bella-hadid-boxing

Ponte los guantes y comienza a boxear

No podemos negar que el boxeo está de moda, tanto para hombres como para mujeres, y es por razones muy convincentes.

por Cristina Soria

Hace tiempo que el boxeo dejó de ser cosa de hombres, y cada vez son más las mujeres que se enfundan unos guantes y comienzan a practicarlo. Parece que ya están superadas antiguas creencias que lo tachaban de un deporte violento, mayoritariamente masculino, que musculaba de forma poco agraciada el cuerpo de la mujer.

A día de hoy está irremediablemente de moda, se le conoce como Fitboxing y se practica sin contacto en clases mixtas en las que destacan el compañerismo y un saludable afán de superación. Puede practicarse a cualquier edad, y aquellos que lo prueban aseguran que es divertido, que les ayuda a desestresarse y desconectar, además de notar en poco tiempo los resultados en el cuerpo. Eso sí, también confirman que se suda de lo lindo. Taylor Swift y Karlie Kloss, o sin ir tan lejos Pilar Rubio y Elsa Pataki han sucumbido antes los guantes y el sparring.

Leer: Bungee Workout, la nueva revolución en los gimnasios

Tu cuerpo se tonifica y elimina grasas

Se trata de un ejercicio con el que se pueden quemar hasta 900 calorías en apenas 50 minutos de entrenamiento y reducir notablemente el porcentaje de grasa acumulada en el cuerpo. Pero el boxeo no es solo un ejercicio cardiorespiratorio. Con el entrenamiento que se realiza en las clases tu masa muscular se incrementa ya que se trabajan todos los grupos musculares, pero en especial los brazos (una zona difícil para las mujeres), las piernas y las abdominales. Al eliminar grasas a la vez que tonificas los músculos, los tiempos de entrenamiento se acortan y optimizan. 

VER GALERÍA

Para ver los resultados a medio plazo no es necesario que lo practiques a diario, pero si es recomendable hacerlo una media de 3 veces por semana.

Descarga adrenalina y libera endorfinas

Gracias al boxeo podrás reducir el estrés y las tensiones acumuladas durante el día a base de golpeo. Además, al tratarse un deporte de alta intensidad se liberan una serie de hormonas, entre ellas la endorfina, que funciona como un analgésico natural y es capaz de estimular los centros de placer del cerebro. A día de hoy, el boxeo ya ha demostrado que funciona de maravilla como terapia antiestrés que ayuda a mantener alejados del cerebro los pensamientos negativos.

Leer: Tienes muchas formas de entrenar sin salir de la piscina

Mejora la precisión y los reflejos

Si bien se mide normalmente la fuerza del impacto al golpear el sparring o saco de boxeo, golpes como el knockout necesitan más precisión que fuerza. Por eso estarás poniendo en marcha la rapidez de reflejos, la agilidad y la flexibilidad. De hecho, los boxeadores profesionales realizan ejercicios específicos para mejorar su rapidez de reflejos.

Además, con el boxeo ejercitas todo el tiempo el control mental y aumentas la capacidad de concentración para lograr tus objetivos y superarte día a día.

Aumenta la autoestima

Mientras te estás poniendo en forma, estás adquiriendo conocimientos de defensa personal, algo que inevitablemente te hace sentir más segura, como persona y ante la vida, y aumenta la confianza en ti misma. Además, en cada clase notarás cómo mejoras con respecto a la anterior, irás logrando objetivos paso a paso, y eso te hará sentir bien contigo misma al comprobar tus logros. De esta manera, tu autoestima crece con cada golpe de puño o pierna.

Leer: Kettlebell: las pesas rusas que mejorarán tu entrenamiento

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie