gwyneth-paltrow-ayuno

Ayuno intuitivo: ¿deberías probar el método de Gwyneth Paltrow?

Las expertas nos explican en qué consiste esta forma de alimentación basada en escuchar a tu cuerpo y no forzarte a seguir los horarios de comidas establecidos

por Amaia León

Que las celebrities pongan de moda dietas -sanas y no tanto- es algo que llevamos años viviendo: el ejemplo del ayuno intermitente, con Elsa Pataky, Scarlett Johansson y Gisele Bündchen, entre otras, como embajadoras, es el más claro de los últimos tiempos. Pero la influencia que tienen actrices y modelos cuando promueven un tipo de alimentación concreto a menudo hace saltar las alarmas de los expertos, y Gywneth Paltrow ha sido la última en provocar la reacción de médicos y dietistas. La intérprete explicaba en su página web, Goop, el método que siguió para curarse de las secuelas de la Covid, ayuno intuitivo, reabriendo el debate de si es adecuado "comer solo cuando tenemos hambre" o es preferible seguir unos horarios fijos, como se ha dicho durante décadas. Esto es lo que opinan las especialistas en alimentación.

- La dieta inversa o cómo adelgazar de forma definitiva y sin 'efecto yoyó'

El ayuno intermitente del que tantísimo se ha hablado últimamente -y sobre el que todavía queda mucho por investigar- consiste en establecer unos periodos de alimentación -habitualmente 8 horas- y restringir la comida el resto del día. Este método que se ha posicionado como la "no dieta" más buscada se fundamenta, por lo tanto, en unos horarios muy concretos; justo lo contrario que defiende el ayuno intuitivo, que realmente se trata de comer cuando tu cuerpo lo necesite, escuchándolo de forma natural, según nos explica la nutricionista Carla Zaplana, autora del libro Ayuno intermitente saludable (Editorial Diana).

"Los animales cuando no se encuentran bien, no comen, y solo lo hacen cuando tienen hambre. Nosotros también somos animales y tenemos las hormonas del hambre -leptina y ghrelina- que regulan el estímulo de tener hambre y la saciedad. Tenemos que darles a estas hormonas espacio para que actúen y manden esas señales al cerebro. Establecer unos horarios para comer es algo que nos hemos inventado los humanos para tener un orden, para adaptarlos a otros horarios de nuestro día a día, como el trabajo o el colegio", opina, siguiendo una línea -alinearnos con nuestra biología- de la que nos hablaba Beatriz Larrea, experta en belleza holística, en esta entrevista sobre "ayuno intermitente circadiano".

"El ayuno intermitente circadiano consiste en adaptarse a los ritmos circadianos que lleva tu cuerpo que se regulan con los patrones de luz y oscuridad. Es decir, ayunar de noche y comer de día; a lo que estamos diseñados como especie", afirmaba Larrea, mientras que Zaplana cuenta que "realmente tendríamos que comer cuando tenemos hambre. El cuerpo pide cuando necesita, siempre que esté en un estado saludable". Y precisamente aquí está el debate: ¿es el ayuno intuitivo recomendable para todo el mundo?

- Las peores dietas del año y por qué no deberías seguirlas en 2021

¿Debería probar el ayuno intutivo?

Aunque a priori parece una forma de ayuno muy fácil y saludable, es recomendable hacerlo siguiendo las indicaciones de un profesional y, sobre todo, evitarlo -este y cualquier ayuno- en el caso de sufrir diabetes, trastornos alimenticios u otras patalogías que puedan empeorar. Sin embargo, hay ciertas personas que lo hacen de forma natural e incosciente, por ejemplo, aquellas que no desayunan hasta las 11 o 12 de la mañana, incluso más tarde, ya que, al levantarse no sienten hambre. Si la noche anterior cenaron hacia las 21 horas, esto sería ya una forma de ayuno intutivo porque "estarían escuchando a su cuerpo", explica Zaplana. "Igual que hay días que no te apetece cenar porque quizá comiste abundante a mediodía o has merendado. Si es así, no te fuerces a cenar, no hay que forzar la máquina y menos cuando hablamos de las horas más cercanas a la noche, cuando el cuerpo necesita más descanso y menos cantidad de comida", afirma la experta.

Si no eres de ese tipo de personas pero quieres probar el ayuno intuitivo -siempre que estés sana-, lo adecuado sería hacerlo de forma progresiva. "El cuerpo se acostumbra a todo, pero lo importante es hacerlo sin sufrir, sin pasar hambre o sentirse cansada, sin tener problemas menstruales...", aconseja Zaplana. Coincide con ella la doctora Mar Mira, médico estético, nutricionista y codirectora de la Clínica Mira+Cueto, quien afirma que "en el caso de que tengamos un peso normal y no haya patologías de base, no pasaría nada por no comer a una determinada hora si no tenemos hambre. Eso sí, si lo hacemos en búsqueda de perder peso o si luego nos entra un hambre atroz que hace que comamos dándonos un atracón de alimentos procesados o no priorizando comida saludable, no sería nada aconsejable". 

Se trata, por lo tanto, de una forma de comer que requiere conocernos personalmente y también conocer qué alimentos son saludables, ya que si, por ejemplo, sentimos que nuestro cuerpo "nos pide" alimentos poco saludables, tal vez estaríamos confundiendo nuestra intuición con el hambre emocional, un problema que lleva a tratar de solucionar la ansiedad, el estrés o la tristeza recurriendo a la comida (generalmente poco sana). En ese caso, debería solucionarse previamente para poder reconectar después con tu hambre real y, entonces sí, aprovechar la alimentación intuitiva, que es lo que realmente recomiendan las expertas.

"Se ha visto que la alimentación intuitiva (que no el ayuno) puede tener beneficios a nivel psicológico y de percepción de nuestra imagen corporal, así que en cierto modo, sería un método protector para no desarrollar trastornos de la alimentación en sujetos sanos", afirma la doctora Mira. Un beneficio que obtendremos siempre que estemos sanos... y que parece tener muy poco que ver con curarse de problemas como las secuelas de la Covid para las que, según dice, lo utilizó Gwyneth Paltrow.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie