Crepes caseras: los mejores trucos para un resultado… ¡irresistible!

Crepes caseras: los mejores trucos para un resultado… ¡irresistible!

Cada 2 de febrero se celebra el ‘Día Mundial’ de esta delicia francesa, que no debemos confundir con su primo hermano, el ‘pancake’

Por

Cocinar y comer crepes en familia o con amigos, disfrutando una jornada deliciosa. Es la tradición que tiene lugar en Francia cada 2 de febrero, día en que el país vecino celebra ‘La Chandeleur’, o fiesta de la Candelaria. Cuentan que se trata de una festividad de origen pagano (nace como forma de aprovechar el trigo sobrante antes de las nuevas cosechas) y que, posteriormente, pasó a ser católica: el papa Gelasio I (siglo V) mandaba repartir galettes, o lo que es lo mismo, crepes saladas, a los peregrinos que llegaban a Roma cada 2 de febrero.

Sea como fuere, lo cierto es que nos encanta esta tradición gala de reunirse para compartir el sabor de unas ricas crepes. Parece que este año esas las reuniones no serán, por desgracia, muy multitudinarias debido a la crisis sanitaria que vivimos. Pero, aunque sea en petit comité, sigue siendo una buena excusa para poner un poco de dulzura a estos tiempos extraños.

Así que hemos decidido imitar a nuestros vecinos galos y aprovechar este 2 de febrero para saborear unas crepes hechas con nuestras propias manos. Como sabéis, su elaboración es bien sencilla. Eso sí, para obtener los mejores resultados, es necesario seguir una serie de pautas. Trucos como los que os mostramos a continuación y que marcarán la diferencia a la hora de preparar esta delicia (que, por cierto, no debemos confundir con los pancakes, dado que estos últimos incluyen levadura entre sus ingredientes, por lo que suelen ser más gruesos). Pero antes de los tips prácticos, vamos primero con la receta base para hacer una sabrosa crepe (no incluiremos azúcar entre sus ingredientes para poder utilizar esta receta base en propuestas tanto dulces como saladas). Para acceder a su elaboración, pulsa sobre la imangen ingerior:

PASO A PASO: RECETA BASE PARA HACER CREPES

VER RECETA

CONSEJOS Y TRUCOS PRÁCTICOS

  • En la medida de lo posible, utilizar siempre huevos de gallinas criadas en libertad. Las crepes ganarán en color, textura y sabor.
  • Si las crepes que vas a preparar son saladas, prueba a sustituir 1/3 de la leche por caldo de carne o de pescado en la receta base. Notarás la diferencia.
  • Emplear siempre en cada crêpe la misma cantidad de masa para que todas queden iguales.

  • Dejar reposar la masa una vez hecha unas 2 horas antes de comenzar a hacer las crepes.
  • Si puedes, siempre es preferible cocinarlas en crepera, una sartén especial, antiadherente, que garantiza resultados profesionales.
  • Una vez hechas, ve colocando las crepes en una bandeja refractaria caliente, una encima de otra.
  • Cuando esté todas hechas tápalas al final con un paño para que no se sequen.
  • Una vez hechas las puedes rellenas con los ingredientes que más te gusten, ya sean dulces (frutas, crema de chocolate, nata, mermeladas….) o salados (huevos, embutidos, verduras, pescados…). Hay casi tantos tipos de crepes como cocineros las preparen así que… ¡solo es cuestión de apostar por tus sabores favoritos, y echarle un poco de imaginación!

ALGUNAS IDEAS PARA COMBINAR SABORES

Y si te falta inspiración, pulsando sobre esta imagen encontrarás infinidad de ideas para combinar ingredientes a la hora preparar tus crepes.

Te puede interesar:
Amor, secretos bajo llave… descubre la curiosa historia de estos postres míticos