Mejillones al vino con salsa de tomate y cayena
 / 
clock 40min | easyFácil | 2 COMENSALES

Mejillones al vino con salsa de tomate y cayena

El mejillón es un producto que tiene mucho sabor, es barato y muy nutritivo. Por eso, no dudes en convertirlo en un aliado de tu cocina e incorpóralo a numerosas recetas. Su versatilidad es tal que nos permite no aburrirnos y hacerlos de mil maneras distintas. Esta vez, los vamos a cocinar al vino blanco, con tomate frito y un toque picante de cayena.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

El mejillón es un producto que tiene mucho sabor, es barato y muy nutritivo. Por eso, no dudes en convertirlo en un aliado de tu cocina e incorpóralo a numerosas recetas. Su versatilidad es tal que nos permite no aburrirnos y hacerlos de mil maneras distintas. Esta vez, los vamos a cocinar al vino blanco, con tomate frito y un toque picante de cayena.

  • 800 g de Mejillones
  • 1 ud de Cebolla pequeña
  • 1 ud de Dientes de ajo
  • 2 ud de Pimienta cayenas
  • 1 cs de Tomate frito o concentrado de tomate
  • 0.5 vasos de Vino blanco
  • 0.5 vasos de Agua
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Hierbas aromáticas
  1. 1.

    Lava y limpia los mejillones. Reserva.

  2. 2.

    Lava y pica (por separado) la cebolla y el ajo en juliana.

  3. 3.

    Rehoga la cebolla en una cucharada sopera de aceite en el fondo de una cacerola y cuando esté tierna, añade el ajo troceado y las cayenas, sube el fuego y dora unos minutos con cuidado de que no se queme.


  4. 4.

    Añade el tomate y un puñadito de sal, remueve y vuelca los mejillones en la cazuela junto con el vino blanco y el agua.

  5. 5.

    Tapa y cocina al vapor hasta que se abran.

  6. 6.

    Sirve y decora con alguna hierba aromática.