boda condes de osorno belen corsini carlos fitz james stuart

Boda de los condes de Osorno

¿Un vestido desmontable? El otro look de Belén Corsini tras el baile nupcial

Navascués creó este fabuloso diseño que se podía transformar, si la novia lo decidía, en una propuesta más sencilla

por Estrella Albendea

Las esperadas fotografías oficiales de la boda de Carlos Fitz-James Stuart Belén Corsini muestran la felicidad de la pareja en un día tan señalado para la Casa de Alba. Los novios se daban el 'sí, quiero' en una ceremonia preciosa con un aforo más reducido de lo habitual, dadas las circunstancias, pero con la misma ilusión y rodeados de la belleza de los jardines del Palacio de LiriaEn el enlace de los condes de Osorno no solo ha destacado el elegante desfile de invitados, los familiares y amigos más cercanos de la pareja, también la vestimenta del novio, con el uniforme de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla para seguir con la tradición familiar y el espectacular look de la novia. La madrileña firma Navascués está detrás de esta creación, repleta de personalidad, que desde que viera la luz hace unas horas, ha causado sensación.

- Las fotos oficiales de la boda de Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini

Un vestido sencillo, pero con detalles especiales

Belén Corsini estaba elegante, favorecida y muy cómoda con este diseño hecho a medida para ella por la diseñadora de la firma, Cristina Martínez-Pardo Cobián, que hace tan solo unos días contaba a ¡HOLA! Novias cuánto le inspiraba la ya Condesa de Osorno: "Belén es una inspiración en sí misma. Basta con hablar con ella para descubrir qué es lo que quiere. Sabe perfectamente qué es lo que le sienta bien y se ha dejado aconsejar en todo momento, algo imprescindible para ayudarnos en el proceso creativo".

El resultado de ese proceso de creación es un vestido muy especial: sencillo, pero con detalles, como es habitual en Navascués, este diseño recoge las tendencias de la temporada, entre las que destacan la sencillez y la naturalidad, unidas a las mangas abullonadas y los escotes diferentes. La propuesta, de silueta Imperio, estaba realizada en georgette pesante de seda natural con doble falda y enagua en satín con remate bordado y tenía como compañero un velo de tul plumeti con aderezo de joya de familia, explica la firma. Pero sin duda, el elemento más relevante y llamativo del look era una larga y sofisticada cola elaborada en tul plumeti bordado sobre gazar, que podía retirarse con facilidad.

- María, la novia de Navascués que enamoró con un vestido muy sencillo

La gran tendencia: diseños de novia desmontables

Es precisamente su cola una de las cuestiones que más está dando que hablar en las redes sociales. El hecho de que pudiera retirarse podría haber permitido a la novia prescindir de ella al final de la celebración, del mismo modo que lo hizo con el tradicional velo, para moverse con más facilidad y enseñar a los invitados un estilismo completamente diferente. El mismo vestido sencillo ya sin cola sería una propuesta algo más minimalista que reservaba todo el protagonismo para las imponentes mangas abullonadas. 

Ese minimalismo se impuso también en las joyas de la novia, discretas pero atemporales, que dejaban ver la luz en su rostro. Prescindió así de la diadema imperial y de la corona ducal, dos piezas del joyero familiar de la Casa de Alba por las que podría haberse decantado. Sin embargo, recurrió a un prendedor de la familia con formas florales en plata y diamantes y a unos pendientes que pertenecieron a su abuela. Además, del bonito maquillaje se encargó el prestigioso Álvaro Talayero, que sacó partido a la belleza de la novia con productos que potenciaban su naturalidad, sin estridencias. La coleta, el peinado favorito de las novias del momento y que también eligieron las hermanas Pombo en sus respectivas bodas, fue la escogida para recoger su cabello y acompañar el citado tocado que la rodeaba y que se apreciaba con mayor detalle una vez que dejó atrás el velo. 

- Del velo a las joyas familiares, analizamos los detalles del look de novia de Belén Corsini

Belén Corsini podría haber entrado así en el selecto club de las novias que apuestan por los diseños desmontables, esos vestidos que ofrecen la posibilidad de contar con hasta dos o tres cambios de look dentro de un mismo estilismo, solo retirando piezas. La tendencia se ha impuesto en los últimos meses, consecuencia de la practicidad que han buscado las prometidas en tiempos de Covid. Cómodas y con numerosas ventajas, este tipo de creaciones triunfan tanto en enlaces religiosos como en civiles y en el mercado existen opciones para todos los estilos.

- Carlos Fitz-James Stuart luce en su boda un traje con historia familiar

Algunas de las recién casadas más virales de las redes sociales encontraron en los diseños de varias piezas la solución perfecta para sorprender a los convidados durante el convite o el baile nupcial. Blanca lo hizo con un diseño de García Forcada, de estilo caftán que escondía debajo una pieza lencera como las que triunfaban en las alfombras rojas de los años 90. Paloma tampoco renunció al efecto satinado con un look de dos piezas compuesto por un slip dress con una sobrecamisa de manga francesa, firmado por Marcela Mansergas. Cristina confió en María Baraza, que compuso un vestido convertible con tela troquelada que terminaba siendo un diseño ajustado de tirantes. Y, Sofía, que es todo un fenómeno viral, hizo lo propio con una creación de Sara Lage en la que destacaba un chaleco con cola.

- La magia de los vestidos desmontables: tres ideas, seis looks

Teniendo en cuenta el triunfo de los diseños convertibles, el que podría haber sido el segundo look nupcial de Belén Corsini cumple los requisitos de las tendencias nupciales de 2021 y serviría de inspiración a todas esas novias que no quieren verse disfrazadas. Pues contaba a ¡HOLA! Novias Cristina Martínez-Pardo Cobián, diseñadora de Navascués que lo más importante para ella era encontrar ese algo que hiciera a un diseño especial, no en su versión más llamativa, sino en la de los elementos que pasan casi desapercibidos. "Una de las normas auto impuestas cuando entro en mi taller es que los detalles, por pequeños que parezcan, son vitales. Son la mejor manera de marcar la diferencia. La gran variedad de cortes, escotes, espaldas, encajes o bordados imprimen un carácter especial a cada diseño y son el sello de Navascués", explicaba. Y así lo ha logrado con el estilismo de Belén Corsini, que ha terminado por convertirse en todo un referente para las novias de hoy.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie