Zorongollo: ¿te animas a preparar la ensalada que fascinó a doña Letizia y sus invitados?

Zorongollo: ¿te animas a preparar la ensalada que fascinó a doña Letizia y sus invitados?

Se trata de una receta típicamente extremeña, perfecta para los días más calurosos de verano

Por

Tal y como os hemos venido contando en Hola.com, la agenda de don Felipe y doña Letizia no ha dado tregua estos días con motivo de la cumbre de la OTAN. Los actos arrancaban el martes en el Palacio Real con una impresionante cena de gala, capitaneada por el chef Paco Roncero, y distintos eventos siguieron sucediéndose el día después, como la visita de la reina Letizia con sus invitados (las parejas de los líderes mundiales) al Palacio Real de La Granja de San Ildefonso y a la la Real Fábrica de Cristales de la Granja, en Segovia y siguió, ya de vuelta en Madrid, con una visita al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

La reina Letizia, junto a sus invitados, durante su visita el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Allí, además de contemplar la colección de la famosa pinacoteca, los ilustres visitantes pudieron disfrutar de un almuerzo, que, como os contábamos aquí, fue diseñado por Paradores, con un menú tan variado como apetecible. Y, entre todos esos ricos bocados, hemos querido detenernos en una receta, cuyo nombre no resulta familiar a todo el mundo: el zorongollo extremeño.

Lee también: Cocina extremeña: Migas de pan con chorizo y panceta

Lo que se esconde bajo este ‘sonoro’ término es una deliciosa ensalada de pimientos rojos y cebolla, típica de la cocina de Extremadura -a menudo también lleva huevo duro, tomate y ajo-, que resulta ideal para los meses más calurosos. Y viendo sus ingredientes y sencilla preparación nos ha entrado antojo de probarla. Si os pasa lo mismo aquí tenéis el paso a paso para elaborar un sabroso zorongollo.

Zorongollo, una receta típica de Extremadura

Cómo hacer zorongollo extremeño

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 tomates maduros
  • 2 pimientos rojos
  • 1 cebolla
  • 3 huevos
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil

 Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 200ºC.
  2. Lava los pimientos y los tomates, sécalos y colócalos en una bandeja de horno. Échales aceite de oliva restregándolo bien por cada pieza.
  3. Hornea 45 minutos a 200ºC y a los 25 minutos, dales la vuelta para que terminen de asarse por el otro lado.
  4. Pon agua en un cazo y cuando hierva, echa los huevos y cuece durante 10 minutos. Deja que se enfríen y pélalos.
  5. Pela y corta la cebolla en juliana. Pela y pica el ajo y pica también el perejil fresco.
  6. Cuando los pimientos y los tomates se hayan templado, quítales la piel, las semillas y el rabo.
  7. Corta en tiras los pimientos y pica los tomates.
  8. Mezcla los tomates con el ajo picado y un poco de sal.
  9. Sirve en una ensaladera los pimientos, los tomates con el ajo y la cebolla cortada en juliana.
  10. Incorpora los huevos duros picados, aliña con aceite de oliva y vinagre y espolvorea el perejil fresco picado.

Leer más: guía para hacer los pimientos asados perfectos

OTRAS ENSALADAS CON PIMIENTO

El pimiento, en cualquiera de sus variedades, es una verdura onmipresente en todas las cocinas y muy protagonista de las ensaladas. Te damos otras 3 recetas que lo llevan.

Paso a paso: ensalada de pepino y pimiento encurtidos

En este caso, encurtimos de forma casera el pimiento, junto a otros vegetales como pepino, zanahoria y cebolla. Los mezclamos en esta ensalada, con un punto inconfundible a vinagre.

VER RECETA

Paso a paso: ensalada de lentejas, pepino y pimiento

Utilizamos unas lentejas en conserva, ya cocidas, como base de esta ensalada, a la que agregraremos, además de pimiento, pepino, tomate y zanahoria, todos en crudo y muy picaditos.

VER RECETA

Paso a paso: ensalada de garbanzos, granada y pimientos asados

Y terminamos con otra opción que también incorpora pimiento, en este caso asado. Lo combinamos con garbanzos en conserva, granada, rúcula y cebolla roja.

VER RECETA

Lee también: Ensaladas de patata: fáciles, saludables… ¡y absolutamente irresistibles!