Sopa ahumada de patata
 / 
clock 01:00 | easyFácil | 4 COMENSALES

Sopa ahumada de patata

El cocinero Martín Berasategui nos propone aquí una receta un poco diferente a las clásicas sopas de patata. Y es que el chef, en lugar de cocerlas previamente, lo que hace es hornearlas ('enterradas' en sal) para conseguir un rico sabor asado. Luego tritura la pulpa de la patata con caldo de verduras y nata aromatizada con espinas de bacalao. ¿El resultado? Una receta que puede servirse tanto caliente como fría (mejor opción esta última, ahora que las altas temperaturas nos acompañan, como si fuera una 'Vichysoisse'). Anímate con esta sopa que Berasategui ha creado para la marca de patatas Meléndez, de la que es embajador de excepción.

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

El cocinero Martín Berasategui nos propone aquí una receta un poco diferente a las clásicas sopas de patata. Y es que el chef, en lugar de cocerlas previamente, lo que hace es hornearlas ('enterradas' en sal) para conseguir un rico sabor asado. Luego tritura la pulpa de la patata con caldo de verduras y nata aromatizada con espinas de bacalao. ¿El resultado? Una receta que puede servirse tanto caliente como fría (mejor opción esta última, ahora que las altas temperaturas nos acompañan, como si fuera una 'Vichysoisse'). Anímate con esta sopa que Berasategui ha creado para la marca de patatas Meléndez, de la que es embajador de excepción.

  • 1 litro de Nata líquida
  • 300 g de Espinas de bacalao ahumado
  • 1 kilogramo de Sal gruesa
  • 700 g de Patatas pequeñas
  • 1 litro de Caldo de verduras
  1. 1.

    Mezclar la mitad de la nata y las espinas de bacalao y poner a fuego bajo para que hierva muy suavemente y la nata reduzca muy poco a poco, hasta quedarse en unos 300 ml. aprox. Colar la mezcla y reservar la nata aromatizada. Reservar.

  2. 2.

    Precalentar el horno a 180ºC.

  3. 3.

    Colocar la sal en la base de una bandeja de horno y hundir en ella las patatas enteras y crudas con su piel, bien lavadas.

  4. 4.

    Introducirlas la bandeja en el horno y asar las patatas por espacio de unos 45 minutos o hasta que al pincharlas con un tenedor el filo entre sin dificultad. Sacarlas del horno y dejarlas templar sobre la encimera hasta que podamos manipularlas sin quemarnos.


  5. 5.

    Una a una, abrirlas en dos y con ayuda de una cuchara extraer la pulpa cocinada, que tamizaremos delicadamente a través de un colador de malla, para conseguir una pulpa de patata asada.

  6. 6.

    Calentar los 500 ml. de nata restantes y verterla en el vaso de una batidora junto a la pulpa de patata recién obtenida y los 300 ml. de nata reducida, aromatizada, que habíamos reservado.

  7. 7.

    Accionar la batidora a la máxima potencia y verter muy poco a poco el caldo de verduras caliente, para que la sopa se mezcle bien y quede bien cremosa y lisa.

  8. 8.

    Rectificar de sal y añadir más caldo si se prefiere una textura más líquida.

  9. 9.

    Servirla recién batida, en caliente, o si hace calor, también se puede servir en frío como si fuera una 'Vichysoisse'. Para ello ten en cuenta que el frío la hará espesar y que quizás tengamos que aligerarla un poco añadiendo caldo y dándole unos 'toques' con el brazo de una batidora para emulsionarla en el último minuto, justo antes de servirla. Puedes decorar con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y unas tiras jamón ibérico.