solomillo wellington

Da un giro al solomillo Wellington y cambia la ternera por cerdo: más fácil pero igual de rico

Aunque se pueda pensar que se trata de una receta muy laboriosa al estar cubierta la pieza de carne por el hojaldre, lo cierto es que su elaboración es muy sencilla y se tiene lista en muy pocos minutos, así que cualquier momento es bueno para probar a hacer este plato

por hola.com

Hoy en día nadie se pone de acuerdo para establecer el origen real de este plato. Hay quien apunta que pudo haber sido Arthur Wellesley, primer duque de Wellington, el inventor de esta receta. Pero lo único que se sabe con certeza es que se trata de una especialidad típica de la Navidad dentro de la gastronomía británica.

Cuenta la tradición que el solomillo Wellington conformaba la peculiar forma de presentar esta pieza de carne que tenía durante sus recepciones oficiales Arthur Wellesley. Un plato que muchos consideran como el solomillo en hojaldre más famoso del mundo. Un clásico de la cocina británica que allí recibe el nombre de beef Wellington.

Ciertamente es una receta que se puede preparar en cualquier época del año. No resulta nada complicada y se elabora en apenas unos minutos. La original se prepara con solomillo de ternera, aunque en este caso la haremos con solomillo de cerdo, ya que resulta más fácil de preparar.

Ingredientes para la elaboración
 

  • 1 solomillo de cerdo ibérico
  • 1 placa de hojaldre
  • 250 gramos de champiñones
  • 1 lata de paté ibérico
  • Lonchas de jamón serrano o ibérico
  • 1 huevo

Para la salsa
 

  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 100 gramos de champiñones
  • Caldo de carne o de pollo
  • 1 cucharada de harina

VER GALERÍA

Preparación paso a paso
 

-Sella el solomillo ibérico en una sartén a fuego fuerte, salpimentando y sellando por todos lados para que no suelte ningún jugo.

-Unta de paté ibérico la plancha de hojaldre.

-Rehoga los champiñones cortados en láminas.

-Incorpora los champiñones a la placa de hojaldre.

-Pon luego las lonchas de jamón y el solomillo.

-Cubre primero el solomillo ibérico de jamón y cierra a continuación.

-Decora y pinta de huevo para que se dore.

-Introduce el solomillo en el horno a 200 grados centígrados durante 35 minutos aproximadamente (la temperatura y el tiempo dependerán del tamaño de la pieza, que debe quedar finalmente de un color rosadito por dentro).

Para la salsa

-Pocha los champiñones, la cebolla y la zanahoria a fuego lento.

-Tras pochar, agrega una cucharadita pequeña de harina y 300 mililitros de caldo de carne o de pollo.

-Deja cocinar durante 15 minutos a fuego bajo.

-Cuando tengas la salsa, pásala por la batidora o déjala tal y como está.

-La salsa con la que se acompaña el solomillo Wellington es opcional, ya que se puede preparar aquella que se desee. Este tipo de carne admite cualquiera, aunque aquélla que tenga setas o champiñones le va a venir muy bien al plato.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie