Confirmación de la princesa Leonor

Se llama Portonovo y tiene más de 50 años a sus espaldas

Los Reyes celebraron la Confirmación de la princesa Leonor en una marisquería a las afueras de Madrid

Se trata de un restaurante cercano al Palacio de la Zarzuela que está especializado en comida gallega

por Martín Gálvez Piqueras

La princesa Leonor recibió este pasado jueves por la mañana el sacramento de la Confirmación, arropada por sus padres, don Felipe y doña Letizia, junto a su hermana, la infanta Sofía. Ahora, días después, hemos conocido el lugar que eligieron los reyes para celebrar, mediante un almuerzo, ese día tan especial para su hija mayor. Se trata del restaurante Portonovo, ubicado cerca del Palacio de la Zarzuela en Madrid y donde la Familia Real pudo desgustar su cocina de raíces gallegas. Las imágenes de su salida del local fueron captadas por el programa Viva la vida, que también grabó un tierno momento entre la reina y la heredera al trono. Ahí, podía verse como madre e hija se agarran por la cintura mientras caminan hacia el coche en actitud cariñosa. En cuanto a la marisquería escogida, cuenta con un espacio al aire libre y salón descubierto, tiene más 50 años de trayectoria y un equipo formado por unos 30 profesionales, según describen en su web corporativa.

La princesa Leonor recibe la Confirmación acompañada por los Reyes y la infanta Sofía

VER GALERÍA

"Somos responsables con el producto y partimos de la mejor materia prima para ofrecer en la mesa la mejor experiencia", subrayan. "Madrid ha cambiado, la gastronomía ha evolucionado y en Portonovo hemos ido creciendo para ir de la mano de todos estas transformaciones, sin perder la esencia que empezamos a construir en 1968", añaden. En su carta, presumen de tener todo tipo de productos frescos en pescados y carnes, destacando igualmente su lista de postres o vinos. Antes de la comida, Leonor celebró su Confirmación en un día con una excelente temperatura y que tuvo lugar en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, de Aravaca. Estuvo acompañada por sus compañeros de clase de cuarto B del colegio de Santa María de los Rosales. Una jornada que estuvo marcada por las restricciones sanitarias, por lo que se redujo el número de asistentes que acompañaban a cada alumno: el aforo estaba limitado a 95 personas en la iglesia, así que cada confirmado podía ir acompañado por tres personas.

El orgullo del rey Felipe VI al ejercer de padrino en la Confirmación de su hija Leonor

VER GALERÍA

La familia llegó en un vehículo conducido por el propio rey Felipe y, antes de acceder al templo, conversaron con una de las responsables de la escuela, que acompañaba a los alumnos en esta ocasión tan importante. Se pudo ver la complicidad y buena relación que une a Leonor y Sofía, muy sonrientes y charlando animadamente. Igual hizo el rey Felipe con sus hijas, especialmente con su primogénita a la que abrazó con orgullo. No fue obligado vestir el uniforme del colegio, así que la Princesa de Asturias escogió la comodidad y sencillez en su atuendo. Se trataba de un vestido azul (un guiño al color de la comunidad que figura en su título, Asturias) con la parte de arriba más suelta y ajustado en la cintura. Lo combinó con unos zapatos en tono nude con un discreto tacón y la mascarilla con el escudo de su colegio en el que figura el lema "Sin pérdida de su luz".

La Reina cede todo el protagonismo a su hija el día de su Confirmación

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie