reyes-diplomaticos

Los Reyes vuelven a abrir las puertas del Palacio Real en la tercera recepción al Cuerpo Diplomático de su reinado

Felipe VI ha agradecido hoy el 'apoyo sin fisuras' que la comunidad internacional ha ofrecido a España ante la grave crisis en Cataluña

por hola.com

Con la sonrisa todavía en los labios y la emoción vivida ayer en la sala de las Columnas a medio digerir, los Reyes han vuelto a abrir las puertas del Palacio Real. La saleta Gasparini, vestida de seda rosa francesa, adornada de rica filigrana y oro con sus majestuosas arañas versallescas de mil y un cristales y sus candelabros dorados de cinco brazos, y aún embellecida con las joyas de arte de los grandes tapices de la serie de David, Salomón y Absalón, los frescos de Rafael Mengs y los estucos de Juan Bautista Andreoli, ha albergado la tercera recepción al cuerpo diplomático de su reinado, el tradicional y solemne acto convocado con motivo del nuevo año. Toda la grandeza de nuevo para corresponder en esta ocasión las grandes muestras de amistad a España.

VER GALERÍA

Felipe VI, que volvía a lucir la orden del Toisón de Oro y la sonrisa de orgullo después de la imposición de ayer a la Princesa de Asturias, y la Reina, que vestía un Varela diplomático en los neutros blanco y negro y hacía gala de la misma satisfacción del Rey, han recibido hoy a unos 300 invitados, entre los que se encontraban el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, acompañado de su esposa. Los Reyes han saludado a todos y a cada uno de los diplomáticos, muchos de ellos vestidos con los tradicionales trajes de gala del país.

Tras el besamanos, anfitriones e invitados han pasado al majestuoso salón del Trono, otra de las estancias de Palacio más conocidas de los españoles, "símbolo de la grandeza de España" como destacó el monarca en su sengundo mensaje de Navidad del reinado, donde han tenido lugar las intervenciones de Felipe VI y del Decano de la Diplomacia en España. El discurso de hoy del Rey ha vuelto a la rabiosa actualidad política después del doble homenaje a su hija y a su abuelo de ayer y ha agradecido al cuerpo diplomático acreditado en Madrid el "apoyo sin fisuras" que la comunidad internacional ha ofrecido al país ante la "grave crisis" en Cataluña, que "ha puesto a prueba" valores europeos y universales como "la concordia en la diversidad" y el "respeto a la democracia".

"Conscientes del valor de la Democracia"
Además don Felipe ha advertido de que la Unión Europea afronta "una encrucijada decisiva" que requiere "un liderazgo fuerte"; ha apostado por "la continuidad y la calidad de los valores e intereses compartidos" con Estados Unidos, y ha deseado tener con Rusia "una relación constructiva" que permita un espacio euro-asiático basado "en la confianza y el respeto mutuo". Tras recordar que España es "un país abierto, plural y comprometido" que contribuye a "la seguridad colectiva", a la respuesta a grandes crisis -refugiados y migrantes- y a "un mundo más equitativo y sostenible", el Monarca ha subrayado: "Somos, sobre todo, conscientes del valor de la democracia y del Estado de derecho".

VER GALERÍA

Los principales líderes políticos desvelan detalles sobre la abdicación del rey Juan Carlos

Guiños familiares y momentos emotivos, la princesa Leonor recibe el Toisón de Oro de manos de Felipe VI

El emotivo discurso de Felipe VI dirigido a la Princesa de Asturias

Por su parte, el Nuncio apostólico, Renzo Fratini, representante de la Santa Sede y Decano del cuerpo diplomático acreditado en España, ha expresado ante el Rey y el Presidente del Gobierno su apoyo a los "deseos y empeños" del Jefe de Estado "al señalar que España es una realidad a la que no se debe renunciar". El representante del Vaticano ha destacado "la manera de contribuir a la construcción de un mundo mejor por parte de esta gran nación, siempre caracterizada por una voluntad de concordia" y ha detallado que por ello los diplomáticos han "acompañado en estos meses la preocupación" de Felipe VI.

"La unión y el bien común" por norte
Sin mencionar expresamente a Cataluña, el Nuncio ha mostrado su satisfacción por "la unión" de quienes forman España "buscando el bien común" y ha recordado palabras del papa Francisco en su reciente recepción a los diplomáticos acreditados ante el Vaticano, en las que llamó la atención sobre los deberes del individuo hacia su comunidad. Subrayó que la exigencia de derechos por parte de cualquier persona debe tener en cuenta que "cada uno es parte de un cuerpo más grande" y que, al igual que sucede con el cuerpo humano, las "sociedades gozan de buena salud si cada uno cumple su tarea, sabiendo que cada uno está al servicio del buen común". Finalmente felicitó al Rey por su 50º cumpleaños, que tuvo lugar ayer, y también al rey Juan Carlos, que cumplió los 80 el pasado 5 de enero. La emoción de la víspera aún deambulaba por Palacio.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie