Mamá con bebé recién nacido©AdobeStock

Recién nacido

Productos necesarios y primeros cuidados del recién nacido

Estos son los productos básicos que necesitas para los primeros cuidados de tu bebé, y los consejos más útiles y actualizados para su higiene diaria.

¡Por fin! Tu bebé ya está contigo en casa y es hora de comenzar a utilizar todos esos productos que le has comprado con tanto amor para su higiene diaria. Si eres prevenida y te gusta tener todo a punto, para la llegada de un recién nacido se aconseja tener en su habitación o cerca de su cambiador, siempre que sea en un lugar que te resulte cómodo, todos los productos de higiene personal y primeros cuidados que necesitará tu bebé durante los primeros meses, también llamado ‘Nursery’.

Con los productos considerados básicos te bastará para empezar, ya que tal y como nos comenta la enfermera pediátrica, Marta Espartosa (@marta_enfermera_pediatrica): “Yo soy de la opinión de que los bebés no necesitan grandes cosas, que merece más la pena tener preparados solo unos básicos y luego, día a día si surgen otras cosas, vamos comprando lo que necesitemos”. Según la experta, esta sería su lista de imprescindibles:

  • Gel y crema hidratante (intentar siempre que sea lo más suave y natural posible, sin perfumes, parabenos, etc…).
  • Crema para el pañal (con ingredientes naturales o una pasta al agua es suficiente).
  • Linimento, algodones y toallitas (las últimas, mejor para usar fuera de casa).
  • Tijeras pequeñas, cortauñas y lima.
  • Toalla suave de algodón. 
  • Suero fisiológico en monodosis.
  • Gasas

“Igual te ha llamado la atención que en la lista de básicos, no haya nombrado la esponja, pero es que no es necesaria, incluso está desaconsejada en recién nacidos por la piel tan delicada que tienen, así como en bebés y niños con piel atópica. Así, que le puedes bañar con la mano, ¡es lo más suave!”, puntualiza la enfermera.


Cómo es la rutina de cuidados de un bebé

Por supuesto, alimentarle y que tenga su espacio para dormir es fundamental para un bebé, pero también lo son una serie de cuidados que necesitan a diario. Desde los cambios de pañal a la cremita para el cuerpo, cortar las uñas, …

“Los recién nacidos, pasan el día en nuestros brazos o en sus carritos o cunas, así que realmente se ensucian poco. Lo que más se ensucia es la zona del pañal, ya que hacen muchas veces pis y caca (y esto es genial, porque es una señal de que están comiendo bien), pero esta zona la limpiamos varias veces al día en el cambio del pañal. Para el área del pañal, te recomiendo usar esponja con agua y jabón al menos una vez al día, el resto de ocasiones puedes limpiar con un linimento y algodones, y reservar el uso de toallitas para usarlas fuera de casa”, recomienda.

Otro de los momentos de cuidados del bebé más común es el baño, pero actualmente, los expertos no consideran obligatorio bañarlo todos los días, y según nos cuenta la enfermera: “Podemos hacerlo a días alternos, o incluso cada dos días. Si a vosotros os va bien, y a tu bebé le gusta el baño, podéis hacerlo cada día, ¡claro que sí!, pero te tengo que aconsejar que no le bañes con jabón cada día, ya que, de esta manera, respetamos más su delicada piel”.

Y para el momento del baño, así como después del baño, lo ideal es asegurarte que tienes preparado, sobre todo, si en ese momento estás solo en casa. “Comprueba también la temperatura de la habitación (entre 22-24 grados) y del agua (a unos 35 grados, aproximadamente) Esto hará que tu bebé no pase frío ni calor, y el momento baño sea más agradable”, recomienda la experta.

Asegúrate de que el baño sea cortito, ya que “no debe pasar los 5 minutos” y al terminar, envuelve al bebé en una toalla de algodón suave y sécalo delicadamente. “En este paso, es importante poner especial atención en los pliegues, axilas, inglés… para que no se queden mojados. Puedes hidratar su piel con su crema habitual. Es hora de vestir, ¡y listo!”.


Otros consejos para el cuidado del recién nacido

En el momento de la higiene, una duda muy frecuente de los papás recientes, es si debemos limpiar ojos y nariz de manera diaria, y según nos contesta la enfermera pediátrica, “la respuesta es muy clara, ‘No’. Limpiaremos los ojos, si vemos legañas, resto de lagrimitas secas… y lo podemos hacer con monodosis de suero fisiológico (siempre del ángulo interno del ojo, hacia la parte más externa) y utilizando una gasa diferente para cada ojo”. Con la nariz, pasa lo mismo, “debemos limpiarla cuando los mocos molesten al bebé, para comer o dormir, por ejemplo”, indica.

Si a tu bebé recién nacido, aún no se le ha caído el cordón umbilical, y quieres bañarlo, “llena la bañera muy poquito, que no llegue a cubrir la tripa del bebé, de manera que el cordón umbilical, no quede sumergido. Ya que lo más importante para su cuidado, es que esté limpio y seco”. Por último, la enfermera nos dice: “También ha podido sorprenderte, que no haya puesto Clorhexidina, en la lista de indispensables, y es que hace años que las recomendaciones oficiales en nuestro país son claras con este tema: vale con lavar el cordón con agua y jabón y secarlo bien. No es necesario desinfectarlo cada día”.

© ¡HOLA! Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje y sus fotografías, aun citando su procedencia.