Espárragos trigueros salteados al wok con gambas
 / 
clock 25min | easyFácil | 4 COMENSALES

Espárragos trigueros salteados al wok con gambas

El secreto del wok y de todos los salteados orientales es partir de un wok (o sartén) bien caliente, tener todos los ingredientes preparados y cocinar muy rápido a temperatura alta. Estos trigueros salteados al wok con gambas es una elaboración tan fácil como saludable. Si quieres que se convierta en un excelente plato único, acompáñalo de arroz o de unos tallarines.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

El secreto del wok y de todos los salteados orientales es partir de un wok (o sartén) bien caliente, tener todos los ingredientes preparados y cocinar muy rápido a temperatura alta. Estos trigueros salteados al wok con gambas es una elaboración tan fácil como saludable. Si quieres que se convierta en un excelente plato único, acompáñalo de arroz o de unos tallarines.

  • 1 manojo de Espárragos trigueros
  • 300 g de Gambas
  • 1 Cebolleta pequeña
  • 2 Dientes de ajo
  • 1 trozo de Jengibre fresco de 2 cm.
  • 1 Chile rojo
  • 1 cucharadita de Maicena
  • 1 cucharada de Salsa de soja
  • 1 cucharada de Vinagre de arroz
  • 2 cs de Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 cucharada de Semillas de sésamo blanco
  1. 1.

    Coloca en un bol las gambas peladas y desvenadas. Parte en aritos en chile rojo e incorpóralo. Sazona con la salsa de soja y añade la maicena y mezcla bien para que impregne las gambas. Deja macerar durante al menos 10 o 15 minutos.

  2. 2.

    Mientras tanto, lava los espárragos trigueros y retira el extremo leñoso del tallo. Pártelos en trozos del tamaño de un bocado.

  3. 3.

    Pela la cebolleta y pícala en brunoise bien finita, es decir, en dados tan menudos como puedas. Pela el jengibre con la ayuda de un cuchillo puntilla o haciendo presión con el envés de una cucharilla y rállalo o pícalo bien menudo. Pela el ajo y pícalo también finito.

  4. 4.

    Calienta una cucharada de aceite de oliva en un wok a fuego vivo. Cuando tenga temperatura, incorpora la cebolleta, el ajo y el jengibre y saltea sin dejar de remover.


  5. 5.

    Incorpora los espárragos y sigue salteando a fuego vivo durante tres o cuatro minutos. En ese momento, retira el salteado a un plato aparte y reserva.

  6. 6.

    En el mismo wok, añade unas gotas más de aceite de oliva y vierte el bol de las gambas, dejando que se extiendan bien sobre la superficie del wok. Deja cocinar uno o dos minutos, hasta que las gambas comiencen a adquirir su característico color rosado.

  7. 7.

    En ese momento, vuelve a poner los espárragos y añade el vinagre y el vino blanco. Saltea en el wok, sin dejar de remover hasta que veas que la salsa comienza a tomar cuerpo. Prueba y rectifica de sal si fuera necesario, aunque como la soja es salada, es posible que no haga falta añadir sal extra.

  8. 8.

    Aparta del fuego y añade por encima las semillas de sésamo. Puedes acompañar este saltado con arroz blanco.