huesos-medico

Osteoporosis

¿Qué se produce antes, la fractura o la caída?

Una experta en osteoporosis nos aclara esta duda y nos habla de la osteporosis, una enfermedad silente que afecta, fundamentalmente, a mujeres posmenopáusicas.

por Nuria Safont

Pensamos que las fracturas, por ejemplo, de cadera, se producen tras una caída. Pero lo cierto es que no siempre es así. En ocasiones, los huesos de las personas, generalmente, mayores, se fractura y es entonces cuando estas pierden la estabilidad y se caen. Esto sucede cuando el hueso es débil, poroso, cuando se sufre osteoporosis, una afectación que produce pérdida de masa ósea. 

Osteoporosis y vitamina D: Su déficit aumenta el riesgo de padecerla

La osteporosis en cifras 

En España, la osteoporosis afecta a más de 2,8 millones de personas, siendo la mayoría mujeres. La doctora María Jesús Moro Álvarez, Jefa de Sección de Medicina Interna del Hospital Central de la Cruz Roja, asegura que “solo en 2017 se contabilizaron 330.000 fracturas por osteoporosis, lo que supone una media de más de 37 cada hora, y la previsión es que aumenten hasta unas 420.000 en el año 2030”. Asimismo, subraya que “la enfermedad afecta fundamentalmente a las mujeres tras la menopausia”. “El 22,5% de las mujeres mayores de 50 años tienen osteoporosis. Esto es porque los niveles de estrógenos, que juegan un papel crucial en el mantenimiento de un equilibrio saludable entre la destrucción y la regeneración ósea, disminuyen y los huesos se vuelven más frágiles”, añade. 

Por lo tanto, la idea extendida de que cuando alguien se fractura la cadera se debe a que se ha caído no es del todo correcta, porque puede haberse fracturado antes. Como nos aclara la experta, "pueden ocurrir ambas cosas. La fragilidad del hueso a la que conduce la osteoporosis hace que este se rompa y el paciente se caiga por falta de soporte. Pero también ocurre lo contrario: ante traumatismos de bajo impacto donde una persona que no se fracturaría aquí la fragilidad del hueso osteoporotico  hace que se rompa ante  caídas o traumatismos de bajo impacto", señala. 

Los ejercicios que debes hacer si padeces osteoporosis

Población vulnerable

Las personas más susceptibles de sufrirlo son mujeres con menopausias naturales o quirúrgicas  precoces, mujeres muy delgadas con bajo IMC (índice de masa corporal),  pacientes diabéticos, pacientes con tratamientos osteopenizantes  (corticoides que se usan para muchas enfermedades  respiratorias, cutáneas, inflamatorias intestinales, artritis  y otras)  mujeres con inhibidores de la aromatasa que se usan en el tratamiento del cáncer de mama, hombres que toman  antiandrógenos para el tratamiento del cáncer de próstata, entre otros. 

También es más frecuente en la población fumadora y en la población con  una elevada ingesta  etílica (alcohol). Por otro lado, el antecedente familia predispone de alguna manera a tener osteoporosis aunque no es claramente una enfermedad genética. Es decir, "las hijas de madres osteoporóticas tienen más riesgo de sufrir esta misma enfermedad". 

Los ejercicios, alimentos y los mejores consejos para prevenir la osteoporosis 

La osteoporosis no produce síntomas 

Hay que tener en cuenta que esta es una enfermedad indolora por lo que, "desgraciadamente, la sospecha suele venir o por  pertenecer a estas poblaciones de riesgo, o por haber presentado ya una fractura por fragilidad (es decir, de bajo impacto)", recuerda. De ahí que sea tan importante la visita al especialista para que nos haga una densitometría, la prueba diagnóstica par ala osteoporosis y que mide la densidad mineral del hueso. 

En cuanto al tratamiento, nos explica la Dra. Moro Álvarez, que ha participado en el foro Bone Site, organizado por Gedeon Richter, existen varias opciones, "tanto de administración oral como inyectables de forma subcutánea o de forma intravenosa en un hospital de día habitualmente. En general, todos actúan sobre el metabolismo del hueso en todo el esqueleto, para conseguir una ganancia de densidad mineral ósea y que, con ello, el hueso sea más resistente, lo que disminuye la aparición de fracturas", apunta. 

Pero  no todos actúan de la misma manera, de forma que unos lo hacen disminuyendo la destrucción o resorción ósea y otros aumentando la formación de hueso nuevo. "Es el médico experto en osteoporosis, o también conocidos como expertos en metabolismo óseo, los que deben de indicar cuál es el tratamiento adecuado en cada caso y en cada momento de evolución de la enfermedad". 

Afortunadamente, ha habido muchos avances tanto en la fisiopatología como en el tratamiento de la osteoporosis. Por ello disponemos cada vez  de más opciones de tratamiento: desde los clásicos bifosfonatos, derivados de la hormona paratiroidea y biosimilares de ésta  que se han comercializado recientemente y  también disponemos ya de lo que se conoce como terapias biológicas diseñadas específicamente para actuar en determinadas etapas  o receptores "clave"  del remodelado del hueso", concluye la  Dra. María Jesús Moro Álvarez. 

 - Posturas de yoga para fortalecer tus huesos

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie