can-yaman-2

Los ejercicios que practica Can Yaman para lucir cuerpazo ¿te animas a imitarle?

El secreto del actor truco, que arrasa en Instragram y despierta pasiones, es seguir una rutina estricta de dieta y ejercicio

por Nuria Safont

Can Yaman es el hombre de moda. Y es que el actor turco, que el pasado mes de noviembre aterrizó en Madrid y colapsó el aeropuerto de la capital, por la calurosa bienvenida que le dieron sus fans, despierta pasiones. Su cuerpo es una de las razones por las que a Yaman le sigue una legión de admiradoras. Pero su figura no es solo el resultado de una buena genética, sino del duro entrenamiento al que se somete a diario combinado con una dieta estricta.

El galán sigue una alimentación variada y equilibrada, con la presencia de todos los nutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas). Eso sí, le gusta cocinar bien, señaló en el programa 'Volverte a ver' dirigido por Carlos Sobera. Y le pirran alimentos como el plátano, las tortitas de avena, los huevos y las alcachofas, alimentos que come a diario. En cuanto a su entrenamiento físico, el protagonista de de la telenovela turca 'Erkenci Kus' (Pájaro soñador) es adicto al crossfit, boxeo y a las artes marciales. Pero es, sin duda, la rutina estricta de ejercicios de calistenia lo que ha convertido al actor en un 'adonis' de carne y hueso.

¿Qué es la calistenia? 

Es un sistema de ejercicios que se sirve del peso del propio cuerpo, en vez de utilizar aparatos de un gimnasio. El objetivo de la calistenia es mover grandes grupos musculares con la finalidad de adquirir mayor fuerza física. 

Los beneficios de la calistenia son muchos y variados: mejora la fuerza, la flexibilidad, resistencia, equilibrio y agilidad. Pero además, también adelgaza. Debido a que se activa toda la musculatura y que se pueden combinar diferentes tipos de ejercicio, la calistenia es un buen método para perder peso. Los resultados, de hecho, se pueden notar en las primeras semanas de práctica. 

- Relacionado: Acelera tu metabolismo con un buen entrenamiento

VER GALERÍA

 

Ejemplos de calistenia 

A pesar del nombre y lo desconocido que es para muchos, los ejercicios que se practican nos resultarán muy familiares. Estos son algunos ejemplos que nos ofrecen los expertos de Zagros Sports, en Madrid. 

Sentadillas 

Se trata de uno de los ejercicios más completos. Trabaja el tren inferior (piernas y glúteos) aunque también la musculatura abdominal. Para realizarlas coloca las piernas con una separación superior al ancho de los hombros. Desde ahí flexiona las rodillas imitando el gesto de sentarnos, manteniendo la espalda siempre recta y el abdomen activado. 

Dominadas

Con ellas, se fortalece, fundamentalmente, el tren superior, espalda y abdomen. Para realizarlos se necesitará una barra. Colgada de ella, flexiona los brazos para subir la cabeza por encima de ella. Es importante mantener la tensión para evitar balanceos. Ten paciencia si al principio no lo consigues. Requiere tiempo. Para intensificar el ejercicios puedes practicar las dominadas flexionando las piernas en ángulo recto. 

'Glute Bridge' 

Túmbate boca arriba, con las piernas flexionadas con los talones lo más cerca posible del glúteo, eleva la cadera hasta formar una línea recta con el cuerpo (desde hombro a talones). Hazlo con el abdomen fuertemente activado para sostener el cuerpo y evitar lesiones. Con este ejercicio trabajas los glúteos y los isquiotibiales. También fortaleces los abdominales y refuerzas la zona lumbar. 

Pino 

Este ejercicio consiste en matener el equilibrio en posición vertical y apoyada sobre las manos, tal como solíamos hacer cuando éramos pequeñas. Fortaleces los hombros, la espalda, las lumbares y abdominales. Es recomendable empezar con supervisión, pues es muy difícil tener una imagen corporal correcta sin ayuda. Al principio, se puede realizar con la ayuda de la pared hasta que se consiga dominar el ejercicio.

VER GALERÍA

 

Apta para todos 

Puedes empezar a practicar dichos ejercicios en cualquier momento, independientemente de la edad y de tu condición física, siempre y cuando no tengas ninguna lesión u enfermedad que lo contraindique. Lo que sí es importante es que, al menos al principio, entrenes con un profesional cualificado. De esta manera, evitarás realizarlos mal y causarte algún daño. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie