El príncipe Hakoon y Mette-Marit de Noruega

Haakon y Mette-Marit acuden conjuntados y cómplices a su primer acto presencial este año

Han presidido la inauguración de la temporada de preparación previo a Semana Santa del equipo auxiliar de la Cruz Roja

por Raquel Barahona

Desde que los viéramos por última vez acudir al entierro del cuñado del rey Harald, Erling Lorentzen, el príncipe heredero de Noruega, Haakoon, y su esposa, la princesa Mette-Marit, han seguido adelante con su agenda institucional de manera telemática. Este jueves, han aparecido por primera vez en meses en un acto público presencialmente en la localidad de Semsvannet y lo hacían para inaugurar la Pascua de la Cruz Roja noruega en agradecimiento al servicio que realizan. La preparación del equipo de emergencias y salvamento es fundamental antes de la época festiva ya que, a causa de los desplazamientos y las actividades al aire libre, se produce un aumento en el número de accidentes. La pareja real ha llevado a cabo esta ceremonia de apertura sin público, donde han realizado una llamada telefónica al líder del consejo del condado del cuerpo auxiliar. "Estáis haciendo un esfuerzo increíble", reconocía Haakon durante la conexión minutos antes de dar por inaugurada la preparación para la Pascua de la Cruz Roja. 

VER GALERÍA

Coordinados incluso en la indumentaria

Los príncipes herederos han acudido a este acto con una indumentaria de lo más casual y muy conjuntados: ambos llevaban el mismo abrigo de color azul y el mismo pantalón, solo que Haakon lo escogió en color verde y Mette-Marit en rojo. El matrimonio se ha mostrado muy feliz de poder asistir presencialmente a una ceremonia como esta en la que, hoy más que nunca, se pone en valor el trabajo de los profesionales del sector sanitario. La princesa heredera, ha lucido en algunos momentos gafas de sol y una inmensa sonrisa que no dejaba de mostrar, incluso cuando era su marido el que tenía la palabra. Ambos aprovechaban la ocasión para desear una feliz Semana Santa a todos aquellos voluntarios que se están dejando la piel y que estaban siguiendo en directo de manera telemática el acto institucional. Además, también han tenido la oportunidad de ver las herramientas de socorro del equipo de la Cruz Roja como vehículos todo terreno, motos de nieve o ambulancias. 

VER GALERÍA

Un agradecimiento en nombre de toda la Casa Real

La auxiliar de la Cruz Roja de la localidad de Asker, Ellinor Moller, informó a los príncipes herederos sobre como se estaba llevando a cabo la preparación para la Pascua de este año, muy diferente al resto ante el gran número de emergencias que estaban recibiendo. "Es increíble saber que alguien está listo para salir en búsqueda y rescate si es necesario", comentaba agradecido el hijo del rey Harald que, además, suele disfrutar de actividades de senderismo, a lo que añadía que "esperemos que este año sea una Semana Santa tranquila y no se produzcan muchas incidencias". También aprovechó la charla con la auxiliar para expresarle su gratitud y hacerle algunas preguntas sobre las actividades y los requisitos para unirse al cuerpo de ayuda. El cuerpo auxiliar está formado por 6.000 voluntarios pero, durante los días previos a la Semana Santa, 1.200 de ellos se dedican a prepararse en puntos característicos como en la montaña y junto al mar a lo largo de todo el país. La princesa Mette-Marit, quien es patrocinadora de la Cruz Roja, quiso dedicar unas conmovedoras palabras hacia el público que los seguía en directo desde casa. "Estamos ante una Pascua donde hay menos contacto social y la gente tiende a aburrirse, está cansada e inmersa en una batalla mental mucho más fuerte que años anteriores", expresaba, reiterando lo duro que está siendo la pandemia para mucha gente a nivel psicológico. "Aprecio que la Cruz Roja y otras organizaciones también estén ahí para ellos", finalizaba.

VER GALERÍA

La emoción de Mette-Marit al entrevistar a una de sus escritoras favoritas

Mette-Marit de Noruega habla por primera vez de la muerte de Ari Behn

Los problemas de salud de la Princesa

Mette-Marit está muy involucrada en los problemas de salud mental y de autoestima, como ella misma explicó en febrero en el programa The Kåss Furuseth, emitido por la cadena pública noruega NRK. En estas contundentes declaraciones, confesó que llegó a avergonzarse de ella misma y de su pasado cuando entró en la Familia Real de Noruega. "Fue una sensación terrible", relataba al recordar como los medios de comunicación hablaba de su anterior matrimonio y su hijo. Aun así, consiguió superarse y se prometió a ella misma no volver a tener esa sensación sobre su ser. "No hay nada que me haga sentir que no soy lo suficientemente buena", relataba. Sin embargo, nunca ha llegado a sobreponerse a la presión mediática que sufre y hablaba abiertamente sobre los problemas que, a día de hoy, sigue teniendo. Pero no solo a nivel mental, la princesa heredera ha sufrido en los últimos meses algunos accidentes como la fractura de coxis por una caída mientras esquiaba o la fibrosis pulmonar crónica que padece y que la ha limitado en sus actividades de ocio. Es por ello, que se siente especialmente involucrada en un acto como el que ha presidido este jueves junto al. Príncipe Haakon, en el que han alabado el servicio público que ofrecen los voluntarios de la Cruz Roja. 

Haz click para ver el documental de Mette-Marit de Noruega, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie