Por la ruta del vino de las montañas del Valais

Cuando uno piensa en Suiza imagina un decorado de montañas nevadas, lagos y glaciares de una belleza espectacular. Lo que parece más difícil de imaginar es su paisaje de viñedos, y sin embargo en Suiza saben mucho de vino. Sobre todo, en la región de Valais, al suroeste del país, donde se elabora una tercera parte de los que se producen en todo el territorio helvético.

by hola.com Para los amantes de los buenos caldos no hay mejor forma de conocer esta desconocida faceta que el Camino del Vino de Valais, un itinerario de más de 50 kilómetros que discurre a lo largo de los valles del Ródano, desde Martigny hasta Leuk. El recorrido por la mayor zona de viticultura de toda la región está dividido en tres rutas paralelas -para senderistas, ciclistas y conductores- y se puede hacer en diferentes etapas. En el camino se engarzan 180 bodegas en la que además de la visita es posible degustar sus selectos vinos elaborados con distintas variedades, como Syrah o Pinot Noir (entre los tintos) y Petite Arvine o Fendant (entre los blancos).

VER GALERÍA

Click en las imágenes para acceder a la galería

Fueron los soldados romanos los que comenzaron a cultivar los primeros viñedos a orillas del Ródano, aunque tuvieron que pasar unos pocos siglos, concretamente hasta el siglo III d.C., para que se extendiera su cultivo gracias a los monjes cristianos de los monasterios del entorno, que necesitaban el vino para celebrar la misa, lo que motivó que empezaran a plantar las cepas y a cosechar las uvas. Y gracias, sobre todo, a que la región de Valais lo tenía todo a favor para ser la mayor zona de viticultura de Suiza, especialmente su ubicación, protegida por los Alpes y en un estrecho valle con un clima frío en invierno y suave en verano, donde las lluvias son escasísimas y los vientos mantienen las uvas sanas.

VER GALERÍA

Entre los atractivos del Camino del Vino del Valais, uno de los más singulares lleva al pueblo de Visperterminen, que tiene el honor de poseer el viñedo más alto de Europa, cultivado entre los 600 y los 1200 metros sobre el nivel del mar en terrazas protegidas con altos muros de piedra y donde crece a orillas del río Vispa la cepa Heida, también conocida como la perla de los vinos de los Alpes y orgullo de los viticultores del valle. Es en este mismo lugar donde cada primer sábado de septiembre se celebra uno de los eventos más esperados de la región: Wii Grill Fäscht, o lo que es lo mismo, la Fiesta del Vino, que incluye además de degustaciones, recorridos por los principales viñedos y bodegas.

Otra parada imprescindible es el Museo de la Vid y el Vino del Valais, al que se llega desde el casco antiguo del pueblo de Sierre por un sendero de 6 kilómetros que, a través de los viñedos, conduce al elegante Château de Villa, donde degustar en su restaurante el afamado vino suizo acompañado de las especialidades locales.

También lo es pasar por el pintoresco pueblo de Grimentz -un pueblo de postal a 1.570 m. famoso por sus graneros casi quemados por el sol, así como por el gran número de geranios de apasionado color rojo que decoran sus ventanas- para conocer la Burgerhaus, una casa del siglo XVI en cuyas bodegas madura el vino del glaciar, una especialidad vitivinícola de los antiguos campesinos nómadas.

VER GALERÍA

Irresistible también en el Camino del Vino de Valais apuntarse a la vinoterapia que propone la estación termal más grande de los Alpes, Leukerbad, donde disfrutar de un agradable tratamiento terapéutico a base de masajes, peeling, envolvimientos y baños a base de pepitas de uva mientras se contempla una magnífica vista del paisaje alpino. Toda una experiencia wellness como broche de oro a un viaje enológico.

Más información Turismo de la región de Valais

SEGURO QUE TAMBIÉN TE INTERESA:


Un viaje por la Suiza más auténtica

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie