/ 
clock 01:00 | easyFácil | 10 COMENSALES

Salmón ahumado con costra de hierbas y ensalada de lombarda y fruta para Nochevieja

Hacer salmón ahumado casero no es difícil. El resultado es buenísimo y, sobre todo, mucho más económico. Sin duda, el mejor resultado lo obtendremos si disponemos de un ahumador en casa… algo que es muy habitual en los países nórdicos, pero no aquí. Por eso, contamos con la alternativa de usar una sal ahumadora, que es muy fácil de encontrar y da un resultado más que aceptable. Para dar un toque más elegante y distinguido a este salmón para tomarlo en la cena de Nochevieja, o en cualquier otra celebración, le haremos una deliciosa costra de hierbas y lo acompañaremos de una ensalada de lombarda y frutas, muy navideña.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Hacer salmón ahumado casero no es difícil. El resultado es buenísimo y, sobre todo, mucho más económico. Sin duda, el mejor resultado lo obtendremos si disponemos de un ahumador en casa… algo que es muy habitual en los países nórdicos, pero no aquí. Por eso, contamos con la alternativa de usar una sal ahumadora, que es muy fácil de encontrar y da un resultado más que aceptable. Para dar un toque más elegante y distinguido a este salmón para tomarlo en la cena de Nochevieja, o en cualquier otra celebración, le haremos una deliciosa costra de hierbas y lo acompañaremos de una ensalada de lombarda y frutas, muy navideña.

  • 1 lomo de Salmón
  • 1 ramillete de Cebollino
  • 1 ramillete de Eneldo
  • 1 ramillete de Cilantro
  • 3 cs de Escamas de sal negra
  • 1 puñado de Brotes tiernos
  • 1.5 Kg de Sal de ahumar o sal ahumada
  • 200 g de Azúcar blanca
  • 1 Naranja
Para la ensalada:
  • 400 g de Lombarda
  • 1 Naranja
  • 1 Manzana
  • 3 cs de Mayonesa
  • Sal
  • Pimienta negra
  1. 1.

    Para elaborar este salmón ahumado con costra de hierbas, lo primero que debemos hacer es limpiar perfectamente los lomos de salmón y retirarle todas las espinas con la ayuda de unas pinzas de pescado. Para esta receta, el salmón debe estar previamente congelado, para evitar problemas con el anisakis.

  2. 2.

    Ponemos en un bol la sal ahumada y añadimos el azúcar.

  3. 3.

    Sacamos la ralladura de la cáscara de la naranja, con cuidado de tomar solo la parte naranja, evitando la blanca, que es amarga. Añadimos esta ralladura al bol con la sal y mezclamos todo.

  4. 4.

    En una fuente con un tamaño suficiente para que quepa el salmón, ponemos la mitad de la mezcla de sal. Ponemos encima el salmón y cubrimos con el resto de la sal. Debe quedar totalmente enterrado. Tapamos con plástico film y ponemos algo de peso encima, puede servir un par de cartones de leche o alguna lata.

  5. 5.

    Llevamos a la nevera, donde debe reposar entre 30 y 36 horas, no menos.


  6. 6.

    Pasado este tiempo, sacamos el salmón y lo retiramos toda la sal lavándolo bajo el chorro de agua fresca. Lo secamos ligeramente.

  7. 7.

    Ponemos todas las hierbas picadas en un bol, esto es, el cebollino, el eneldo y el cilantro. Añadimos unos cuanto micro brotes tiernos enteros y la sal negra. Mezclamos bien.

  8. 8.

    Extendemos la mezcla de hierbas y sal negra por encima del lomo del salmón, apretando un poco, para que se quede pegada en forma de costra.

  9. 9.

    Vamos cortando pequeñas láminas de salmón, que serviremos junto a la ensalada y regaremos con un hilito de aceite de oliva virgen extra.

  10. 10.

    Para la ensalada, picamos en brunoise fina la lombarda. Sacamos los gajos de naranja a sangre y cortamos la manzana, una vez pelada y descorazonada en dados o láminas. Lo mezclamos todo y aliñamos con sal, pimienta negra y un poco de mayonesa que de cuerpo a la ensalada.