La discreta vida de Bella, hija de Tom Cruise, en Londres alejada del glamour de sus apellidos

por hola.com

A pesar de que sus padres son dos de las estrellas más brillantes del firmamento de Hollywood, Bella Cruise ha llevado siempre una vida discreta, ajena a la expectación que despierta su familia. Su boda ha seguido la misma línea, de hecho no acudió a esta ninguno de sus progenitores ni su hermano, se dice para evitar la excesiva atención de los medios. Ahora ha sido la elección que ha hecho de la zona en la que residir con su marido la que ha vuelto a dejar constancia de lo alejada que está Bella del boato de la meca del cine.

VER GALERÍA

Ya hace algunos años que se había mudado a Londres desde Los Ángeles, donde residió con su padre una temporada tras la separación de los actores, y es allí donde desarrolla su trabajo como maquilladora y donde comenzará su vida de casada. La pareja se ha establecido, así informa Woman’s Day, en la tranquila localidad de Croydon, a unos 15 kilómetros al sur de la capital, un lugar en el que abundan las familias trabajadoras, que tiene una amplia oferta comercial y cultural, y se ha convertido en un atractivo centro de negocios. Cuenta además con una vecina ilustre: la modelo Kate Moss.

Isabella, la hija de Nicole Kidman y Tom Cruise, se casa ¿sin la compañía de sus padres?

Nicole Kidman se sincera: los detalles más románticos de su matrimonio y la relación con sus hijos mayores

Es en esta zona en la que reside la familia de su marido, el consultor Max Parker –su padre es piloto de pruebas del aeropuerto de Gatwick y su madre trabaja como restauradora de antigüedades-. Una zona tranquila que no tendría que ver con las mansiones en las que vivió cuando era niña y que, según se ha dicho, no sería del agrado de su madre Nicole Kidman, que precisamente está en Londres participando en el montaje teatral Photograph 51.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie