COCINA  /  RECETAS
Helado de salmorejo
 / 
clock 04:00 | easyFácil

Helado de salmorejo

4 COMENSALES

Helado de salmorejo

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

No hay dos salmorejos iguales, pues el plato permite elaborarlo al gusto de cada uno, con más o menos ajo, con o sin vinagre, más o menos denso según la cantidad de aceite que lleve... Esta vez, te presentamos una opción diferente para servir la receta tradicional. Coge papel y lápiz y aprende a elaborar un sorprendente helado de salmorejo, con o sin heladera.

  • 1 kilogramo de Tomates maduros
  • 50 g de Pan
  • 4 cs de Aceite de oliva virgen extra
  • 2 cs de Vinagre de vino blanco
  • 1 diente de Ajo
  • 1 pizca de Sal
  • 200 ml de Nata para montar 35% M.G.
PARA HACER EL SALMOREJO
  1. 1.

    Lava los tomates, corta los tallos, trocea la pulpa en pedazos pequeños para que sea fácil triturarlos y échalos en un recipiente.

  2. 2.

    Introduce el pan (preferiblemente, con mucha miga) en agua para que se ablande y cuando lo saques, escúrrelo y mezcla con los tomates.

  3. 3.

    Pela el ajo, incorpóralo también y añade una pizca de sal.

  4. 4.

    Tritura el conjunto todo lo posible, pues el objetivo es que no queden trozos de ningún ingrediente (puedes hacerlo con batidora o mejor con robot de cocina).

  5. 5.

    Cuando el proceso del triturado haya avanzado, añade el aceite y el vinagre para obtener la textura cremosa característica del salmorejo.
PARA HACER EL HELADO EN HELADERA
  1. 1.

    Mezcla en un recipiente alrededor de 600 ml del salmorejo que has preparado, la nata y un poco de aceite de oliva.

  2. 2.

    Bate los ingredientes y deja reposar el resultado durante 4 horas en el frigorífico.

  3. 3.

    Pasado este tiempo, vierte la mezcla en la heladera, ponla en marcha y deja que el helado vaya cogiendo consistencia durante alrededor de 40 minutos.
PARA EL HELADO SIN HELADERA
  1. 1.

    Mezcla el salmorejo, la nata y el aceite de oliva.

  2. 2.

    En vez de introducir el resultado en la nevera, déjalo en el congelador durante media hora.

  3. 3.

    Saca el recipiente y bate la mezcla con un tenedor para evitar que cristalice.

  4. 4.

    Devuelve la mezcla al congelador durante 4 horas y repite el mismo procedimiento de batirlo con tenedor hasta que consigas la textura y consistencia del helado (unas 4-5 veces).
CONSEJO PARA ACOMPAÑAR
  1. 1.

    Puedes tomarte el helado de salmorejo con los acompañantes típicos de la receta original: jamón y huevos muy picaditos.

  2. 2.

    Otra opción es pasar el jamón picado por el microondas para conseguir unos crujientes que harán un juego muy interesante con la textura del helado. E incluso, triturar el resultado y echar este polvo de jamón por encima.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.