Es el utensilio más preciado de cualquier chef y aunque no hace falta disponer de todos los cuchillos que un profesional maneja, sí hay algunos que deberías tener para hacerte la vida más fácil en la cocina.

Por

Los cuchillos son al cocinero lo que los pinceles al pintor, una de las herramientas imprescindibles para el desarrollo de su trabajo. Si eres de las que solo tiene uno o dos y los usan para todo, ya es hora de que conozcas cuáles y por qué has de hacerte con el utensilio que no nos puede faltar en la cocina, en sus distintas variedades, cada una con un uso diferente.

Un buen cuchillo nos facilita tareas como pelar, cortar, picar, laminar, deshuesar, etc. Y ya que es un instrumento de hoja con filo y, a menudo punta, siempre que lo utilices pon los cinco sentidos para no cortarte. Los más utilizados, y duraderos, son los de acero inoxidable aunque también los hay de acero al carbono, titanio o cerámica. El mango más popular es del madera, pero los hay de goma, metal, plástico o polioximetineno.

PINCHA EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR LA GUÍA DE CUCHILLOS

PINCHA EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR LA GUÍA DE CUCHILLOS

Cuáles son los cuchillos de cocina más útiles en la cocina

Los expertos coinciden en que si tenemos que hacer una selección de los cuchillos que no pueden faltar en tu cocina son el cuchillo de cocinero, el pelador o la puntilla, el fileteador y el que sirve para cortar pan. Pero nosotros te vamos a recomendar alguno más.

Cuchillo pelador

Como su propio nombre indica, es aquel que es imprescindible para pelar, gracias a su forma, todo tipo de verduras, hortalizas y frutas. Su tamaño no es muy grande.

La puntilla

Su función es similar al pelador porque se utiliza también para pelar, pero, además, gracias a su punta, nos ayuda a retirar imperfecciones, tallos o pedúnculos, cortar al aire y, en algunas ocasiones, deshuesar determinados productos.

Cuchillo de cocinero o del chef

Este es uno de los que no pueden faltar por su enorme versatilidad y su capacidad multiusos. De hoja ancha, filo liso, ancho y fuerte, se conoce también como cebollero. Su equivalente en Oriente es el cuchillo Santoku, de base plana y punta redondeada, se utiliza para cortar, picar o rebanar todo tipo de verduras, frutas, carnes, pescados, aves, etc.

Leer más: 'Brunoise', 'concassé', 'mirepoix', 'juliana'... ¿conoces los principales cortes de verduras?

Cuchillo chuletero

De hoja delgada, fuerte y dentada, es el cuchillo perfecto para cortar de una manera fácil y precisa todo tipo de carnes, incluidas las que se hacen a la brasa.

Cuchillo para deshuesar

Es ligeramente alargado y al terminar en punta, permite cortar y separar las partes más inaccesibles de la carne que estén pegadas al hueso.

Cuchillo para filetear

Su hoja es delgada y flexible permite cortar tanto carnes como pescados en filetes y también se emplea para desollar carnes y eliminar espinas de pescados.

Cuchillo para trinchar

Gracias a su hoja alargada y flexible y a su filo fino, su función es cortar todo tipo de asados y carnes en lonchas del grosor que queramos.

Cuchillo para el pan

De hoja larga y fuerte, con el filo dentado, nos ayuda a cortar el pan en rebanadas sin ningún esfuerzo.

Cuchillo jamonero

No todo el mundo tiene un jamón en casa para cortarlo, pero si en tu casa no falta una paletilla o una pierna, no puedes prescindir de este cuchillo de hoja larga, lisa, delgada y flexible que te permitirá un corte perfecto de las lonchas.

Cuchillo para salmón ahumado y carpaccio

No es de los cuchillos imprescindibles, pero si tomas mucho salmón ahumado y preparas muchos carpaccios, entonces no puede faltar en tu cocina. Su hoja larga, fina y flexible nos permite un corte en lonchas muy finas. También se usa para cortar y dividir bases de tartas y bizcochos.

Espátula

No es propiamente un cuchillo porque no sirve para cortar, pero su hoja larga, plana, lisa y flexible nos ayuda a extender uniformemente cremas, chocolate, etc, especialmente sobre o como relleno de tartas y pasteles.

Consejos para mantener tus cuchillos siempre en buen estado

Además, es recomendable que no escatimes en comprar unos buenos cuchillos porque la diferencia con unos que no lo son es abismal y el objetivo es facilitarte el trabajo, así que es preferible que tengas unos pocos de calidad, que muchos malos. Eso implica también unos cuidados mínimos para que te duren mucho tiempo y siempre estén en perfectas condiciones.

  • Mantenlos siempre bien afilados, bien con una piedra o con un afilador manual o eléctrico.
  • Usa cada cuchillo para lo que vale y no corras el riesgo de darle otras utilidades porque se estropean.
  • Utiliza siempre siempre superficies lisas y no excesivamente duras para cortar. Las tablas de madera o de plástico son las más adecuadas para corta con cuchillo.
  • No arrastres el cuchillo para recoger los alimentos cortados porque el filo se deteriora.
  • Lava los cuchillos siempre a mano con jabón y agua. No los metas en el lavavajillas porque podrían chocarse con otros utensilios y perder filo.
  • Sécalos inmediatamente y guárdalos en su sitio -un taco de madera es la mejor opción o una de esos soportes con imanes que se clavan en la pared-.