por Marta Romero

Dicen que el mejor compañero de un gran cocinero, sea de la gastronomía que sea, es un buen cuchillo. Habrá algunos que, por el producto que trabajen o el tipo de cocción que practiquen, te digan que este elemento es secundario, pero seguro que te ponen en primer lugar todo tipo de herramientas sencillas que, si son de calidad, marcan la diferencia en sus cocinas. Y una de ellas puede ser una buena tabla de cocina y si es una tabla de cocina de madera, mucho mejor.

A la hora de escoger entre unas y otras, debes tener muy en cuenta el tamaño y el material con el que han sido fabricadas, además de aspectos secundarios (pero también importantes) como su diseño o su ligereza. Y es que cualquier receta exige de la manipulación de ingredientes, por lo que es mejor trabajarlos con comodidad, orden y seguridad. Es por eso por lo que debes tener al menos un par de ellas en la cocina. Antes de contarte cuál es la que más te conviene, vamos a decirte qué debes tener en cuenta a la hora de elegirla.

15 básicos de cocina que te harán la vida más fácil

    La mejor selección de tablas de cocina

    Tabla de cocina de madera de acacia

    Comprar desde 16,25 € 

    Una de las mejores maderas para usos culinarios es la de acacia, por ser además, una de las que consigue un acabado más bonito. Es, además, como ésta tabla que te proponemos, muy resistente a los cortes. Tiene mango, para un uso más cómodo y poder trasladar los ingredientes de un lado a otro de la cocina, un tamaño bastante grande y, como todas las de madera, es muy higiénica y no coge olores ni deja sabores.

    De polietileno, Tabla de Cocina Metaltex PE-500 

    Comprar por 29,67€ 

    Disponible en 12 colores diferentes para que elijas la que mejor hago juego con tu mobiliario de cocina, esta tabla de corte es una de las más utilizadas por los profesionales de la cocina porque no conserva olores ni sabores, es apta para lavavajillas, tiene pies antideslizantes y es muy robusta y rígida. Además está fabricada en polietileno, un material reciclable y apto para el contacto con los alimentos por ser fisiológicamente inerte y estar aceptado por las normas en materia alimentaria de la CE (FDA entre otras y BGA). Está disponible en varias medidas pero nosotros nos quedamos con la de 50 x 30 x 2 cm, que es perfecta para una cocina doméstica.

    Tabla de cocina de madera de bambú

    Comprar por 25,49 € 

    El bambú es una de las maderas más usadas hoy en día, ya que es un material fácil de obtener, es bastante duro y resistente y, como todas las tabla de madera, presenta un buen resultado frente a las bacterias. Esta tabla tiene un borde de 90° que se desliza sobre el borde de la encimera y evita que ésta se nos resbale cuando la utilicemos. Ya hemos dicho que la seguridad es punto importante a la hora de elegir una tabla. Es bastante grande, tiene una ranura que rodea toda la tabla para evitar derrames y es impermeable, además de sostenible y ecológica.

    Tabla de cocina Joseph Joseph Cut y Carve de bambú

    Comprar por 37,65 €

    Esta original y funcional tabla está fabricada en resistente bambú y ofrece unas prestaciones diferentes a otras ya su  superficie de corte está inclinada y permite recoge carne, jugos y migas de pan. Además tiene una zona central que sujeta los alimentos para que nos se deslicen al cortar.

    Tabla de cocina de mármol y elegante

    Comprar por 66,70 €

    Con una tabla de mármol y mango de madera como ésta, no solo trabajarás los alimentos, sino que podrás presentarlos en la mesa de una manera elegante. Es perfecta para dejar tal cual las crudités de tu mesa de hummus o poner varios quesos y frutos secos. Al final, no solo tienes una tabla para cocinar, sino que también cuentas con un atractivo elemento decorativo que no tienes por qué guardar en un cajón. Su tamaño no es demasiado grande ni muy pequeño y, además, es duradera y resistente. El mármol, al fin y al cabo, lo es.

    Tabla de cocina Zeller 24801 Bloque de madera de ficus

    Comprar por 24,98 €

    La madera de ficus es perfecta para usar de manera habitual en la cocina. Es una de las maderas más blandas y, por tanto, se porta mucho mejor con nuestros cuchillos. Son muchas las marcas que cuentan con alguna fabricada en este material, como ésta que aún a pesar de ser muy resistente, daña mucho menos nuestros cubiertos. Además, tiene pies antideslizantes, es ecológica y quedará genial en tu cocina.

    Tabla de cocina con cajón extraíble

    Comprar por 14,97 € 

    Esta es otra tabla de madera de bambú que, como ya hemos dicho, es uno de los mejores para este tipo de productos. Pero, además, cuenta con un cajón extraíble que lo hace mucho más práctica, pues podrás depositar en él, o bien lo que descartes de cada uno de los ingredientes o bien lo que quieras quedarte de ellos. Es más pequeña que las anteriores, pero su tamaño medio hace que trabajar con ella sea bastante cómodo, sobre todo, porque apenas tendrás que moverla.

    ¿Qué debe tener una buena tabla de cocina?

    • Debe ser firme y amplia.
    • Para cortar y manipular ingredientes, lo mejor es que elijas las que se fabrican en madera (las más habituales son las de haya, olivo, arce, roble o bambú) o materiales sintéticos como el plástico. Si eliges estas últimas, que se estropean con mayor facilidad, invierte en una buena, será más duradera y no acumulará olores. Las primeras, sin embargo, son más seguras a nivel bacteriano, pero también estropean un poco más nuestros cuchillos.
    • Para servir, puedes escoger otros materiales como la piedra, la pizarra, el cristal o el mármol.

      ¿Cómo limpiar una tabla de cocina?

      Tener la tabla de cocina limpia y desinfectada es algo imprescindible en cocina. Debes tenerla siempre lista para poder cortar cualqueir tipo de alimento y después de su uso deberás utilizar uno de los siguientes métodos para tenerla siempre a punto:

      1. Con vinagre

      • Limpia la superficie de la tabla con un paño o con una esponja y jabón, rocíala con vinagre blanco y déjalo actuar 10 minutos.
      • Pasado este tiempo, enjuágala como de costumbre y déjala secar.

      2. Con zumo de limón

      • Frota medio limón sobre la superficie de la tabla durante un par de minutos.
      • Déjalo secar sin enjuagar.
      • Enjuaga con agua y unas gotas de lavavajillas.

      3. Con lejía alimentaria

      • Sumerge la tabla en agua con un chorrito de lejía y deja actuar durante 15 minutos.
      • Aclara bien bajo el grifo

      ¿Te han gustado estas recomendaciones? Suscríbete aquí para recibir todas las semanas la guía de compras ¡HOLA!.

      Más noticias sobre Selección Gourmet
      Últimos comentarios

      Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
      Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema

      Para poder comentar necesita ser usuario registrado de hola.com

      Regístrate para comentar

      Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie