El pimiento es uno de esos comodines de la cocina que forma parte tanto de las recetas más básicas como de las más elaboradas. Entre las múltiples técnicas para cocinarlos está la de asarlos y nosotros queremos darte absolutamente todas las claves para que te queden perfectos haciéndolos de esta manera

Por

Los pimientos asados acompañan como guarnición a miles de platos de todas las cocinas del mundo, tanto de carne como de pescado. Incluso, forman parte de otras recetas como ensaladas, guisos y estofados varios, bocadillos, sándwiches, pastas, arroces, etc. A esa enorme versatilidad, súmale sus propiedades saludables, y que son uno de los productos básicos que no deben faltar en nuestra dieta. 

Los pimientos tienen un gran poder antioxidante. Triplican el contenido en vitamina C de los cítricos -además de tener otras vitaminas del grupo A, B y E y minerales como el fósforo, el calcio, el potasio y el magnesio-; son ricos en fibra y, por tanto, ayudan a regular el tránsito intestinal y, además, al contener mucha agua, aportan muy pocas calorías. Puedes comprar magníficas conservas de este producto, pero no se le parecen ni de lejos a la versión casera. Es un vegetal que encontrarás durante todo el año en el mercado, aunque los mejores son los que hay entre el verano y el otoño.

¿Cuál es el mejor pimiento para asar?

Los hay de diferentes variedades, tamaños y colores. Todos los pimientos son aptos para asar pero, sin duda, los mejores, son los rojos, también conocidos como morrones.

Asegúrate de que están en su óptimo estado de maduración, con la piel lisa y sin daños. Escógelos carnosos, duros y firmes al tacto. Y, dos consejos más, procura que sean todos del mismo tamaño para que se asen por igual y que tengan el tallo de un color verde vivo y una textura tersa.

Además de los pimientos, para asarlos tan sólo necesitas un poco de aceite de oliva virgen y, de forma opcional -y si te gusta el toque que le aportan, unos ajos.

Cómo hacer pimientos asados

  1. Precalienta el horno a 200ºC
  2. Lava, seca los pimientos y úntalos con aceite de oliva virgen
  3. Colócalos en una fuente de horno 
  4. Introduce en el horno y asa durante 1 hora comprobando que la piel se quema

  5. Saca del horno, tápalos con un paño, con papel film o aluminio, para que suden, y déjalos, como mínimo, 20 minutos y así podrás palarlos con mayor facilidad

Cómo pelar y aliñar los pimientos asados

  1. Una vez que se han enfriado ligeramente, procede a pelarlos y a quitarles tanto las semillas como el tallo, dejándolos bien limpios y reservando los propios jugos que han soltado
  2. Córtalos como más te guste, por ejemplo en tiras
  3. Alíñalos como prefieras. Te proponemos uno a base de los ajos asados pelados, un poco más de aceite, vinagre, sal, pimienta y una pizca de comino. Agrega también los jugos del asado
  4. Si quieres y haces bastante cantidad de pimientos asados, los puedes envasar antes de aliñar en frascos de cristal, cubiertos con un poco del líquido de cocción y aceite de oliva. Así podrás mantenerlos durante un mes en la nevera. Y si quieres conservarlos más tiempo, puedes meterlos en botes esterilizados, agregar aceite de oliva, taparlos, ponerlos al baño maría durante unos 20 minutos, dejar enfriar y guardar en un sitio seco y oscuro, sin grandes cambios de temperatura

Otras formas de asarlos

Hay quien opta por otros métodos para asar los pimientos. Te mostramos 3 de ellos:

  1. A la parrilla. Con unas buenas brasas, también lograremos unos pimientos asados de 10. Hay que vigilar que las llamas no quemen directamente los pimientos e ir girándolos para que se hagan de forma uniforme. Con 20 ó 25 minutos será suficiente.
  2. Sobre la llama de una cocina de gas. Es útil cuando se trata de asar poca cantidad de pimientos. Se colocan directamente sobre el fuego y se cocinan a media potencia unos 25-30 minutos girándolos cada cierto tiempo.
  3. En el microondas. Ponemos los pimientos, sin tallo ni semillas, en una bandeja con un poco de aceite y los asamos 8 minutos a máxima potencia. A mitad de cocción, dales la vuelta. Cuando terminen, déjalos reposar 5 minutos dentro del microondas. Y si tienes grill, combina ambas funciones: 4 minutos de micro normal y 4 de grill.

Algunas recetas con pimientos asados

Y ahora que ya tienes las claves para conseguir que te salgan unos pimientos asados perfectos, te mostramos 5 riquísimas recetas que llevan este vegetal cocinado en el horno o en el microondas. Son solo una pequeña muestra de lo que da de sí esta técnica aplicada a una de las hortalizas más consumidas en el mundo.

Paso a paso: ensalada de garbanzos, granada y pimientos asados

El pimiento asado en ensalada es todo un clásico. Descubre esta original combinación con garbanzos, cebolla morada, granada y nuestro vegetal protagonista que cocinamos en el microondas.

VER RECETA

Paso a paso: chapata con aguacate, pimiento asado, queso y mayonesa de remolacha

Tanto a sándwiches como a bocadillos el pimiento rojo le va de cine (sobre todo en compañía de algunas conservas como el atún). Aquí te proponemos asarlo para introducirlo dentro de una chapata con lechuga, aguacate y queso con mahonesa de remolacha.

VER RECETA

Paso a paso: pimientos asados de colores

Llena tus platos de color asando pimientos de distintos colores para incluir en recetas como esta, con otros elementos como aceitunas.

VER RECETA

Paso a paso: crema de pimiento rojo asado

El pimiento cocinado de esta forma también es ideal para incorporarlo a recetas como esta crema. El sabor es increíblemente delicioso.

VER RECETA

Paso a paso: pimientos asados rellenos de carne y queso

El pimiento asado es perfecto para rellenar. Puedes hacerlo de todo tipo de ingredientes, como carnes, pescados, mariscos o verduras. Esta es nuestra propuesta.

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.