Quiche de calabaza, queso feta y pesto
 / 
clock 50min | mediumMedia | 6 COMENSALES

Quiche de calabaza, queso feta y pesto

Vamos a elaborar una receta típica de la cocina francesa, la quiche que puede tener tantas variantes como nuestra imaginación quiera. A mí me gusta hacerla con masa quebrada (pasta brisa), y además es la manera de elaboración ortodoxa de la quiche, pero hay quien prefiere hacerla con hojaldre. Independientemente de la pasta que usemos, es una receta muy rica, entretenida de elaborar, y gusta a todo el mundo. ¡El éxito está asegurado!

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Vamos a elaborar una receta típica de la cocina francesa, la quiche que puede tener tantas variantes como nuestra imaginación quiera. A mí me gusta hacerla con masa quebrada (pasta brisa), y además es la manera de elaboración ortodoxa de la quiche, pero hay quien prefiere hacerla con hojaldre. Independientemente de la pasta que usemos, es una receta muy rica, entretenida de elaborar, y gusta a todo el mundo. ¡El éxito está asegurado!

  • 1 lámina de Masa quebrada (pasta brisa) o pasta brisa
  • 200 g de Calabaza moscada
  • 200 g de Queso feta
  • 1 unidad de Huevo
  • 50 ml de Nata para cocinar
  • 50 g de Albahaca fresca
  • 1 taza de Aceite de oliva virgen extra (pequeña)
  • 1 puñado de Piñones
  • 1 taza de Queso parmesano rallado
  • Rúcula
  • Pimienta negra
  • Sal
  1. 1.

    Poner medio litro de agua con una cucharada de sal a hervir.

  2. 2.

    Pelar la calabaza, cortar en cubos irregulares y cocerla en el agua durante 10 minutos a fuego medio. Una vez hervida depositar la calabaza en papel absorbente y reservar.

  3. 3.

    En un recipiente batir el huevo, añadir la nata y el queso cortado en dados de 1 a 2 centímetros. Salpimentar y remover.

  4. 4.

    Conectar el horno con calor arriba y abajo a 180 grados.


  5. 5.

    Extender la placa de masa quebrada en un recipiente rectangular cubriendo también los bordes del recipiente y meter en el horno solamente durante 5 minutos para que tome forma.

  6. 6.

    En una batidora, moler los piñones y las hojas de albahaca. Añadir el aceite y la taza de parmesano, y moler hasta obtener una pasta fluida.

  7. 7.

    Extender el pesto en la base de la masa quebrada.

  8. 8.

    A continuación añadir el huevo batido, la nata y el queso y añadir la calabaza encima de forma homogénea.

  9. 9.

    Hornear durante 25 minutos a 180 grados.
PRESENTACIÓN
  1. 1.

    Servir en una tabla de madera o en una fuente de estilo rústico, añadir piñones tostados y rúcula fresca por encima.