Agujetas: cómo acabar con el enemigo

por hola.com

Todos los que practicamos algún deporte hemos sufrido las temidas agujetas, sobre todo tras una temporada de inactividad, un cambio en nuestra rutina o un incremento de la intensidad de la misma.

¿Qué son las agujetas?

Sin embargo, su definición sigue siendo tema de debate e investigación. Los estudios más recientes las definen como un dolor muscular de origen retardado o aparición tardía (DOMS, DMAT) acompañado de inflamación. Este dolor es diferente al que aparece durante el ejercicio, como la fatiga muscular, y suele aparecer unas 24-48 horas post-ejercicio.



Esta reacción inflamatoria se produce debido a las lesiones (micro lesiones) de músculos y tendones cuando éstos no están adaptados a la intensidad de ejercicio que se está practicando y se produce una acumulación de deshechos que produce ese dolor.

Siempre se había dicho que las agujetas se producían por la cristalización del ácido láctico, y que el dolor que se produce era consecuencia de que dichos cristales “pinchaban” en esa zona. Pero se ha demostrado que esto no tiene nada que ver y ,de hecho, las personas con la enfermedad de McArdle, que no producen ácido láctico, sin embargo tienen agujetas.

Podemos prevenir su aparición con unos sencillos pasos

  • Calentar antes del entrenamiento para preparar los músculos.
  • Subir la intensidad de nuestra rutina gradualmente para no generar un estímulo demasiado elevado.
  • No cambiar nuestro entrenamiento de forma brusca.
  • Tras un período de inactividad comenzar poco a poco y sin sobrentrenarnos

Para combatir las agujetas

  •  A través de la recuperación activa, es decir, con un trabajo de menor intensidad. Por ejemplo, el ejercicio de bajo impacto va a aumentar el riego sanguíneo al músculo y minimizará el dolor.
  • El agua con azúcar es otro mito que no servirá de nada para hacerlas desaparecer ¡Olvídalo!
  • Si el dolor es muy intenso y no puedes mover bien la zona, puedes tomar AINES (Antiinflamatorios no esteroideos)
  • Y, sobre todo, un buen descanso para recuperar.

Quizás también te interese...

Si no tengo agujetas, ¿significa que no he entrenado bien?

Pon remedio a los calambres musculares

Magnesio, poderoso remedio contra el estrés

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie