Salteado de pavo con ensalada de quinoa
 / 
clock 20min | easyFácil | 2 COMENSALES

Salteado de pavo con ensalada de quinoa

La técnica del salteado se aplica para cocer alimentos con una pequeña cantidad de grasa a fuego fuerte, para que queden con una textura crujiente y mantengan muchas de sus propiedades. A esta receta le añadimos unas pechugas de pavo, que también es una carne de gran valor nutricional por la poca grasa que contiene y quinoa, considerado un súper alimento, y convertimos este plato en una opción deliciosa y muy sana tanto para un almuerzo como para una cena.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

La técnica del salteado se aplica para cocer alimentos con una pequeña cantidad de grasa a fuego fuerte, para que queden con una textura crujiente y mantengan muchas de sus propiedades. A esta receta le añadimos unas pechugas de pavo, que también es una carne de gran valor nutricional por la poca grasa que contiene y quinoa, considerado un súper alimento, y convertimos este plato en una opción deliciosa y muy sana tanto para un almuerzo como para una cena.

  • 2 ud de Pechuga de pavo
  • 1 cc de Pimentón dulce
  • 2 dientes de Dientes de ajo
  • 300 Orégano
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 150 g de Quinoa
  • Rábano
  • Pepino
  • Cebolla morada
  • Cilantro fresco
  • Limón
PARA EL ADOBO
  1. 1.

    Lo primero que debemos hacer es preparar el adobo. Para ello cogemos un bol amplio o una bandeja donde nos vayan a caber más tarde las pechugas de pollo. Seguidamente añadimos el aceite de oliva virgen extra, los ajos picados, el pimentón y un poco de orégano. Salpimentamos al gusto y reservamos.


  2. 2.

    Sumergimos las pechugas de pavo en la fuente con el adobo y lo tapamos con papel film. Lo llevamos a la nevera y lo dejamos adobar unas dos horas.
PARA LA ENSALADA DE QUINOA
  1. 1.

    Ahora vamos a preparar la ensalada. Lava la quinoa con agua abundante y escurre bien.

  2. 2.

    Una vez bien lavada, cuécela en una cazuela amplia según las instrucciones del paquete.


  3. 3.

    Mientras tanto, lava los rabanitos y córtalos en en finas rodajas.

  4. 4.

    Haz lo mismo con los pepinos y la cebolla morada. La cantidad de esta última dependerá un poco de tu gusto por la cebolla. Recuerda la cebolla morada tiene un toque picante que no gusta a todos.

  5. 5.

    Mezcla la quinoa con las verduras y aliña con aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta, cilantro picado y limón. Con el cilantro ocurre lo mismo, no gusta a todo el mundo así que controla la cantidad que echas.
PARA EL PAVO
  1. 1.

    Justo antes de servir, saca las pechugas de la nevera y escurre bien el adobo. Pasar por la plancha las pechugas de pavo hasta que estén bien doradas y trocéalas en pedazos de un bocado.


  2. 2.

    Sirve en un plato las pechugas de pavo acompañadas de la ensalada de quinoa y disfruta de un plato tan saludable como delicioso.