COCINA  /  RECETAS
Loading the player...
 / 
clock 40min | easyFácil

Torrijas tradicionales fáciles paso a paso

De origen humilde, este postre tradicional es la estrella de la Semana Santa

4 COMENSALES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

No hay Semana Santa sin torrijas. Y aunque es habitual y cada vez más frecuente añadirles algún ingrediente para hacerlas nuevas y divertidas, como la miel, el helado o incluso la trufa… a nosotros nos siguen encantando las torrijas tradicionales, las de toda la vida. Esta receta, que ha pasado de generación en generación, es una elaboración sencilla y con pocos ingredientes. En cada casa el resultado es distinto ya que cada maestrillo tiene su librillo y es resultado nunca es el mismo... Está claro que por mucho que lo intentemos, las torrijas no nos quedarán igual que a nuestras madres y abuelas pero aún así, seguiremos intentándolo. El origen de las torrijas, tal y como las conocemos ahora, es humilde y se remonta al Siglo XV cuando, elaboradas con miel y acompañadas de una copa de vino, se empleaban como alimento energético para las embarazadas y para recuperarse tras el parto. Quizá por la misma razón se convirtieron en un dulce y alimento de la Cuaresma para paliar las carencias energéticas que producía la abstinencia. Aunque, al ser un plato muy fácil de elaborar y sobre todo económico permitían darse el capricho de comer un dulce sin gastar prácticamente nada. Aquí tienes la receta que a nosotros nos gusta -las de toda la vida- paso a paso en vídeo para que no te pierdas nada.

  • 1 barra de Pan candeal (mejor del día anterior)
  • 1 litro de Leche entera
  • 200 g de Azúcar blanco
  • 1 unidad de Piel de naranja
  • 1 unidad de Piel de limón
  • 2 ud de Canela en rama
  • 2 ud de Huevo
  • 2 cs de Canela molida
  • Azúcar blanco para rebozar
  • Aceite de oliva
  1. 1.

    Lo primero que debes hacer es infusionar la leche para que coja todos los aromas y sabores de los cítricos, la canela y el azúcar. Para ello pon un cazo al fuego con la leche, la piel del limón, piel de naranja y las ramas de canela. Ten cuidado al pelar la naranja y el limón para no coger la parte blanca de la piel ya que amarga y nos estropearía nuestras torrijas.

  2. 2.

    Añade 100 gramos de azúcar y cocina sin que llegue a hervir removiendo continuamente para que se disuelva el azúcar. Puedes utilizar menos azúcar si quieres.

  3. 3.

    Una vez que la leche esté infusionada deja que se enfríe para que cuando remojes las rebanadas de pan no se rompa con el calor de la leche. Cuela la leche para quitarle las pieles de naranja y limón y la canela.

  4. 4.

    Corta la barra de pan en rebanadas y remójalas en la leche por ambos lados para que se empapen bien, si puedes dejarlo al menos media hora mucho mejor. Puedes utilizar el pan que más te guste o el que tengas a mano pero lo ideal es utilizar un pan del día anterior, si es candeal mejor porque tiene la miga más prieta.

  5. 5.

    Bate los huevos, echa abundante aceite de oliva en una sartén y calienta. El aceite de oliva le dará más sabor así que si lo prefieres utiliza aceite de girasol que es más neutro.

  6. 6.

    Pasa las rebanadas con cuidado para que no se rompan por huevo batido y fríe por los dos lados hasta que estén doradas.

  7. 7.

    Echa 100 gramos de azúcar en una fuente, 3 cucharadas soperas de canela en polvo y mezcla bien.

  8. 8.

    Reboza las torrijas en la mezcla de azúcar y canela.

  9. 9.

    Deja que reposen ¡y a disfrutárlas!

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.