso: capricho de tomates secos, chorizo y mozzarella

Hemos llamado 'Capricho' a un bocadillo muy gourmet que lleva como ingredientes tomates secos, chorizo, ajo y 'mozzarella'. Podéis emplear el pan que más os guste, nosotros hemos elegido uno de flauta con trocitos de queso... pero el 'mundo bocatas' se presta a variar tanto en la elección de los ingredientes para el relleno como del pan que lo soporta.

VER RECETA

Paso a paso: cuscús de almendras y tomates secos

El cuscús está hecho con sémola de grano duro cocida al vapor y se sirve como acompañamiento de carnes, pescados y verduras. En esta ocasión, lo vamos a preparar con tomates secos, bulbos de hinojo, alcaparras y almendras... un plato apto tanto para veganos como para vegetarianos.

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.