Cómo decorar un espacio grande con pocos invitados

Cómo organizar y decorar un espacio pensado para 400 invitados que ahora son 80

Existen fórmulas para transformar esas localizaciones y hacerlas aún más bonitas, sin miedo a una reducción de aforo

por Estrella Albendea

Con la primavera y el buen tiempo, cada vez son más las parejas que se animan a celebrar su boda, aunque tengan que hacerlo con menos invitados de los que tenían en mente. Este escenario les obliga a tomar una notable decisión: “¿cambiamos de espacio, ese que estaba pensado para un número mucho mayor de asistentes que el que se contemplaba en un inicio, o mantenemos el que tenemos y nos adaptamos?”. La duda supone plantearse empezar de cero con la decoración de una nueva localización, más pequeña, o por el contrario, modificar la planteada para un aforo de 400 convidados, que ahora son 80. Para esto último hay soluciones, tal y como relatan los expertos, con las que se puede exprimir al máximo ese enclave.

- 12 errores que debes evitar cometer si estás organizando tu boda en 2021

Adaptarse a las circunstancias

Los espacios grandes, bien decorados, son una apuesta segura, porque cuentan con zonas exteriores e interiores, que se pueden ajustar a un número de asistentes muy diverso. Lo explica así Javier Sastre, del Monasterio de Lupiana: “Nuestro espacio es muy versátil y puede adaptarse muy bien a bodas desde 15 a 500 invitados, ya que disponemos de cinco espacios principales en nuestra finca que adaptamos en función del número de invitados de cada boda. Hemos tenido desde una boda que eran 12 invitados hasta algunas de 500. Por ello, independientemente de la situación actual, ha sido normal estos años que parejas hayan contemplado nuestro espacio para su boda a pesar de ser pocos invitados”. 

Coincide con él, David Serrano, de la dirección del sevillano Hotel-Cortijo El Esparragal, cuyo equipo cuenta con una amplia experiencia en la organización de enlaces de muy diversos aforos: “Tenemos la suerte de que cuando unos novios deciden elegir el Hotel-Cortijo el Esparragal para un día tan especial, les cuesta mucho cambiar de idea aunque el aforo y las circunstancias cambien. Bien es cierto que tenemos muchas opciones y formatos tanto en interior como exterior, con multitud de espacios opcionales, llenos de magia y encanto, lo cuál nos permite adaptarnos a todas las necesidades posibles”. De las palabras de ambos se intuye que es imprescindible, para una celebración exitosa, que el lugar elegido cuente con diferentes estancias, que puedan utilizarse como distintos escenarios de la boda o, aquellas más pequeñas, para un enlace reducido.

- '¿Puedo celebrar mi pedida de mano en 2021?' Las expertas responden

Enlaces íntimos en espacios amplios

Cuando se pregunta a ambos enclaves emblemáticos acerca de qué tipo de zonas son más adecuadas para un enlace íntimo, indican que es viable tanto en interior como en exterior, pero resaltan que uno de los ingredientes más relevantes es la decoración que los acompaña. “Adaptamos y modelamos en función del número de invitados. Jugamos con los espacios y el mobiliario de la boda para hacer un montaje acorde a cada evento, para que quede precioso, acogedor, atractivo a la vista, que dé ganas de estar y quedarse”, aclaran desde el Monasterio de Lupiana.

En ocasiones, esas zonas con más historia o mayor popularidad de cada localización son las más pequeñas, lo cual permite celebrar en ellas una boda diferente y muy especia. Una ventaja que describen así desde Hotel-Cortijo El Esparragal: “En exterior, los Patios de Chinas o el Patio de la Morera o de la Capilla suelen ser una maravillosa alternativa a los jardines y al patio principal de adoquines. Y salones como Tahona o el del Artesonado son ideales para grupos reducidos de personas”. 

- ¿Tus amigos se casan este año? Estos regalos bonitos y asequibles les encantarán

Decoración sin límites

En los últimos meses, las decoradoras y wedding planners se han adaptado a las circunstancias para diseñar el mobiliario, los detalles y la imagen de cada una de sus bodas. Algunas, como Marketing for lemons, ya contaban con experiencia en la materia: “El número de invitados nunca ha sido algo que haya marcado nuestra forma de trabajar. Todas y cada una de las bodas que hemos hecho a lo largo de estos 8 años han sido diseñadas, decoradas y coordinadas adaptándonos a las circunstancias de cada pareja, gustos, estilo y presupuesto y así seguirá siendo”.

Lo primero que recomiendan las expertas es que, para un buen resultado, especialmente en celebraciones de aforo reducido, los novios se sientan reconocidos en cada detalle. Ello implica también que los invitados se sientan cómodos en el transcurso de la boda. “Y que las bodas en las que trabajemos no queden en el recuerdo como una más”. Para ello hay soluciones que implican mucho más que la simple selección de una paleta de colores, también la creación de bodegones y rincones muy originales. “En este tipo de enlaces se pueden crear espacios mágicos e introducir rincones y decoración, que en el caso de tratarse de una boda mucho mayor en número, sería totalmente imposible”, defienden desde Marketing for lemons.

- Cómo se han adaptado las fincas y otros espacios de bodas a 'la nueva normalidad'

Las bodas de primavera y verano

Con la esperanza de darse el ‘sí, quiero’ de la mejor forma posible, cada vez más novios fijan su boda en los próximos meses y apuestan por ajustarse a las circunstancias. Pero, ¿cómo serán los enlaces que se producirán en lo que queda de año? “Grandes, medianos, pequeños, de día, de noche… Pero con un plan B y C, preparados, para poder adaptarnos a las normativas dictadas por las autoridades competentes que rijan durante cada fecha. Al haber tantos cambios en lo que se puede y no se puede hacer, hemos de estar preparados para adaptarnos a cualquier situación. Pero somos optimistas de cara a la temporada que empieza en breve, pues el tiempo corre a nuestro favor a medida que se va vacunando a la población”, apunta Javier Sastre.

David Serrano va un paso más allá y descubre un nuevo fenómeno y una filosofía imprescindible de ahora en adelante: “El número de invitados se ha reducido de forma generalizada, si bien tenemos por delante bodas para mayor número de invitados que apuran en la medida de lo posible las oportunidades que conceden las restricciones en cada momento. También se empiezan a dar celebraciones en dos partes, es decir, celebraciones en dos días diferentes para repartir invitados, por ejemplo amistades para un día y familiares para otro”. Y continúa: “Los profesionales hemos dispuesto un mar de diferentes opciones que están consiguiendo que nada se pare, que todo continúe a pesar de cualquier circunstancia y ese es el principal mensaje que lanzamos a todos”. 

- Espacios de boda en España que esconden historias fascinantes

En lo referente a la decoración, desde Marketing for Lemons apuestan por dar todo el protagonismo a las flores y a la iluminación. “Jugar con ambos recursos para que los comedores no den sensación de desangelados ahora mismo es clave. Nuestros proyectos para 2021 están basados en incluirlos de una forma especial y diferente en los comedores”. Una de las opciones más bonitas es jugar con la naturaleza, toda una tendencia: “Trasladar los maravillosos jardines, bosques y montañas de nuestro querido norte, a los comedores y carpas en los que trabajaremos nos permitirá mantener incluso más distancia entre mesas de la exigida por la normativa, y que nadie se fije en ello, sino que se queden sin palabras al entrar en un comedor de auténtico cuento”. Es esa sensación la que desean tener, y seguro conseguirán, los novios de los próximos meses.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie