Frutas y verduras de temporada para comerse septiembre a bocados

Frutas y verduras de temporada para comerse septiembre a bocados

Consumir alimentos de temporada es más sostenible, más saludable y mucho más económico ¡Incorpóralos a tu menú!

Por

Termina el verano y el mes de septiembre nos trae nuevas frutas y verduras que anuncian un cercano cambio de estación. Algunas frutas y verduras como la sandía, las fresas, las nectarinas, la col, el calabacín o el apio salen de su temporada para dar paso al pimiento, la espinaca y la judía verde. También es tiempo de la acelga, el puerro, la lechuga, la cebolla y la calabaza. Así como es el mes del higo, la granada, las frambuesas o el melocotón de Calanda. Es en septiembre cuando el melón está en su punto así como la pera ercolina, las berenjenas, las zanahorias o las uvas que estrenan temporada de vendimia. 

Todas estas frutas y verduras están en su mejor momento de consumo y, como siempre, te recomendamos que consumas productos de temporada. No es un capricho nuestro. Aunque durante todo el año podemos encontrar casi cualquier fruta o verdura debido al cultivo en invernaderos principalmemte, el consumo fuera de temporada afecta al sabor, a la textura, se nota en los nutrientes además de en el precio del producto - y según están las cosas, ahora mucho más - y en las consecuencias que todo esto tiene para la sostenibilidad de nuestro planeta. 

Si consumimos fruta o verdura en su momento óptimo de maduración, será más sabrosa que aquella que se madura en contenedores o en cámaras frigoríficas. Será más barata ya que no habrá que traerla de lejanos lugares de producción; será más local y favorecerá a los pequeños agricultores. Y sobre todo será más rica y más saludable y sostenible. 

Veamos que frutas y verduras comienzan su temporada este mes de septiembre y cómo podemos sacarle partido en la cocina.

Frutas de temporada en septiembre

Las frambuesas, moras e higos están en un momento estupendo de consumo. Las frambuesas son ideales para preparar postres o comerlas en crudo, son muy ricas en minerales (magnesio, calcio, hierro), vitamina C y antioxidantes y tienen muy pocas calorías. Las moras, además de ser un ingrediente presente en muchos postres, batidos, confituras o salsas para acompañar sobre todo platos de caza y carne, quesos o patés, etc, poseen un buen número de propiedades saludables. Suelen recolectarse al final del verano cuando tienen un color negro brillante que indica que están en su punto perfecto de maduración. 

No te pierdas: 9 recetas con higos que tienes que probar antes de que acabe el verano

VER GALERÍA

No te pierdas: Postres con sabor a frambuesa: fáciles, vistosos y totalmente irresistibles

Los higos, cuya temproada suele arrancar a finales de agosto y puede alargarse hasta octubre, son ricos en fibra, sus semillas tienen propiedades laxantes y facilitan la digestión. Además, este regalo de la naturaleza, está lleno de vitaminas, fibra y minerales como hierro, calcio, magnesio o potasio. Podemos tomarlos en fresco o secos. Son ideales como ingrediente de confituras y mermeladas, tartas, pasteles…También aportan muchos matices y contrastes de sabores en platos salados.

No te pierdas: 10 recetas que saben a mora: delicioso placer de temporada

Otra de las frutas que comienza su temporada es la granada, una de las frutas con más antioxidantes de nuestra frutería cuyo zumo, se dice, que tiene más poder antioxidante que el té verde o el vino. Además de en zumo, puedes comer sus granos en crudo, en ensalada o como ingrediente de algunos platos salados. Su textura compacta y crujiente y su acidez aportan unos toques muy interesantes a muchas recetas. 

VER RECETA

Aunque las encontrarás todo el año en las fruterías, es ahora cuando las manzanas y las peras, ambas son antioxidantes y tienen poder saciante por lo que son perfectas para consumir en crudo como tentempié en cualquier momento del día, aunque también dan mucho juego en la cocina como comprobarás en estas recetas.

No te pierdas: Con estos postres de manzana siempre acertarás

No te pierdas: Postres que son...¡la pera!

El melocotón y el melón, aunque parezca lo contrario y den la impresión de ser frutas más de verano es ahora cuando podemos encontrarlos con su punto de sabor y dulzor perfectos. Además de en crudo puedes darle color a tus platos utilizándolos en estas recetas tanto dulces como saladas.

No te pierdas: Sorprende con estas recetas dulces y saladas con melocotón

Es época de vendimia, y esta fruta resulta especialmente rica en esta época. Albillo, moscatel, aledo, villanueva, chelva… son algunas de las variedades de ‘uvas de mesa’ de las que disponemos en el mercado. Otra magnífica fuente de vitamina, fibra y antioxidantes y perfectas tanto en crudo como en recetas como esta tarta de uvas y praliné de nueces.

El tomate, que se debate entre si es fruta o verdura, es a final del verano cuando también encuentra su mejor momento. Es rico en licopeno, un potente antioxidante que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Crudo o cocinado es un ingrediente que no falta en nuestra mesa nunca.

No te pierdas: Así es el mejor tomate de España

VER RECETA

VERDURAS DE TEMPORADA EN SEPTIEMBRE

Alimentos como espinacas, acelgas, lechugas, endibias, las judías verdes… aunque podemos disfrutarlas todo el año, lo cierto es que muchas estas verduras nos ofrecen su mejor momento cuando los termómetros bajan. Son buena fuente de vitaminas, de fibra, antioxidantes… Además su aporte calórico es bajísimo. De modo que, para una alimentación saludable, no dudes en pintar tu dieta de verde con este tipo de alimentos.

Las judías verdes nos encantan porque son de las verduras más ricas en fibra, por lo que contribuyen a la saciedad y a la regulación del tránsito intestinal. 

6 buenas razones para incluir las judías verdes en tu dieta (¡y 6 recetas deliciosas!)

Las endibias, son ricas en vitaminas C, B y K, que contribuyen a reforzar el sistema inmunitario.

Por qué incluir las endivias en nuestra dieta

Las acelgas, aunque son poco populares y están muy infravaloradas en cocina, son ricas en fibra y antioxidantes, que son esenciales en la gestión de los niveles de azúcar en la sangre.

10 recetas originales con acelgas y muy sencillas de preparar

Las berenjenas, muy ricas en minerales como el potasio, magnesio, hierro, calcio o fósforo y en vitaminas A, B1, B2, C, son una de las verduras que más juego nos dan en la cocina, son súper versátiles y dan resultados deliciosos como puedes comprobar en estas recetas de berenjenas rellenas.  Si las comes con piel mejor que mejor. 

VER RECETA

La cebolla y el puerro -tiene efectos depurativos, diuréticos y contiene mucha fibra -; la zanahoria, los pimientos o los pepinos son verduras que podemos encontrar durante todo el año pero, es ahora cuando mejor están, lo notarás además de en su sabor, en su precio.

Recetas con pepino: bajo en calorías, hidratante y muy refrescante

Los pimientos están cargados de vitaminas y, concretamente, el pimiento rojo es el que más vitamina C contiene.

¿Conoces las variedades de pimiento más populares? Te las mostramos todas