Pizzas con queso provolone y orégano
 / 
clock 01:30 | easyFácil | 2 COMENSALES

Pizzas con queso provolone y orégano

Te proponemos elaborar una masa de pizza casera y darle forma ovalada para hacer dos unidades individuales. Le vamos a poner su tomate correspondiente y provolone. Se trata de un queso elaborado en el norte de Italia, de pasta semiblanda, que tiene una textura muy elástica y por eso es ideal para fundir. Les daremos también un toque de orégano seco.

Pizzas con queso provolone y orégano

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Te proponemos elaborar una masa de pizza casera y darle forma ovalada para hacer dos unidades individuales. Le vamos a poner su tomate correspondiente y provolone. Se trata de un queso elaborado en el norte de Italia, de pasta semiblanda, que tiene una textura muy elástica y por eso es ideal para fundir. Les daremos también un toque de orégano seco.

Para la masa de pizza
  • 250 g de Harina
  • 15 g de Levadura de panadería
  • 125 ml de Agua templada
  • 1 pizca de Sal
  • 1 cucharadita de Aceite de oliva virgen extra
  • 0.5 cucharadita de Azúcar blanco
Para la cobertura
  • 4 cs de Salsa de tomate
  • 150 g de Queso provolone en lonchas
  • 4 cc de Orégano
  • 2 cc de Aceite de oliva virgen extra
LA MASA
  1. 1.

    Mezcla en un bol un poco de agua tibia, el azúcar y la levadura. Remueve bien y deja reposar unos minutos.

  2. 2.

    Echa la harina en otro bol, haz un agujero en el centro y añade la mezcla anterior, la sal y el aceite.


  3. 3.

    Ve añadiendo el resto de agua tibia y mezclando a la vez. Quizás tengas que añadir algo más de agua.

  4. 4.

    Saca a a la mesa de trabajo y amasa un poco para volver a poner el resultado en el bol, tapar con papel film o un trapo y dejar reposar hasta que duplique su volumen (como mínimo 1 hora).
LA PIZZA
  1. 1.

    Precalienta el horno a 180 grados.

  2. 2.

    Saca la masa, amasa ligeramente y divide en dos para estirar con forma ovalada.

  3. 3.

    Extiende la salsa de tomate por encima y coloca las lonchas de provolone.


  4. 4.

    Espolvorea el orégano por encima.

  5. 5.

    Coloca las dos pizzas en una bandeja de horno cubierta con papel resistente al calor.

  6. 6.

    Hornea las pizzas a 180 grados, con calor por arriba y por abajo, durante unos 10-15 minutos.