/ 
clock 25min | easyFácil | 4 COMENSALES

Vieiras a la plancha con endibias y crema de su coral

Este aperitivo es sumamente sencillo y muy original para una comida de Navidad. Resulta, además, muy fresco y ligero. Elige vieiras frescas o congeladas, pero de muy buena calidad, y lo demás será coser, cantar y triunfar.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Este aperitivo es sumamente sencillo y muy original para una comida de Navidad. Resulta, además, muy fresco y ligero. Elige vieiras frescas o congeladas, pero de muy buena calidad, y lo demás será coser, cantar y triunfar.

  • 12 Vieiras grandes
  • 4 Endibias
  • 1 cucharada de Miel
  • 1 Puerro
  • 1 nuez de Mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 60 ml de Pedro Ximénez
  • 75 ml de Nata para cocinar
  • Sal
  • Pimienta negra
  1. 1.

    Si cuentas vieiras frescas, debes limpiarlas. Para ello, la concha y separa la carne del molusco de su concha inferior con la ayuda de un cuchillo puntilla. Retira la membrana o telilla que recubre toda la vieira. Tira la parte oscura y quédate con la parte blanca y con el coral... que es la parte de color naranja brillante. Lávalas y reserva por separado, la carne de la vieira y el coral.

  2. 2.

    Para hacer la crema de coral, limpia el puerro retirando el extremo verde, las raíces y sus capas exteriores. Ya con el tronco blanco limpio, pártelo en rodajas. Acerca un cazo al fuego con la mantequilla y un chorrito de aceite de oliva y pocha a fuego suave el puerro hasta que esté blandito, lo que le llevará 5 o 7 minutos.

  3. 3.

    Pasado ese tiempo añade el vino y sube un poco el fuego para que se evapore el alcohol.

  4. 4.

    Incorpora los corales y la nata y lleva a ebullición. Deja cocer y reducir durante unos minutos. Pasado ese tiempo tritura la crema.


  5. 5.

    Ahora, corta por la mitad, longitudinalmente, las endibias y, si son muy grandes, corta en cuartos. Corta el extremo de alguna hojita de la endibia y resérvalo para adornar al final.

  6. 6.

    Marca las endibias en una sartén bien caliente con un hilito de aceite de oliva. Añade la miel y deja caramelizar ligeramente las endibias. Ve dándoles la vuelta. Saca y reserva.

  7. 7.

    Salpimienta las vieiras y cocina brevemente en una plancha bien caliente, un minuto por cada lado, lo justo para que queden marcadas y un poco tostadas en la superficie, pero tiernas por dentro.

  8. 8.

    Adorna el plato con unos hilos de la crema de los corales, coloca por encima las vieiras y las endibias. Termina colocando un punto más de crema de los corales por encima de las vieiras. Adorna con las puntas de las endibias que habías reservado y con algún otro brote, verde e incluso alguna hojita picada que aporte contraste de color, como hoja de roble o un poco de achicoria, con su característico morado.