Gran Canaria, 17 instantáneas para enamorarte de una isla

by hola.com

La Cueva Pintada de Gáldar, las dunas de Maspalomas, el barranco de Guayadeque, la villa mariana de Teror, el casco histórico de Vegueta, el parque natural de Tamadaba, las inmersiones submarinas en El Cabrón, las plantaciones de plataneras… Son algunos de los trazos que dibujan esta isla enclavada en pleno océano Atlántico a rebosar de naturaleza, de playas, espacios protegidos, fondos submarinos, pero también cultura e historia en sus pueblos y ciudades. Recopilamos solo algunos de sus miles de escenarios en imágenes para abrir boca, porque de descubrirlos ya es cosa de hacer la maleta y volar.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

PARQUE NATURAL DE TAMADABA
Este espacio de 7.500 hectáreas protegido por la Unesco como Reserva de la Biosfera es uno de los territorios menos alterados por la mano humana de la isla. Se sitúa en el extremo occidental de Gran Canaria y en él se pueden ver desde fabulosos bosques naturales de pino canario autóctono en las cumbres a los vertiginosos acantilados de su casi inaccesible costa y la rica biodiversidad de sus barrancos. Foto: Saúl Santos.

 

VEGUETA
Caminar por las calles del casco histórico de Vegueta, el núcleo fundacional de Las Palmas de Gran Canaria a finales del siglo XV, supone hacer un ejercicio de historia. Las muestras de arquitectura tradicional, los patios de las casas repletos de plantas, las plazas peatonales, los balcones de madera, las calles empedradas y los museos son la mejor excusa para abandonar por unas horas la playa.

 

FARO DE MASPALOMAS
Maspalomas no es solo conocida por su enorme campo de dunas junto al mar, también lo es por su antiguo Faro, que ha visto la llegada de los primeros turistas y la conversión de esta zona del sur de la isla en uno de los destinos turísticos más importantes de Gran Canaria. Foto: Alex Bramwell / Lex.

 

TEJEDA
Este paisaje de barrancos y a la sombra del roque Nublo es el lugar idóneo para una escapada rural lejos del bullicio y el estrés, donde dejarse seducir por la belleza de las cumbres y el poderoso bálsamo de la naturaleza singular de la isla. Foto: Saúl Santos.

 

PLAYA DE SAN BARTOLOMÉ DE TIRAJANA
A lo largo de 32 kilómetros se extiende la privilegiada línea costera de San Bartolomé de Tirajana, con grandes y suaves playas de arena clara y en menor medida arena volcánica, bellos fondos rocosos que albergan gran diversidad de vida marina y excelentes condiciones climáticas. Al abrigo del oleaje y corrientes oceánicas, es el enclave ideal para la práctica de actividades acuáticas. Foto: Jose Luis Méndez.

 

CASA DE COLÓN
Esta casona de estilo colonial del casco histórico de Las Palmas de Gran Canaria que sirvió de alojamiento a Cristóbal Colón en las ocasiones en que, al iniciar sus viajes a América, hacía escala en las Islas Canarias, es hoy un museo que permite conocer la cultura canaria y americana antes de la llegada de los europeos, pero también descubrir en primera persona cómo era la vida de estos aventureros y sus viajes por mar. Foto: Alex Martín Ros.

 

ROQUE NUBLO
Situado en el municipio central de Tejeda, el Roque Nublo está considerado una de las peñas naturales más grandes del mundo. De especial significado para los isleños por ser un antiguo lugar de culto para los aborígenes, se eleva ochenta metros sobre su base y 1.813 metros sobre el mar. Su entorno es espacio natural protegido y parque rural.

 

PUERTO DE MOGÁN
Con playa de arena negra, este barrio marinero es un singular enclave cuyo muelle deportivo es punto de encuentro de numerosos entusiastas de la náutica internacional. Foto: Alex Martín Ros.

 

DUNAS DE MASPALOMAS
En el sur de la isla, el amplio campo de dunas de Maspalomas es un inmenso arenal protegido que recuerda en pequeño a algunos desiertos africanos y además pasa por ser uno de los espacios más fascinantes del archipiélago.

 

CUEVA DE GÁLDAR
En torno a uno de los yacimientos más representativos de Canarias y magnífico ejemplo de las representaciones artísticas de los antiguos aborígenes se ubica el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar. En él, aparte de recorrer una pasarela volada de 375 metros, ver los audivisuales y las 60 viviendas de planta cruciforme y exterior elíptico, hay que detenerse en su conjunto rupestre blanquirrojo.

 

ARUCAS
El casco histórico de Arucas está declarado de interés y refleja el despegue económico que disfrutaron las islas a partir del auge de la agricultura. Entre su patrimonio sobresale la iglesia de San Juan Bautista, rebautizada como catedral, de estilo neogótico. También merecen un paseo el parque Gourie y el jardín botánico de Las Hespérides. Foto: Lex Thoonen.

 

PLAYA DE FANEROQUE
Muy cerca de Agaete, en el noroeste de Gran Canaria, pero lejos de las zonas urbanizadas, se descubre este arenal prácticamente virgen de fina arena volcánica y oleaje fuerte al que solo se puede acceder a pie. Foto: Lex Thoonen.

 

TEROR
Fundada a partir de la aparición de la Virgen en 1481 y declarada villa mariana a finales del siglo XVI, Teror es uno de los núcleos habitados más antiguos de las Canarias y tiene un vasto patrimonio religioso que incluye una basílica, conventos y casas de familias nobles. Además de pasear por su calle Real, epicentro social y comercial de esta localidad desde hace cinco siglos, la localidad es apreciada por el trabajo de sus reposteros.

 

ATARDECER
Gran Canaria es una isla diversa, con un muestrario completo de paisajes naturales perfecto para los amantes del senderismo y el turismo activo, y además siempre hace buen tiempo.

 

PLATANERAS
Cultivado en grandes plantaciones desde el siglo XIX por comerciantes británicos, la producción del plátano modificó el paisaje del archipiélago y se convirtió en su motor económico. Hoy, el cultivo de plataneras ha ido sustituyéndose progresivamente, pero todavía quedan muchos rincones en el noroeste de Gran Canaria donde perviven extensas plantaciones.

 

RESERVA MARINA EL CABRÓN
En la costa oriental de Gran Canaria se encuentra uno de los puntos calientes del buceo de Canarias: El Cabrón, una ancha franja submarina de variadísima orografía y sorprendente biodiversidad que da para muchas inmersiones, la mayor parte con salida desde la playa de El Cabrón, a un kilómetro de la localidad de Arinaga.

 

BARRANCO DE GUAYADEQUE
Este monumento natural es una joya escondida de la naturaleza de la isla de Gran Canaria a 30 minutos en coche de Maspalomas. Un extenso barranco de 15 kilómetros de largo que fascina por su paisaje agreste de laderas escarpadas cubiertas de vegetación autóctona y curso sinuoso y sus grutas naturales, adaptadas como viviendas particulares, casas de turismo rural y restaurantes.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie