La miel en la cocina: propiedades, beneficios y usos culinarios

La miel en la cocina: propiedades, beneficios y usos culinarios

La miel es uno de los superalimentos más valiosos que tenemos y aunque España es el principal productor de miel en Europa, su consumo es bastante bajo. Veamos cómo utilizar este ingrediente en nuestro día a día y disfrutar de todas sus propiedades

Por

¿Sabías que España es el primer productor de miel de la Unión Europea, con cerca del 14% del total? Sin embargo, con apenas una media de 0,8 kilos por persona al año, nuestro consumo es de los más bajos, frente a los más de 2 kilos de otros países comunitarios. Para cambiar estos datos, divulga e informar sobre sus virtudes y bondades, ASEMIEL-ANIMPA, organización que engloba a los envasadores y comerciantes de miel española, ha puesto en marcha para los próximos 3 años la campaña 'Familias Mielenials'.

Rebeca Vázquez, secretaria general de ASEMIEL-ANIMPA, nos explica que con esta campaña proponen un reto para que "los niños y los jóvenes de todas las familias consuman miel en el desayuno durante 15 semanas, 1 día a la semana, evocando que se trata de un producto que seguro que tomaban sus abuelos y ahora toman sus padres. Según la Sociedad Española de Pediatría cuando a un niño le quieres inculcar un hábito de consumo, 15 repeticiones son las indicadas".

"El consumo de miel en España está a niveles muy bajos y queremos incrementar, a través de esta campaña, el grado de conocimiento sobre este producto, que es un edulcorante natural, beneficioso para el medio ambiente -la sostenibilidad y biodiversidad-, de gran importancia en el entorno rural y adecuado dentro de un estilo de vida activo y saludable. Además de que es un sector estratégico en Europa, que genera muchos empleos para jóvenes y mujeres", apunta Rebeca.

En la web www.desayunaconmiel.eu, hay disponible una planificación de 15 semanas para incorporar este edulcorante natural en la primera comida del día con vídeo recetas que darán ideas para que los españoles desayunen con miel.

¿Qué diferencias tiene la miel española con otras?

La miel de Europa destaca por su calidad, garantía de máxima seguridad alimentaria y trazabilidad. La miel más consumida en todo el mundo es la conocida como 'mil flores', pero en España, tenemos la suerte de tener mieles monoflorales, que "son únicas, muy apreciadas y están buenísimas". Se trata de las mieles de romero, azahar, lavanda, espliego..., que serían consideradas las mieles claras -más dulces-, y luego las de bosque, castaño, brezo o eucalipto, mieles oscuras, que son más amargas y con toques a regaliz. El color de la miel depende de la cantidad de minerales que tiene el néctar de la flor a la que ha ido la abeja, a más minerales, más oscura será la miel y a menos, más clara.

En nuestro país se producen 36.000 toneladas de miel, de las que 23.000 se exportan y también importamos 26.000, sobre todo de Argentina y Ucrania, porque el consumo español anual asciende a 60.000 toneladas, según datos de ASEMIEL-ANIMPA.

¿Qué nos aporta la miel a la salud?

Estamos ante un producto natural mínimamente procesado "rico en azúcares, pero naturales, y que además no tiene grasas saturadas, posee un contenido muy bajo en sal y es fuente de minerales y vitamina B6, que contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunológico y ayuda a disminuir la fatiga y el cansancio", nos recuerda Rebeca Vázquez.

Ayuda a combatir resfriados y dolores de garganta; favorece la curación de algunas enfermedades estomacales; tiene un suave poder laxante; su alto valor energético la convierte en 'combustible' perfecto para luchar contra los síntomas de agotamiento; ayuda a frenar la aparición de radicales libres responsables del envejecimiento cutáneo y ¡tiene infinidad de aplicaciones en cosmética!

¿Cómo se conserva la miel?

La miel tiene una fecha de consumo preferente que son 2 años desde que se envasa, pero eso no quiere decir que pasado ese tiempo se ponga mala "porque si la conservas en unas condiciones óptimas (frasco de cristal bien cerrado, lugar oscuro, seco y con cierta temperatura fresca) puede durar mucho más tiempo (hasta 15 ó 20 años). Esto se debe a que la miel como carbohidrato que es tiene mucho azúcar es que es un conservante natural y eso hace que tenga poca humedad –por eso cristaliza-".

Leer más: 'Tips' gastro: Esto es lo que (quizá) no estás haciendo bien con la miel

Receta de alitas de pollo con miel, soja y pimentón

¿Cómo incorporar la miel a la cocina?

Aunque la campaña de ASEMIEL-ANIMPA está enfocada al desayuno (para tomar con fruta, yogur, cereales, leche...), Rebeca nos recomienda la miel para incorporar la miel en la cocina de multitud de maneras. "La miel es una aliada culinaria desde siempre, fíjate el protagonismo que tiene por ejemplo en la repostería árabe... Y es que, además, cada tipo de miel se recomienda para una elaboración. Por ejemplo, la de romero que es menos dulce que otras, se usa mucho para recetas con pescados blancos, vinagretas, cordero…; la de bosque es ideal para adobos, escabeches, chutneys... y la mil flores tiene infinidad de aplicaciones".

Receta de albaricoques con miel y tomillo

Algunos trucos con miel en la cocina

  • Para hacer caramelo: deja calentar la miel en un cazo a fuego lento hasta que caramelice.
  • Para asados: mezcla con vino y pinta con el resultado y ayuda de una brocha hacia el final de su asado en el horno aves, cordero o cerdo.
  • Para hacer una salsa agridulce: pon miel en igual cantidad que vinagre o limón dentro de un cazo y calienta a fuego lento.
  • Para hacer una vinagreta: mezcla en un bol con una varilla 3 cucharadas de aceite, 1 cucharadita de mostaza y 1 cucharadita de miel.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.