Desayuno, comida, cena… ¿qué tipo de té está más indicado para cada momento del día?

Hay variedades que resultan más idóneas en función de lo que marquen las agujas del reloj. Te contamos por qué.

por hola.com

Variedades de hay muchas. Y, lógicamente, nuestro gusto personal será determinante a la hora de decantarnos por una u otra. Sin embargo… ¿sabías que hay algunos tipos de té que encajan mejor que otros en función del momento del día en el que estemos? El motivo principal: las propiedades que aportan al organismo cada una de estas variedades. Estas son algunas pistas que, en este sentido, nos ofrecen desde ‘Teterum’, empresa especializada en la venta de té. Toma nota:

 



  • Por la mañana: toca despejarse

    Para empezar el día con energía, lo ideal es echar mano de un té negro. Es la variedad que tiene más teína, una sustancia alcaloide estimulante. Por lo tanto, es perfecta para despejarse. Otra de las cualidades de este té es que hidrata el cuerpo. Al levantarse es conveniente hidratarse, debido a la fase de ayuno por la que ha pasado el organismo.
  •  Media mañana: recarga de energías para continuar con la jornada

    Llega el momento del día de la pausa, del ‘break’. Para esta ocasión, lo ideal es recargase de energías para continuar con el resto de la jornada. Un té rojo, tipo Pu-erh, por ejemplo, es la opción perfecta. Además, es muy ligero. Otra de las posibilidades es el té azul, llamado Oolong. Tiene importantes propiedades rejuvenecedoras, libre de grasas, por lo que es ideal para una dieta que favorezca la pérdida de peso.
  • Con las comidas

    Un té muy recomendable para disfrutar con las comidas, es el té verde. Así lo hacen en Japón, por ejemplo. En caliente es perfecto para hidratarse. Además, tiene muchos beneficios: es bajo en grasas, ayuda a tener la piel mejor y combina bien con la mayor parte de las comidas.
  • Tras la comida: digestión y vuelta al trabajo

    La opción es el té blanco. Un tipo de té bajo en teína. Es necesario acelerar el cuerpo, pero no demasiado.
  • Media tarde: bajando las revoluciones del estrés del día 

    El té verde también es perfecto para la hora de la merienda. Un momento en el que se deja atrás la jornada laboral y los problemas del día. Por eso, conviene comenzar a relajarse.
  • Noche: es hora de dormir y descansar

    Ya es tarde y es el momento de descansar. Rooibos es la opción perfecta porque no tiene teína, de manera que no afecta el sueño. En realidad, aunque existe cierta confusión al respecto, el rooibos no proviene realmente de la planta del té sino de una planta de origen sudafricano que cuenta también con excelentes propiedades para la salud (tiene un efecto antioxidante, ayuda a mejorar los trastornos digestivos, es diurético, etc).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie