¿Pan de proteínas? Sí, ya sabes que existe. Ahora también, galletas

¿Pan de proteínas? Sí, ya sabes que existe. Ahora también, galletas

Si eres de los que todavía se preguntan qué es el ‘pan de proteínas’, no te lo vamos a contar, pero sí que te vamos a enseñar cuál es esa harina mágica con el que puedes conseguirlo

Por

No te vamos a explicar lo que es un pan de proteínas, porque ya te lo contábamos hace tiempo en este enlace (con ayuda de una nutricionista) y porque, seguramente, ya te ha llamado la atención en todos los lineales de los supermercados -se ha puesto muy de moda-, y has leído mucho sobre ello. Sin embargo, durante la pandemia ha existido un interés creciente por los productos saludables, libres de proteínas animales y que consigan reforzar de alguna forma nuestro sistema inmunitario. Un interés que ha propiciado que todos los productos que se basan en esa filosofía de hacer las cosas bien, conseguir productos sanos y cuidados, además de ser sostenibles (otro de los grandes problemas que nos preocupan cada vez más), se conviertan en objeto de deseo. Y uno de ellos está en este artículo. Esto sí que te lo vamos a contar.

¿Qué es la harina de malta activada?

La harina de malta activada es un súper ingrediente (que no un superalimento, porque no podemos comerla a cucharadas), que se obtiene de un proceso de malteado artesanal que consigue generar unos granos de harina mucho más nutritivos y con un alto contenido en proteínas, lo que hace que tenga un mayor valor biológico. Y hoy, Día Internacional del Vegetarianismo -que comparte fecha con el omnipresente café-, sale a la venta en la nueva plataforma de Bon App Eat, una tienda online que promete ir creciendo en productos saludables y sostenibles. Y nosotros, vamos a probarla.

Es una harina con dos veces más proteínas que un huevo -¡atención deportistas!-, con más fibra de la que contiene una pieza de fruta, más hierro que las propias lentejas y un 75% menos de hidratos de carbono con respecto a sus otras compañeras, como puede ser la harina de trigo. Además, es totalmente vegana y tiene un alto contenido en hierro. Por eso, entre sus beneficios están: 

  • Potencia las defensas de nuestro sistema inmunitario.
  • Es mucho más digestiva.
  • Prolonga la sensación de saciedad, con lo que evitamos el picoteo.
  • Y estimula el crecimiento muscular.

Todo esto es el resultado de un proceso artesanal y sostenible, en el que se seleccionan los mejores granos de la cebada con la que trabajan. Con ella, por ejemplo, puedes conseguir ese pan de proteínas del que tú ya has investigado. Pero, desde Bon App Eat, te proponen uno mucho mejor. Sigue leyendo.

Un pan de masa madre con algo más

Un pan industrial es aquel que puedes encontrarte en cualquier supermercado, es mucho más ligero, pero también mucho más efímero. Sin embargo, no ha sido elaborado con masa madre (podríamos decir que no es un pan de verdad), el cual es mucho más compacto, pero también más aromático, sabroso y duradero. Y Bon App Eat le suma a los beneficios de la masa madre, el de utilizar en su composición su harina de malta activada, con lo que consigue un pan de muy bajo contenido en azúcares y:

  • Tardar menos en ser digerido.
  • Una mayor producción de ácido láctico con alta capacidad antioxidante y mayor absorción de minerales.
  • El gluten se descompone mejor y se convierte en aminoácidos libres, al ser un proceso lento y artesanal.
  • Tener un índice glucémico bajo para un mayor control de azúcar en sangre, es decir, menos sensación de hambre que, unido al alto contenido en fibra, le da una capacidad más saciante.
  • Evitar los conservantes y aguantar más tiempo de manera natural.

Las galletas más sostenibles del mundo

Además de su pan, Bon App Eat ha creado unas galletas elaboradas con esta misma harina de malta activada, sésamo, aceite de coco, agave, algarroba, azúcar de caña integral, linaza, cardamomo y un poquito de limón. Ingredientes naturales que evitan el uso de aceite de palma (muy habitual en este tipo de productos), grasas animales, huevos o aditivos químicos. Y están buenísimas.

En forma son parecidas a las tradicionales campurrianas, pero con un nivel de sostenibilidad mucho más alto, al ser elaboradas en una de las instalaciones más eficientes del planeta. Podríamos decir que son unas galletas de diez: saludables, sostenibles y ricas. Contienen más proteína que sus competidoras, al igual que el pan, por lo que ¿no deberíamos empezar a hablar de galletas proteicas?

Ahora, nosotros, que somos muy de encerrarnos en la cocina, hemos preferido probar la harina activada de malta -además de su pan y sus galletas-, para crear uno de nuestros postres favoritos, que son estos brownies de chocolate. Tan solo tendrás que sustituir parte de la harina de trigo que utilizas, por la de Bon App Eat.

Paso a paso: brownies de chocolate caseros con harina de malta

Para que puedas probar esta maravillosa harina, nada mejor que uno de los postres que más éxito suele tener y que, además, nos puede servir para un desayuno o merienda post-entreno, pues gracias a la inclusión de esta harina de malta, su contenido en proteínas es mucho mayor.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.