Los de patatas son los reyes, pero la técnica para hacer 'chips' deliciosos la puedes aplicar a un sinfín de vegetales. Te mostramos cómo hacerlo de la manera más sencilla para obtener el resultado más crujiente, apetecible y saludable

Por

Las patatas fritas son las reinas del aperitivo. Un snack del que existen muchísimas variedades, pero cuya base al final es el producto, aceite y sal. Eso si las haces en versión casera -las bolsas industriales suelen incluir aditivos nada aconsejables-. ¿Te has animado alguna vez a preparar la versión casera de este capricho? Nosotros queremos ir un poco más allá y aplicar la misma técnica para hacer todo tipo de chips de verduras crujientes, deliciosos y con una vertiente más saludable.

Cuáles son los vegetales ideales para hacer chips

La clave es optar por productos que no contengan demasiada cantidad de agua pues lo que vamos a hacer es deshidratarlos. Los que resultan mejor, además de la patata, son el boniato, la remolacha, la zanahoria, la chirivía, el apionabo, la yuca, el calabacín o la berenjena. Igualmente, puedes probar con algunas frutas como la manzana, la piña, el melocotón, el plátano o el mango, cuyos chips son perfectos para acompañar numerosos postres.

Cómo hacer chips vegetales

Hay 4 formas de hacerlos: fritos en aceite, al horno, en el microondas o con una deshidratadora. En este caso, os proponemos aplicar los dos primeros métodos. Y el utensilio que no te puede faltar, elijas el que que elijas, es una mandolina o un pelador para cortarlos lo más finamente posible. Con un cuchillo también nos vale, pero has de tener mucho cuidado para lograr un corte fino y uniforme.

1.- Lava, seca y corta el producto elegido en rodajas o láminas finas. Es mejor que les dejes la piel porque contribuye a que el resultado quede más crujiente.

2.- Tienes que quitarles todo el agua posible, así que una buena manera de hacerlo es ponerles un poco de sal fina y dejarlas reposar 4 minutos para que se sequen.

3.- Si optas por la fritura, tendrás que poner el aceite caliente, pero sin que llegue a humear, y esperar a que el vegetal en cuestión se dore de forma uniforme para sacarlo sobre papel absorbente.

4.- Si decides preparar los chips al horno, previamente precalentado a unos 180 grados, puedes ponerles un poquito de aceite y meterlas separadas entre sí sobre una bandeja con papel durante unos 20 minutos, pero vigila que no se quemen porque son muy delicados. (El calabacín y la berenjena se hacen antes, mientras que los de textura más dura necesitan más tiempo y quizás unos grados más de temperatura).

5.- Deja que tus chips se enfríen, añade sal fina y si quieres darles un toque aromático, agrega alguna especia y/o hierba.

Cómo conservar los chips vegetales

Una vez que se han enfriado, si no los vas a consumir en ese momento, mételos en un recipiente hermético o en una bolsa de plástico con cierre zip para que se mantengan crujientes y consérvalos en un sitio seco. Los tendrás listos para tomar en tus aperitivos o incorporarlos en multitud de platos. Te dejamos varias recetas diferentes: con berenjena, zanahoria, patata, remolacha, chirivía y calabacín.

Paso a paso: chips de berenjena con salsa verde

La berenjena es uno de los vegetales que mejor resultan para ser convertida en deliciosos y crujientes chips. Los hacemos fritos en este caso y los acompañamos con una salsa que lleva, entre otros ingredientes, espinacas y albahaca fresca.

VER RECETA

Paso a paso: chips de remolacha al horno

La remolacha es otro ingrediente ideal para aplicar esta técnica. La cortamos en láminas muy finas que ponemos en el horno junto a varias especias y el resultado es un saludable snack para tomar en cualquier momento del día.

VER RECETA

Paso a paso: chips de zanahoria

También optamos por el horno para cocinar estos chips, que en esta ocasión son a partir de zanahoria, y cuya técnica también puedes aplicar a otras raíces o tubérculos como el nabo, la chirivía o el apionabo.

VER RECETA

Paso a paso: chips de calabacín

El calabacín es un auténtico comodín en la cocina porque lo puedes transformar en todo tipo de recetas: pistos, cremas, sopas, guisos... y también en unos deliciosos chips como estos que te proponemos que freímos en una sartén con abundante aceite.

VER RECETA

Paso a paso: chips de patata y chirivía

Los de patata son los chips por excelencia. En esta última propuesta los preparamos fritos junto a unas láminas de chirivía, otro vegetal ideal para aplicar esta técnica.

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.