En el momento más especial de su vida, junto a Feliciano López, la modelo brilla con joyas de Rabat

Entrevista con Sandra Gago, una impresionante mamá, en su primer posado tras el nacimiento de su hijo, Darío

‘Ser madre era mi sueño y mi ilusión desde bien pequeña. Formar una familia, para mí, es lo mejor que te puede pasar en la vida’

Sandra Gago posa con joyas de Rabat

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

“Darío es la joya más bonita que existe”, nos dice  Sandra Gago tras el nacimiento de  su primer hijo con Feliciano López, el pasado 4 de enero. El mejor regalo para la pareja, que se casó en septiembre de 2019 y cumplía así su sueño de convertirse en padres. Ahora, la modelo y wedding planner posa por primera vez como una impresionante mamá y nos habla de la revolución que ha supuesto la llegada del bebé a sus vidas, de cómo se han sorprendido el uno al otro como primerizos y de su intención de acompañar al tenista en sus viajes, siempre que sea posible, para estar los tres juntos. “¡La maternidad ha superado cualquier expectativa! ¡Es un sentimiento de felicidad constante!”, asegura Sandra, en su espectacular reaparición, de la mano de RABAT, luciendo joyas de inspiración de los setenta y también de las colecciones Gold Essentials y Evergold.

Sandra Gago posa con joyas de Rabat©Javier Biosca
“Estoy volviendo poco a poco al trabajo, y feliz de hacerlo. Intento organizarme para pasar el mayor tiempo con mi hijo”, asegura Sandra, que reaparece, espectacular, tras su reciente maternidad, de la mano de RABAT.

—Siempre habías querido ser madre. Sueño cumplido, Sandra.

—¡Sueño más que cumplido! Era mi sueño y mi ilusión desde bien pequeña. Formar una familia, para mí, es lo mejor que te puede pasar en la vida.

—Te ha cambiado la mirada.

—Totalmente. Ves y sientes las cosas de otra manera. Hacia él es amor incondicional y vives la vida muy diferente. Aprendes a dar importancia a lo que realmente la tiene.

“Feli y yo nos hemos sorprendido los dos en muchas cosas. Nos organizamos y complementamos muy bien. Es el mejor apoyo. Es el padre que siempre imaginé”

—Te refieres a que la vida te ha dado un giro radical.

—Un giro radical a mejor. Sientes, quieres, valoras y vives con otra perspectiva.

—Darío nació el cuatro de enero, ¿cómo viviste ese día?

—Como el mejor día de mi vida hasta ahora. ¡Es un momento íntimo, único y solo nuestro! De los tres.

—¿Estabas nerviosa o te lo tomaste todo de la manera más relajada posible?

—La incertidumbre de cómo sería ese día me daba mucho respeto. No tenía miedo, sabía y confiaba en que todo iba a salir bien. Pero, como cualquier madre primeriza, estaba muy nerviosa las semanas previas.

Sandra Gago posa con joyas de Rabat©Javier Biosca
Darío, el primer hijo de Sandra Gago junto a Feliciano López, nació el pasado 4 de enero.

—¿Todo fue dentro de lo previsto, como tú esperabas?

—¡Mejor! El equipo médico que nos acompañaba no solo consiguió que todo fuera perfecto, ¡sino que lo hizo mágico!

—¿Y Feli pudo estar contigo acompañándote?

—¡Por supuesto! ¡En todo momento! ¡No se separó de mí ni un segundo! Tenerlo cerca hizo que estuviera tranquila desde el principio.

“¿A quién se parece Darío? Depende de a quien le preguntemos dirá una cosa —ríe—... ¡Yo digo que se parece mucho a Feli!”

—¿Qué tal fue la llegada a casa con el bebé?

—Pues estaba empezando Filomena... ¡Llegar a casa fue paz! Además, hemos tenido mucha suerte, Darío es muy bueno.

“Desde el primer segundo”

—¿Cómo es como papá? ¿En qué te ha sorprendido?

—Hay cosas y momentos que, aunque te los imaginas, hasta que no llegan no los vives realmente, y por eso nos hemos sorprendido los dos en muchas cosas. Nos organi­zamos y complementamos muy bien. Es el mejor apoyo. Es el padre que siempre imaginé.

—Estará ilusionado con la llegada de su hijo.

—¡Muchísimo, es algo que deseábamos tanto! Lo estamos disfrutando y estamos inmensamente felices. Es lo mejor que nos ha pasado a los dos.

Sandra Gago posa con joyas de Rabat©Javier Biosca
“Feli está muy ilusionado, muchísimo, ¡es algo que deseábamos tanto! Es lo mejor que nos ha pasado a los dos”, dice Sandra, que posa con impresionantes joyas de RABAT.

—¿Os habéis hecho a la idea de que ahora sois tres?

—Desde el primer segundo que lo tuve en mis brazos.

—A los pocos días de nacer Darío, Feliciano se tuvo que alejar de vosotros y viajar a Australia para jugar el Open. Serían momentos difíciles.

—Pasó más rápido de lo que esperábamos. Por supuesto que fue difícil separarnos, pero tenía que ir y, como te digo, pasó rápido. Ahora ya, por fin, estamos los tres.

“El 4 de enero ha sido el mejor día de mi vida hasta ahora. Feliciano no se separó de mí ni un segundo. Tenerlo cerca hizo que estuviera tranquila”

—¿Ya le habéis sacado parecido a Darío?

—Pues depende de a quién se lo preguntes te dirá una cosa… Ja, ja, ja. Yo digo que se parece mucho a Feli.

—Te has puesto en forma en tiempo récord, ¿cómo lo has conseguido?

—Bueno, todavía me queda. Poco a poco. Cuando pasó el primer mes, empecé a hacer ejercicio controlado y, ahora, ¡ya estoy a tope! ¡Me encuentro muy bien y con mucha energía!

—¿Durante el embarazo te cuidaste mucho?

—Lo intenté, sí. Hice ejercicio muy controlado desde finales del primer trimestre ¡hasta el día de antes! Y en la alimentación también lo intenté, pero me di todos los caprichos que me pedía el cuerpo ¡y más!

Sandra Gago y Feliciano López©Volvoreta/Jose Ignacio Viseras/@sandragago_
La modelo y el tenista el día de su boda, el 20 de septiembre de 2019, y al lado, fotografiados con su bebé, a la salida del hospital donde nació, el pasado 4 de enero, y la imagen que compartieron donde se le ve la manita y la inicial de su nombre en la ropa.

—¿Y tuviste algún antojo de esos que luego te hacen reír el resto de la vida?

—Pasta con tomate y dulce al final del embarazo —ríe—. ¡Creo que no he comprado más pasta y más salsa de tomate en mi vida! Y la despensa, ¡llena de todo tipo de dulces!

—¿Cómo lo pasaste, dentro de la normalidad?

—Tuve un embarazo muy bueno. Me encontré muy bien, pude estar acti­va y disfrutarlo muchísimo.

“Intento organizarme”

—Pero vivir el embarazo, precisamente, durante toda la pandemia no habrá sido fácil…

—Cuando se iba acercando el día, tenía más miedo que nunca de poder contagiarme de COVID. Dos o tres semanas antes, nos aislamos bastante.

—Ahora vuelves a ponerte delante de las cámaras, con RABAT, ¿cómo ha sido la experiencia?

—Increíble, como siempre. Trabajar con un equipo como el que forman ellos siempre es perfecto. Y más en este momento; llevaba meses desconectada del trabajo ¡y por fin volví!

“Llegar a casa con el bebé fue… ¡paz! En aquellos momentos, estaba empezando Filomena. Además, hemos tenido mucha suerte, es muy bueno”

—Hablando de joyas… Tu hijo, tu mayor joya, claro.

—Sin duda alguna. Es la joya más bonita que existe.

—¿Tienes previsto volver al trabajo pronto o vas a disfrutar más de no separarte ni un minuto de Darío?

Sandra Gago posa con joyas de Rabat©Javier Biosca
Sandra posa con impresionantes joyas de RABAT.

—Estoy volviendo poco a poco, y feliz de hacerlo. Intento organizarme para pasar el mayor tiempo con él.

—¿Seguirás como  wedding planner? Porque la pandemia ha complicado mucho las cosas.

—Mucho. Como en todos los trabajos, pero, como bien sabéis, muy acentuado en los eventos. Y sí, ¡por supuesto que sigo a día de hoy!

“Todavía me queda para recuperarme. Cuando pasó el primer mes, empecé a hacer ejercicio controlado y, ahora, ¡ya estoy a tope! ¡Me encuentro muy bien y con mucha energía!”

—¿Y con tu trabajo como modelo?

—Siempre. Como te decía, tenía muchas ganas de volver, ¡y estoy muy ilusionada con los nuevos proyectos!

—¿Tienes intención de ser una mamá por el mundo y acompañar a Feliciano en sus viajes con el niño?

—Siempre que podamos, sí. Queremos pasar el mayor tiempo los tres juntos. Ahora, nos vamos México para poder estar todos juntos, e iremos viéndolo sobre la marcha.

“Siempre que podamos, acompañaremos a Feli en sus viajes. Queremos pasar el mayor tiempo posible los tres juntos”

—No querrás que Darío sea hijo único… ¿Pensáis en tener más hijos?

—¡Me encantaría! Pero ahora estamos disfrutando mucho de nuestro bebé.

Sandra Gago posa con joyas de Rabat©Javier Biosca
“Sin duda, mi hijo es la joya más bonita que existe”, dice Sandra sonriendo. “Llevaba meses desconectada del trabajo ¡y por fin volví!”, añade la modelo, en su regreso, posando con joyas de RABAT.

—¿Cómo describirías el momento que estás viviendo actualmente?

—Como un momento único, no puedo estar más feliz.

—¿Cómo te planteas los próximos meses? ¿Qué planes tienes?

—En lo profesional, me encantaría que muchos proyectos que tenemos salieran adelante, seguir trabajando y disfrutarlo. En lo personal, pasar todo el tiempo del mundo que podamos en familia. Y, en general, esperando que la situación mundial mejore.


Texto: MARTA GORDILLO

Fotos: JAVIER BIOSCA

Maquillaje: OLGA HOLOVANOVA

Producción: MÖS para RABAT

Dirección creativa: RABAT

Localización: FOUR SEASONS MADRID