Alitas de pollo en tempura con un toque de limón
 / 
clock 01:15 | easyFácil | 4 COMENSALES

Alitas de pollo en tempura con un toque de limón

La tempura es una de las técnicas de cocina más fáciles que hay. Da como resultado un producto crujiente y de lo más apetecible. Hay que tener alguna precaución para llevarla a cabo, como utilizar agua helada en la masa, y mejor si se hace con harina específica de tempura, aunque no es imprescindible. Si la tamizas, conseguirás un mejor resultado. También se puede añadir o no huevo para darle un toque de color.

Alitas de pollo en tempura con un toque de limón

¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

La tempura es una de las técnicas de cocina más fáciles que hay. Da como resultado un producto crujiente y de lo más apetecible. Hay que tener alguna precaución para llevarla a cabo, como utilizar agua helada en la masa, y mejor si se hace con harina específica de tempura, aunque no es imprescindible. Si la tamizas, conseguirás un mejor resultado. También se puede añadir o no huevo para darle un toque de color.

  • 500 g de Alitas de pollo (sólo la parte del 'muslo')
  • 1 cucharadita de Ajo seco molido
  • 1 pizca de Jengibre seco en polvo
  • 1 botellín de Cerveza
  • 1 cucharada de Salsa ponzu
  • 1 unidad de Huevo
  • 1 unidad de Limón
  • 1 pizca de Pimentón picante
  • Harina de arroz
  • Agua helada
  • Aceite de oliva
  1. 1.

    Comenzamos empujando con el cuchillo hacia arriba la carne de la alita para que nos quede más libre la parte del hueso y poder comerlas directamente con la mano.

  2. 2.

    En un cuenco echamos la cerveza, el jengibre, la salsa ponzu y el ajo molido.

  3. 3.

    Incorporamos las alitas y las dejamos que se marinen durante 1 hora.

  4. 4.

    Preparamos la pasta de tempura con la harina de arroz, el huevo y agua muy fría.


  5. 5.

    Lavamos, secamos y rallamos la cáscara de limón sobre la pasta de tempura, a la que también añadimos una pizquita de pimentón picante.

  6. 6.

    Escurrimos las alitas de la marinada y las pasamos por la pasta de tempura.

  7. 7.

    Calentamos aceite en una sartén y freímos las alitas.

  8. 8.

    Cuando empiecen a dorarse, las sacamos y las escurrimos sobre papel absorbente.

  9. 9.

    Servimos las alitas con unos trocitos de limón.